Cuando la “defensora” se traiciona


Iroel Sánchez

Artículo de Milagros Pérez Oliva en "El País"

Milagros Pérez Oliva, ocupa el cargo de “Defensora del Lector” en el periódico español El País. La Sra Pérez ha escrito un texto con el título “Cuando el lenguaje nos traiciona” en que analiza varias quejas de lectores sobre los excesos en los titulares utilizados por el diario.

Lo primero que llama la atención es la ausencia del tema Cuba, quizás el más manipulado por los titulares del cotidiano madrileño. Pero al menos el análisis comienza con un ejemplo comparativo del doble rasero en situaciones similares:

Un lector de Granada, Federico M. Maldonado Bolívar, me escribe para quejarse por el muy diferente trato que reciben dos noticias publicadas juntas en la portada de Elpais.com y en la misma página de la edición impresa el pasado día 13. La primera se titulaba Venezuela confiscará el 5% de los beneficios de la banca y en ella se informa sobre la nueva Ley de Instituciones Bancarias, aprobada por el Parlamento venezolano en primera discusión. Lo que da lugar al titular son unas declaraciones de Hugo Chávez por las que, según la autora, Maye Primera, una vez que sea promulgada la ley, cada banco deberá destinar el 5% de su beneficio bruto, antes de impuestos, al “cumplimiento de la responsabilidad social, que financiará proyectos de Consejos Comunales u otras formas de organización social de las previstas en el marco jurídico vigente”. Con los beneficios de 2009, la medida reportaría 53,5 millones de euros a las arcas públicas.
La segunda, firmada por Juan Gómez desde Berlín, se titula Merkel eleva la carga fiscal para cubrir el déficit de la Sanidad, y explica que el Gobierno alemán ha aprobado una reforma por la que se incrementa la aportación de los ciudadanos al seguro médico. La misma reforma reduce los ingresos de la industria farmacéutica por la vía de limitar el precio de los medicamentos, una medida con la que el Gobierno alemán espera obtener 2.000 millones de euros, algo que nadie califica de confiscación. El lector de Granada pregunta por qué en un caso se habla de “tasa” y en el otro de “confiscación”, y recurre a la ironía para ilustrar la carga semántica que se deriva del muy diferente tratamiento dado a ambas noticias.”Presentan una foto de Hugo Chávez con el titular que afirma que Venezuela ‘confiscará’ el 5% de los beneficios de la banca. En la misma portada se dice que Merkel ‘elevará la carga fiscal’ en Alemania. Qué fina Merkel, que parece que suba los impuestos con una taza de té en las manos y unas pastitas en la mesa. Muy distinta al grosero Hugo, confiscando sudoroso todo lo que se pone por delante. Con independencia de la opinión que nos merezca un gobernante, no creo que una tasa del 5% sobre los beneficios se pueda considerar confiscatoria”. Para este lector, “aunque el Gobierno de Chávez haya realizado políticas confiscatorias (y cosas peores), es injustificable esta composición ideológica de la portada”.

Para responder al lector quejoso, la empleada del Grupo PRISA acudió al jefe de la sección internacional quien, sin dejar de aludir a “la trayectoria intervencionista del Gobierno de Hugo Chávez”, dijo que  “el lector tiene razón”.  Sin embargo, eso no es suficiente, ni tampoco la  alusión a “cosas peores” que hace el remitente.  La propia Sra Pérez añade de su cosecha la recomendación a un enlace  -algo que no hace con ninguno de los otros asuntos analizados- por “si están interesados en una visión crítica de la ley”.

Finalmente, sobre este caso, la “defensora” nos dice:

“Las políticas de Hugo Chávez son controvertidas y el diario las ha criticado en sus editoriales y en numerosos artículos. Pero una cosa es la opinión y otra la información. Esta debe ser rigurosa y ponderada”.

Milagros Pérez Oliva no aclara si particularmente su función es informar o  dar opinión pero  de cualquier manera se lanza “rigurosa y ponderada” sobre las “controvertidas” políticas de Hugo Chávez. Tal vez a quién defiende la Sra Pérez no quede muy claro pero de  que el traidor no es el pobre y maltratado lenguaje sino su empleo manipulador por la “Defensora del Lector” no cabe la menor duda.

Artículos relacionados en La pupila insomne:

 

Un pensamiento en “Cuando la “defensora” se traiciona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .