Wikileaks, Cuba y el oficialismo


Iroel Sánchez

Cuando hace algún tiempo, los periodistas cubanos Arleen Rodríguez y Lázaro Barredo publicaron una acuciosa investigación sobre uno de los personajes más citados y entrevistados por la prensa extranjera acreditada en Cuba, los reportes de esos mismos corresponsales insistían en calificar de “oficialistas” a los autores. El libro demostraba, entre otras cosas, los dobleces de la actuación de Elizardo Sánchez Santa Cruz y sus vínculos con la Seguridad del Estado Cubana. No obstante las contundentes pruebas, que llegaron apoyarse hasta en sonido y video, los grandes medios continuaron entrevistando a Sánchez y tomándolo como fuente válida para hablar de presos y prisiones en Cuba.

Ahora, entre los cables dados a conocer por Wikileaks está uno que dice lo mismo que el libro de Rodríguez y Barredo sobre este individuo, firmado por el Jefe de la Oficina de Intereses de EE.UU. en la Isla. Quizá es hora de preguntarse si los grandes medios calificarán de “oficialista” a la representación norteamericana en Cuba y sobre todo si seguirán acudiendo a Sánchez Santa Cruz en busca de información.

Los cables emitidos desde La Habana demuestran inobjetablemente la dependencia –sin excepción- de los “opositores” cubanos con respecto al gobierno de Estados Unidos. Los despachos cifrados reconocen la nula influencia de estas personas en la población cubana: “Pese a sus afirmaciones de que representan a ¨miles de cubanos¨, nosotros vemos muy pocas evidencias de ese apoyo…”. Los representantes de Washington en Cuba también insisten en el carácter mercenario e intrigante de la llamada disidencia: “Si bien la búsqueda de recursos es su principal preocupación, la segunda más importante parece ser limitar o marginar las actividades de sus antiguos aliados de manera de reservarse el poder y el acceso a los escasos recursos”. Incluso, uno de los documentos relata que una de las personas que dispone de más recursos, le pidió a la Subsecretaria de Estado Bisa Wiliams el acceso a la plataforma de pagos en internet PayPal.

Generalmente, para no parecer “oficialistas” los corresponsales extranjeros colocan en sus despachos desde La Habana una coletilla: “El gobierno cubano considera a los disidentes mercenarios al servicio de Estados Unidos”. Propongo que a partir de este momento la redacten de la siguiente manera: “El gobierno cubano y también el norteamericano consideran a los disidentes mercenarios al servicio de Estados Unidos”

3 pensamientos en “Wikileaks, Cuba y el oficialismo

  1. Cada vez se hace más evidente a quién sirven estos «disidentes».
    No lo ve el que no quiere o al que no le conviene.

  2. «Y en los días de aquellos reyes, el Dios del cielo establecerá un reino que nunca será reducido a ruinas. Y el reino mismo no será pasado a ningún otro pueblo. Triturará y pondrá fin a todos estos reinos, y él mismo subsistirá hasta tiempos indifinidos.» ( Daniel 2:44, Santas Escrituras Cristianas. Traducción del Nuevo Mundo).

  3. si embargo, los medios «oficialistas» de este país sólo hablan, respecto a las ¿revelaciones? de wikileaks en relación con cuba, de los intensos contactos entre los servicios secretos de la isla y los del gobierno venezolano…como si no se supiera ya.y como si esto no fuera lo normal entre paises aliados.¡¡¡que asco de medios de comunicación!!!…oficialistas, digo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.