Banderas cubanas y fotos del Ché para El País


Iroel Sánchez

La entrevista a Yaquelín Lugo en El País

Cuando la llamada  “crisis de los balseros”, en 1994, las imágenes de quienes salían de Cuba eran para muchos la prueba de que se aproximaba el fin de la Revolución, una vez más sólo le quedaban horas. El presidente norteamericano Billl Clinton decidió recluir a todos los balseros en la base que ocupan ilegalmente los Estados Unidos en Guantánamo, convertida luego por Bush en campo de torturas. Entonces ocurrió un horrible atentado en Oklahoma. Los cubanos que permanecían en la base -esperando ser admitidos en Estados Unidos- como un acto para tratar de ganar a la opinión pública, plantearon que ellos estaban dispuestos a donar sangre para las víctimas. Ningún medio de prensa se preguntó entonces dónde aprendieron esos “opositores” a ser solidarios ante un desastre y ofrecer su sangre en gesto humanitario.

La anécdota vino a mi memoria al leer una entrevista publicada por el diario español El País con el título “Está escrito, me vuelvo a Cuba” y el bajante “El paro se ha disparado hasta los 4,6 millones de personas, casi el 20% de la población. Es el gran lastre de la economía española”. Sigue leyendo