El saludo entre Barack Obama y Raúl Castro: Las preguntas que faltan (+ video)


Iroel Sánchez

Raul Castro-Obama-El Pais.Prácticamente todos los medios de comunicación del mundo se han hecho eco del saludo entre el presidente estadounidense, Barack Obama, y el líder cubano Raúl Castro en el funeral de Nelson Mandela. Algunos se han remitido al saludo casual entre Fidel y Bill Clinton durante la Cumbre del Milenio del año 200o en la ONU, pero esta vez no ha habido casualidad y sin embargo los medios no han hecho las preguntas pertinentes y mucho menos han buscado las respuestas correctas.

¿Por qué el presidente de Cuba ocupó un lugar tan prominente en la ceremonia, ya que entre las más de cien importantes personalidades extranjeras presentes sólo hablaron seis: potencias o grandes economías como Estados Unidos, China,  la India y Brasil y el vecino más ligado históricamente a Sudáfrica, Namibia?

¿Por qué estaba Raúl Castro ubicado exactamente frente al lugar por el que entró el presidente Obama, de modo que era inevitable un encuentro entre ambos?

¿Por qué el presidente de Estados Unidos, que en otros escenarios se ha negado a aceptar la presencia del líder cubano, no pudo hacerlo esta vez, ni tampoco logró evitar la preminencia otorgada  al presidente de Cuba?

Una cuarta pregunta que sí ha intentado responder alguna prensa: ¿Qué consecuencias, si las tiene, traerá lo ocurrido en las relaciones entre ambos países?

Para comenzar a responder hay que remitirse al apoyo prolongado y decisivo de Cuba a la lucha contra el Apartheid y por la liberación de los pueblos africanos del colonialismo. El propio Nelson Mandela resumió así los orígenes de la relación de Cuba con el Congreso Nacional Africano (ANC):

“¿Dónde hay un país que haya solicitado la ayuda de Cuba y que le haya sido negada? ¿Cuántos países amenazados por el imperialismo o que luchan por su liberación nacional han podido contar con el apoyo de Cuba? Debo decir que cuando quisimos alzarnos en armas nos acercamos a numerosos gobiernos occidentales en busca de ayuda y solo obtuvimos audiencia con ministros de muy bajo rango. Cuando visitamos Cuba fuimos recibidos por los más altos funcionarios, quienes de inmediato nos ofrecieron todo lo que queríamos y necesitábamos. Esa fue nuestra primera experiencia con el internacionalismo de Cuba”.

El líder al que se honró en el estadio de Soweto estableció claramente la relación entre la victoria de las tropas cubanas en la batalla de Cuito Cuanavale y el fin del Apartheid en Sudáfrica:

“¡La decisiva derrota de las fuerzas agresoras del apartheid destruyó el mito de la invencibilidad del opresor blanco! ¡La derrota del ejército del apartheid sirvió de inspiración al pueblo combatiente de Sudáfrica! ¡Sin la derrota infligida en Cuito Cuanavale nuestras organizaciones no habrían sido legalizadas! ¡La derrota del ejército racista en Cuito Cuanavale hizo posible que hoy yo pueda estar aquí con ustedes! ¡Cuito Cuanavale marca un hito en la historia de la lucha por la liberación del África austral! ¡Cuito Cuanavale marca el viraje en la lucha para librar al continente y a nuestro país del azote del apartheid! La decisiva derrota infligida en Cuito Cuanavale alteró la correlación de fuerzas en la región y redujo considerablemente la capacidad del régimen de Pretoria de desestabilizar a sus vecinos. Este hecho, conjuntamente con la lucha de nuestro pueblo dentro del país, fue crucial para hacer entender a Pretoria que tenía que sentarse a la mesa de negociaciones”.

Por esa razón, el presidente de Cuba fue el orador que cerró el homenaje internacional a Nelson Mandela. Raúl Castro fue presentado por la coordinadora nacional del ANC, Bapela Mbete, que como reseña el diario Granma: “al invitar al Presidente cubano a hacer uso de la palabra, recordó, visiblemente emocionada, que representaba al país que había contribuido a liberar a Sudáfrica; al país vencedor en la batalla de Cuito Cuanavale, que tanto impacto tuvo para la lucha contra el apartheid”. Las palabras de Mbete, como las referencias de Mandela a Cuba, que permitirían entender el por qué del papel de Raúl Castro en la ceremonia, han sido absolutamente silenciadas por los grandes medios de comunicación pero Obama tuvo que escucharlas, al igual que las pronunciadas en el mismo sentido por el vicepresidente del ANC, Ciryl Ramaphosa, al concluir el discurso de Raúl .

Tomando en cuenta esa historia y la gratitud de Mandela hacia Cuba, expresada particularmente en su amistad con Fidel, los organizadores del acto decidieron otorgar al presidente cubano un espacio de honor. E hicieron más, colocaron a Raúl Castro en un lugar en que al presidente de Estados Unidos le era inevitable encontrarlo de frente al entrar al escenario. Como es obvio, el gobierno estadounidense conoció con anterioridad el protocolo del homenaje y no tuvo más remedio que aceptarlo.

Sudáfrica no es Colombia, el país en que se organizó la más reciente Cumbre de las Américas, al que EE.UU. impuso la exclusión de Cuba de ese cónclave, ni tampoco es Panamá, la sede del próximo evento de ese tipo en 2015. La nación refundada por Mandela pertenece al mundo nuevo que obligó a Barack Obama a replantearse su decisión de invadir Siria y el presidente norteamericano no está en condiciones de imponerle protocolos, negarle invitados o cancelarle oradores, un escenario al que deberá adaparse EE.UU. de manera creciente en buena parte del planeta. Su cambio del guerrerismo bushista hacia el soft power obamista es un intento de responder a esa necesidad, aunque Obama preserve  su papel de tribunal y verdugo en las ejecuciones que ordena a través de los drones.

Respondiendo a esa realidad, en el funeral de Mandela, Obama acató lo que los sudafricanos organizaron, no tenía otro camino para aprovechar ese escenario y lanzar su discurso demagógico. Tampoco podía negarse a saludar al líder cubano en un contexto como ese, sería una torpeza colosal que mancharía el homenaje en contradicción con el legado de Nelson Mandela que el presidente norteamericano trata de mostrar como propio. De algún modo, el Secretario de Estado John Kerry, lo reconoció ante la congresista cubanoamericana Ileana Ross Lehtinen que lo increpó durante una audiencia legislativa en el Capitolio de Washington: “Hoy era un día para homenajear a Nelson Mandela. El presidente estuvo en un funeral internacional y no eligió quién asistía”.

El gobierno de Estados Unidos está cada vez más cuestionado por su cerco contra Cuba, lo sucedido en Soweto es una gota en un vaso cada vez más lleno y empuja en la dirección del cambio. El ex canciller británico David Owen, interrogado al respecto por la BBC, expresó: “Esto abre el camino para que mejoren las relaciones entre ambos, algo que se necesita desde hace mucho tiempo”.

Y sí, si el gobierno de Barack Obama quisiera aparentar un mínimo de coherencia con el legado de Nelson Mandela, aprovecharía la positiva acogida mundial de este encuentro para avanzar en la relación con Cuba. Lo ocurrido este diez de diciembre se inscribe en el reclamo universal para que Estados Unidos cambie su política hacia la Isla. El propio Obama y su Secretario de Estado reconocieron semanas atrás el carácter obsoleto de la misma, incluso para cumplir los objetivos de “cambio de régimen” que Washington preconiza desde hace más de cinco décadas hacia la Isla y que este gobierno continúa enarbolando. La repercusión  de este saludo guarda estrecha relación con eso y si no fuera así, una representante de los interesados en mantener el status quo con Cuba, como Ros-Lehtinen, no hubiera reaccionado del modo en que lo hizo.

La mayoría de los oradores extranjeros en el funeral de Nelson Mandela representaban grandes potencias, Cuba es la potencia moral que Estados Unidos no ha logrado doblegar. Su política exterior de principios es una de las causas por la que Washington se ha empeñado en derrocar la Revolución de Fidel y Raúl Castro, y es también la que ha hecho posible un escenario en que el jefe del imperio se incline -a los ojos del mundo- ante el presidente de una Isla con once millones de habitantes cuya economía bloquea y cuyo gobierno intenta derrocar. Demasiado subversivo para que el periodismo de superficie que se practica en los grandes medios, ese que no se hace preguntas, intente  buscar respuestas. (Publicado en CubAhora)

Artículos relacionados:

About these ads

Acerca de Iroel Sánchez

(Santa Clara, Cuba, 1964) . Editor del blog "La pupila insomne".
Esta entrada fue publicada en Cuba, Estados Unidos, Fidel, Iroel Sánchez, Latinoamérica, Mentiras y medios y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

29 respuestas a El saludo entre Barack Obama y Raúl Castro: Las preguntas que faltan (+ video)

  1. Miguel A. dijo:

    Muy bueno, oportuno y acertado tu análisis Iroel. Solo me permito hacerte una acotación, cuando dices que: “… La repercusión de este saludo guarda estrecha relación con eso y si no fuera así, una representante de los interesados en mantener el status quo con Cuba, como Ros-Lehtinen, no hubiera reaccionado del modo en que lo hizo….”. Para ver si hay un cambio en la política de los EEUU hacia Cuba, deberemos fijarnos en otras cosas; los ultrareaccionarios y trogloditas como esa señora les parecerá mal cualquier gesto, por intrancendente que sea, que aparente una normalización de las relaciones con Cuba. Así pues, sus reacciones solo nos indican que siguen tan tarados como siempre.
    Por lo demás, te felicito nuevamente.
    Salidos,
    Miguel A.

  2. Gregorio dijo:

    perfecto!

  3. RAMON ESPINO dijo:

    ¡Raúl en ningún momento volvió a Obama comunista!   ( 1 ) El funeral de Mandela tradujo el cerco a adversarios y forjó entre mandatarios una contundente escuela. El mundo admiró la estela demócrata y pacifista. Sólo aquél anticastrista gritó en Florida, doliente, que Raúl, el Presidente, volvió a Obama comunista.   ( 2 ) El antisocial perjuro convierte el odio en pelea. ¡Obama admiró a Correa, a Hugo Chávez y a Maduro! Con la amistad cae el muro pues la libertad es lista. Lo afirmo, soy progresista y a la humanidad no miento: ¡Raúl en ningún momento volvió a Obama comunista!   Ramón Espino Valdés El Leoncito de Las Tunas Cuba/México.

  4. domezzzz dijo:

    Sin palabras…

    ¡¡Viva la Revolución Cubana carajo !!!

  5. Omar dijo:

    ¿Por qué en la prensa plana en Cuba no se ha escrito nada sobre este saludo?

  6. Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Cuba, como lo fue Nelson Mandela y como lo es Fidel Castro Ruz, es una potencia entre las más grandes y reconocidas del mundo, solo que las armas de Cuba son la dignidad, la verdad y el corage de su pueblo. Hemos padecido de ultrajes, hemos sufrido bejámenes, hemos padecido tiranías, pero el Primero de Enero de 1959 nos liberamos para siempre y ahora habría que someternos por la fuerza desmedida del imperio mundial, matar a todos los que resisten y obtener nuestras tierras anegadas en sangre y estar dispuesto a perecer en la contienda para convertirnos en esclavos.

    Nuestra estirpe es en primer lugar humana, de sentimientos, de idalguía, de temperamento y convicción y así será por los siglos venideros, porque se forma en Cuba una cutura de todos y aspiramos a unirnos hasta que en este mundo seamos un solo pueblo, una sola raza y terminemos con la prehistoria universal y comencemos a formar el hombre nuevo, la raza única con el espíritud de la integración, el perdón y la cultura que nos une al mundo como una sola raza. Ya persibimos los primeros síntomas, ya hay señales de ese hombre que está cada día más haciendo su aparición y vendrá lleno de luz y será un verdadero miladro hecho fuerza y razón por lo que somos hoy y por lo que seremos mañana.

    No se trata de aceptarnos por aceptarnos, se trata de que hemos sido firmes y se han radicalizado los escenarios, y han cambiado en cierta forma los líderes mundiales.

  7. tirso acevedo dijo:

    Sin comentarios , viva Cuba

  8. Juan Alfonso Fernández González dijo:

    Como siempre muy oportuno tu artículo.
    En una entrevista de ayer, publicada en el sitio Democracy Now!

    http://www.democracynow.org/2013/12/11/the_secret_history_of_how_cuba

    el historiador Piero Gleijeses brinda una información que puede responder una de tus preguntas: ¿Por qué el presidente de Cuba ocupó un lugar tan prominente en la ceremonia?
    La entrevistadora preguntó a Gleijeses que aspectos le han impresionado más sobre la participación de Cuba en Angola, a lo que el historiador respondió:
    Primero, el respeto con que los jefes y soldados cubanos trataron al gobierno y pueblo angolanos.
    Y segundo, el hecho, que contrariamente a lo que ha divulgado la prensa internacional, la decisión de acudir en ayuda del gobierno de Angola fue una decisión tomada exclusivamente por el gobierno de Cuba.
    Ante este hecho, Gleijeses señala que Henry Kissinger en sus memorias reconoce que se equivocó cuando él aseguraba que Cuba había participado a instancias de la Unión Soviética.
    Pero aún más sorprendente -que reconocer este error- es cuando Kissinger al preguntarse entonces ¿Por qué Cuba hizo ese esfuerzo extraordinario?, el mismo se responde al escribir en sus memoria que eso ocurrió porque “Fidel Castro era probablemente el lider revolucionario más genuino que entonces estaba en el poder”

    • Gracias, Juan.
      Piero como siempre es muy preciso y con datos demoledores

    • domezzzz dijo:

      Excelente e inédito documento el de democracy now que Ud. proporcionó, Don Fernández.
      Y como ya le expresara a Iroel de su blog y de otros enjundiosos estudiosos que han realizado aportes, me encontré documentación de primer nivel y con datos muy precisos, desconocidos por el Uruguay, algo intuidos tal vez, por los huecos en que los hechos reales transitan, abonados por los valores que sus constructores han tenido en su derrotero, haciendo por eso mismo que los apoyáramos fielmente en el caso de Cuba -y no por seguidismo o “ejercicio forzado” según improperian los sátrapas-, dejan pendientes ventanas para que ojos más avizores y atentos, atisben y nos descubran los mismos, como ejercicio imperioso de y por la verdad en la larga marcha de los pueblos.
      Saludos desde el Uruguay, con Cuba en el corazón, por siempre!!

  9. Fernando dijo:

    Muy buen artículo Iroel. Estoy de acuerdo con Miguel A., del gobierno norteamericano no te puedes fiar “ni un tantico así”. Son más falsos que un dolar de madera.
    Un cordial saludo.

  10. Petisa Comunicadora dijo:

    Reblogueó esto en Mi sitio.

  11. anibal dijo:

    Este comentario lo copié del Blog “Segunda Cita”, es del excepcional trovador, intelectual y combatiente cubano Silvio Rodriguez. Me parece tan importante la opinión de Silvio que quería compartirla con todos, es que, en buen cubano, “te quedaste vacío” compadre y lo mejor es que, en la vida real, nunca te quedas vacío, siempre te renuevas. Haces justicia y de la buena con este artículo. Un abrazo

    Silvio dijo…

    Doris, excelente el análisis de Iroel al encuentro de Obama con Raúl.
    12 de diciembre de 2013 11:10

  12. Gilberto Arias dijo:

    Excelente arti’culo lroel.
    Saludos

  13. Antonio dijo:

    Por grandes verdades como las expuestas, y por los cómplices silencios de los aparatos de transmisión ideológica del capitalismo en difundirlas, es por lo que “amamos” cada día un poco más a la Revolución Cubana. !Ole tus cojones, Iroel¡
    Saludos Fidelistas desde Huelva (Andalucía)

  14. fernando dijo:

    Encantadora expresión la de Antonio. Ja! Yo también digo: Ole!!!!!

  15. GONZALO SABINA RODRIGUEZ dijo:

    Perfecto el analisis como siempre Iroel. Gracias. Para mi es muy significativo el lenguaje gestual. La pequenha pero evidente genuflexion de obama cuando le da la mano a raul, y la dignisima postura de raul en ese momento: dice muchas cosas. Lo comparto

  16. Saludos Compañeros,

    El Presidente Obama en su discurso en el servicio de recordación a Nelson Mandela dijo que debemos todos preguntarnos, ¿a qué nivel estamos aplicando las lecciones de Mandela?

    Los hechos de que el gobierno de Estados Unidos no ha excarcelado al prisionero político puertorriqueños Oscar López Rivera y no tampoco ha descolonizado a Puerto Rico demuestran que Obama no está aplicando para nada sus lecciones. Cuan fácil es ver las fallas de otros y no ver las de uno.

    ¡De todos modos, Mandela nos enseñó que juntos podemos hacer milagros!

    José
    http://www.TodosUnidosDescolonizarPR.blogspot.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s