La estafa a Djavan en Miami


Iroel Sánchez
Anuncio del Concierto de Djavan en Miami New Times

Promoción del concierto de Djavan en el Miami New Times, donde a diferencia de en El Nuevo Herald, se habla de música

El cantautor brasileño Djavan llegó  a Miami y de inmediato acudió a pagar su peaje en El Nuevo Herald. Según el diario del Sur de la Florida, el conocido músico le concedió una “entrevista exclusiva” en la que todas sus expresiones son ataques a la Revolución Cubana y su líder Fidel Castro.

Afirmaciones que ya no se sostienen ni en la propia Miami, como que “El pueblo cubano sufre mucho porque todo está en manos de una familia”, han sido lanzadas por Djavan en una obvia operación de marketing para promover su concierto allí. Lamentablemente, el brasileño se quedó leyendo las mentiras que la revista Forbes publicara sobre Fidel hace algunos años y ha querido reciclarlas pensando que con ello sería bien recibido en  la Florida.

Pero la ignorancia no se detiene ahí, para apoyar sus ataques, Djavan ha citado a Nelson Mandela, un cercano amigo de Fidel y la Revolución Cubana y ha dicho que Pablo Milanés no puede expresarse en la Isla. Mandela, en una conferencia de prensa acompañado nada menos que del presidente Bill Clinton tuvo el valor de decir: “Fidel Castro es uno de mis grandes amigos. Me encuentro orgulloso de encontrarme entre aquellos que apoyan el derecho de los cubanos a elegir su propio destino”. En cuanto a Pablo Milanés, casualmente se acaba de dar a conocer una nueva gira suya por toda Cuba, organizada con el apoyo del Instituto Cubano de la Música, una institución del gobierno isleño.

Evidentemente, la operación estuvo  un poco mal ubicada en tiempo y espacio, y quien recomendó a Djavan hacer las citadas declaraciones lo ha estafado.  El apresurado propagandista de sí mismo no sólo manifiesta su desconocimento de Cuba, ignora también  que aún cuando no ha cesado la intolerancia, Miami ha cambiado y varios artistas de la Isla se presentan en la ciudad floridana sin necesidad de sumarse al estridente coro de la propaganda anticubana. En cambio, a él le interesa tanto la política que se ha ido a Estados Unidos justo cuando en su país se realizan unas decisivas elecciones en que, como ha denunciado el presidente Lula, la prensa actúa como un partido político en contra de los que aspiran a mejores condiciones de vida para su pueblo.

Si quiere hablar de libertad de expresión y oponerse a todo tipo de censura, como dice el Herald, sugerimos a Djavan que pregunte a su regreso a Brasil por qué la izquierda de su país ha tenido que crear el espacio en Internet Carta Maior, luego  de ser censurada en todos los grandes medios. Pero antes, sería bueno que aproveche su presencia en Miami para conversar con Max Lesnick, quien como director de la revista Réplica recibió en esa ciudad cuatro atentados con bomba (record mundial), o pida al diario miamense le localice a su ex colaborador José Varela.

Artículos relacionados en La pupila insomne:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s