Silvio Rodríguez renueva en los jóvenes a Martínez Villena


Silvio Rodríguez en la premiación del concurso sobre la obra de Rubén Martínez Villena

Silvio Rodríguez en la premiación del concurso de creación sobre la obra de Rubén Martínez Villena Foto: EFE

En la entrevista que Silvio Rodríguez nos concediera hace algunas semanas, explicó los motivos para convocar un concurso de creación basado en la poesía del autor de La pupila insomne:

“…el año pasado se cumplían 110 años de su nacimiento. Fue entonces que tuve la idea, pero no tiempo para organizar el concurso. Otra razón de escoger a Rubén fue su vida, que se perdió temprano, que él hasta cierto punto ofrendó al bienestar colectivo. Siempre me ha conmovido que un joven tan talentoso haya tenido el valor de cambiar su brillante porvenir por ser un organizador de huelgas, un militante, un luchador social. No muchos seres humanos dejan señales como esa.”

Este lunes 20 de diciembre, al cumplirse 111 años del nacimiento del poeta y revolucionario cubano, se han dado a conocer los resultados del concurso en que cada participante debía trabajar unos 10 poemas en expresión libre, resumidos en una maqueta de entre 45 y 60 minutos. No era tarea fácil y sin embargo 25 compilaciones se presentaron al riguroso jurado que integraron, junto al trovador, los destacados músicos María Felicia Pérez y José María Vitier.

“No era hacer una canción, sino un grupo de ellas, además con un pie forzado bastante difícil que es la poesía de Rubén Martínez Villena, porque buena parte de esta se caracteriza por estar escrita en forma de sonetos y con una manera muy personal de partir los versos”, ha dicho Silvio al elogiar la calidad de las obras presentadas por jóvenes creadores cubanos. El concurso fue ganado por Tanmy López Moreno y Ernesto Joel Espinosa Solís, cuyo trabajo integrará un CD grabado en los estudios Ojalá.

Ha sido ocasión para que Silvio califique de “esperanzador” el futuro de Cuba. “Podría decir ahora que este Parlamento ha dicho lo que yo hubiera querido decir”, añadió en referencia a  la última sesión del año de la Asamblea Nacional de Cuba, y al discurso pronunciado en ella por el presidente cubano Raúl Castro.

 

 

 

 

Un pensamiento en “Silvio Rodríguez renueva en los jóvenes a Martínez Villena

  1. Y eso, digo yo, sienten los que no esperan nada y los que lo esperan todo al mismo tiempo, nosotros los locos que no hemos sufrido los terrores del Calvario ni resucitado al tercer día entre los muertos, pero hemos padecido por nuestro trabajo dentro de la literatura el dolor de los sin voz y sin destino, la angustia existencial de los poetas y escritores que moribundean por allí sin que nadie los valore ni se percate de sus vidas; la miseria de miles de hombres y mujeres, jóvenes, viejos y niños que viven en casas miserables en el campo y se acuestan sin haberse llevado un pan a la boca víctimas de la pobreza mas extrema. Y ese puede ser quizás nuestro peor clavo, nuestra dolorosa lanza, nuestra más cruel espina. No fueron los que afectaron los nervios sensitivos de Jesús. Los clavos que a nosotros nos clavaron y que activaron asaz nuestra más legítima locura, los hundieron con saña en donde también duelen: en el alma, pero han servido para ponerle medula y corazón al trabajo literario que Dios nos ha legado y para andar por allí / locos del cuerno como somos (se necesita estar loco de remate para seguir escribiendo en un mundo donde pocos leen/ preocupados en recomponer el alma de los pueblos, en reconocer las maravillas de Dios en el paisaje, en evitar la destrucción del planeta, en hacer algo urgente por una sociedad de manicomio que honra a sus delincuentes en lugar de sus hijos honorables, que ningunea a sus poetas y escritores y artistas y distingue a sus políticos nefastos, y su barco no sabe adonde va, camino cuesta abajo. Sufriendo de dolor, muriéndonos de pena por un mundo ganado por la miseria moral y los desvalores. Y nuestra literatura intenta por eso traducir no solo la fiesta de un pueblo necesitado de argumentos, sino ese dolor que patea todos los tableros, que no disimula para expresar lo que siente, que se hincha de orgullo frente a la ilusión y la esperanza, que sabe lo que vale, y que le resulta imprescindible ganarle territorio a la desgracia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.