Banderas cubanas y fotos del Ché para El País


Iroel Sánchez

La entrevista a Yaquelín Lugo en El País

Cuando la llamada  “crisis de los balseros”, en 1994, las imágenes de quienes salían de Cuba eran para muchos la prueba de que se aproximaba el fin de la Revolución, una vez más sólo le quedaban horas. El presidente norteamericano Billl Clinton decidió recluir a todos los balseros en la base que ocupan ilegalmente los Estados Unidos en Guantánamo, convertida luego por Bush en campo de torturas. Entonces ocurrió un horrible atentado en Oklahoma. Los cubanos que permanecían en la base -esperando ser admitidos en Estados Unidos- como un acto para tratar de ganar a la opinión pública, plantearon que ellos estaban dispuestos a donar sangre para las víctimas. Ningún medio de prensa se preguntó entonces dónde aprendieron esos “opositores” a ser solidarios ante un desastre y ofrecer su sangre en gesto humanitario.

La anécdota vino a mi memoria al leer una entrevista publicada por el diario español El País con el título “Está escrito, me vuelvo a Cuba” y el bajante “El paro se ha disparado hasta los 4,6 millones de personas, casi el 20% de la población. Es el gran lastre de la economía española”.

Más allá del testimonio de las afectaciones que sufren Yaquelín Lugo y su esposo por la crisis económica, el periódico nos cuenta que Yaquelín  “organizó el primer comité sindical en el supermercado donde trabajaba”.

“La empresa se agarró a la crisis -alegó una caída de ventas de un 30%-, para no renovarle el contrato, pero ella recurrió a la Magistratura de Trabajo, ganó el juicio, y recuperó su puesto. Esta vez con horas libres para atender asuntos sindicales. Aunque ha descendido la conflictividad laboral. “La gente está muy quieta. Hay mucho miedo a perder el trabajo”.

“Yaquelín tiene su propia opinión sobre lo que ocurre. “Solo hay crisis para los parados y para las pequeñas y medianas empresas. A las grandes les va mejor que nunca”.

El diario madrileño no nos dice en qué lugar aprendió la “cubana combativa donde las haya” a organizar un sindicato,  reclamar sus derechos y exigir ser tratada con justicia, dónde a construir y argumentar una “opinión propia” sobre lo que ocurre a su alrededor y acudir a un tribunal. No puede haber sido en esa Cuba, a la que el cotidiano del grupo PRISA reclama constantemente un estado derecho, juicios justos y libertad de expresión. Pero nuestra mayor sorpresa llega al final de la entrevista cuando Yaquelín denuncia que:

“Hace poco me rompieron un cristal donde había pegado una bandera de Cuba con una foto del Che, se ve que no le gustó a alguien y lanzó un zapato, o una piedra, no sé”, dice con gesto de desprecio. Si no fuera porque su marido tiene familia aquí, y una hija de otro matrimonio, seguro que ya estarían en Cuba de regreso. “Pero sé de todas todas que yo le convenzo”.

Y ahí termina todo, el periódico –tan preocupado siempre por la tolerancia y la democracia en Cuba–  no se molesta ni emite juicio alguno por la actitud antidemocrática e intolerante  hacia dos símbolos sagrados, no sólo para los cubanos sino para muchos millones de personas en el mundo.

Por eso les tengo una propuesta. En lo que Yaquelín lucha por lograr su objetivo de regresar a  Cuba, enviemos a la redacción de El País banderas cubanas y fotos del Ché para que se las hagan llegar. Si son muchas, no importa, que las repartan entre sus redactores, varios de ellos admiran a Cuba y al Ché; ya en octubre de 2007 cuando un editorial del periódico calificó al Guerrillero Heroico de asesino, los redactores obligaron a la dirección a publicar una aclaración diciendo que no compartían semejante barbaridad. ¿Ustedes se imaginan? ¡¡¡Las oficinas de El País con banderas cubanas y fotos del Ché!!!, porque allí, tan plurales y respetuosos de la libertad  de expresión no van a hacer como el salvaje que rompió el cristal de Yaquelín, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .