Obama con un chino atrás y otro delante


El presidente de EEUU, Barack Obama, en una rueda de prensa en Seúl, con motivo de la celebración del G-20. AFP

El presidente de EEUU, Barack Obama, en una rueda de prensa en Seúl, con motivo de la celebración del G-20. Foto: AFP

Al parecer, el presidente de Estados Unidos no goza de buena fortuna ultimamente, o como se dice en Cuba, para describir la mala suerte, “tiene un chino atrás”. A raíz de su presencia en la reunión del G-20, el influyente periódico norteamericano The New York Times afirma que el brillo del presidente norteamericano también ha desaparecido fuera de Estados Unidos.

Para colmo de males en una conferencia de prensa a la que, según el Times, parecía “deseoso de ponerle fin”, el presidente norteamericano ha confundido un periodista chino con un coreano.  Así lo relata la agencia española EFE:

El presidente de EEUU, Barack Obama, vivió hoy un momento embarazoso en su rueda de prensa tras la conclusión de la cumbre del G20 al confundir a un periodista chino con uno surcoreano.

“Voy a aceptar una pregunta de un medio coreano, dado que ustedes han sido tan buenos anfitriones durante mi estancia”, indicó, al conceder una pregunta a un periodista en la primera fila.

“Creo que voy a necesitar traducción. De hecho, seguro que voy a necesitar traducción, mi coreano no es tan bueno”, dijo.

El periodista, ya con el micrófono en la mano, respondió: “Muchas gracias, señor presidente, pero no soy coreano, soy chino”.

Obama, evidentemente desconcertado, hizo un amago de denegarle la pregunta, al indicar que quería que le preguntara un periodista de la nación anfitriona de la cumbre.

Sin amedrentarse y sin ceder el micrófono, el reportero chino se dirigió a sus colegas: “¿Les importa que haga una pregunta en su nombre?” “Tenemos aquí un poco de conflicto”, replicó Obama. “¿Hay algún periodista coreano que quiera hacer una pregunta? ¿Algún voluntario?” Ninguno de los reporteros coreanos pareció aceptar la oferta. El presidente estadounidense optó entonces por responder a la pregunta del periodista chino y, después, concedió una última a un medio surcoreano.

Parece que luego de la “paliza” -como él mismo definió el resultado de las elecciones intermedias en EE.UU.- la mala suerte no abandona al presidente del cambio, tanto que el chino de atrás no le ha permitido ver al que tenía delante.

Artículos relacionados en La pupila insomne:

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .