¿Proyecta Washington su Wikileaks?


Iroel Sánchez

El pasado martes 25 de enero, Julian Assange fundador y líder de Wikileaks declaró a la agencia de noticias norteamericana AP su intención de ampliar hasta 60 el número de organizaciones periodísticas que están difundiendo los documentos diplomáticos secretos de Estados Unidos. El mismo despacho recoge la frustración de Assange por el modo en que el pequeño grupo de medios, privilegiados por Wikileaks para dar a conocer las filtraciones, ha manejado el proceso.

Al día siguiente, el blog Cutline de Yahoo publicaba un radical ataque contra Assange de Bill Keller, el editor ejecutivo de The New York Times –uno de los medios escogidos por Wikileaks inicialmente para las filtraciones, junto a The Guardian, Der Spiegel, Le Monde y El País. En entrevista con Cutline, Keller califica al fundador de Wikileaks como “escurridizo, manipulador y volátil” y cuenta detalles de lo que parece ser una tormentosa relación de su periódico y también del diario británico The Guardian con el hacker perseguido por Estados Unidos y Suecia.

El ejecutivo del Times relató también  al citado blog cómo, antes de la publicación de los cables, el jefe de la Oficina en Washington del periódico, Dean Baket, sostuvo una reunión con “representantes de la Casa Blanca, el Departamento de Estado, la Oficina del Director Nacional de Inteligencia, la CIA , la Defense Intelligence Agency, el FBI y el Pentágono” pero no detalló su contenido.

Si embargo, lo más importante, y que constituye el lead de lo que publicó Cutline es que NYT está considerando crear su propio Wikileaks. Keller no aclara si esto lo acordaron también con el dream team de Washington pero no hay que ser muy imaginativo para conocer el curso que seguirá  la información colocada en el “buzón confidencial” que piensa abrir su diario. El ejecutivo tampoco precisó si, como las transnacionales de Internet, The New York Times le abrirá una puerta trasera a las agencias represivas norteamericanas para acceder a la información o si se la llevarán ellos mismos; pero, de todos modos, les dejo a ustedes la dificílísima tarea de prever contra quiénes apuntarán mayoritariamente las “revelaciones” del Wikileaks neoyorquino.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .