Cuidado, que nos quedamos sin hijos de puta


Isaac Rosa*
Isaac Rosa

Isaac Rosa

Los ciudadanos árabes de varios países, esos que siempre se nos muestran incompatibles con la democracia, de natural violentos y partidarios del burka, se han hartado de sus gobiernos corruptos y represores y se han echado a la calle. La falta de expectativas, el cambio generacional y la crisis económica han encendido países donde, créanme, es un pelín más difícil manifestarse que aquí.

Pero claro, esa gente a medio civilizar no puede hacerse cargo de sus asuntos, así que ya están las elites locales y los aliados extranjeros maniobrando para que las cosas cambien pero sin pasarse, para encontrar ese equilibrio que contente lo justo a los ciudadanos pero sin alterar las estructuras de poder, y sobre todo sin perder esa “estabilidad” regional que tanto valoramos.

Nos hemos pasado décadas sosteniendo dictaduras en el norte de África y en Oriente para asegurar el control de los recursos energéticos, el equilibrio geoestratégico, la llamada “guerra contra el terrorismo” y la contención del islamismo. Ahí están los 1.300 millones anuales de ayuda militar a Egipto, cuya principal virtud es su buena relación con Israel. Pero se ve que las dictaduras corruptas ya no nos valen, no sirven para contener el descontento, y habrá que inventar otra cosa.

Los Ben Ali, Mubarak y compañía que hoy se tambalean han sido durante años nuestros hijos de puta en la zona, siguiendo la vieja máxima de la realpolitik (ya saben: “es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”). Sabíamos que se enriquecían a costa de la miseria de sus pueblos, que encarcelaban y torturaban, pero eso eran minucias a cambio de la tranquilidad de tener controlados a esos árabes revoltosos, que ya sabemos lo que pasa cuando les dejan votar, acaban eligiendo a gobernantes que no nos dan gas barato, ni nos dejan poner cárceles secretas en su territorio, ni doblan el espinazo con tanta facilidad, y que además apoyan a los palestinos y llevan la contraria a Israel.

Ojalá los tunecinos, los egipcios y el resto de pueblos sometidos puedan decidir su futuro. Pero me temo que no se lo permitiremos. (Tomado del blog del autor Trabajar cansa)

*Isaac Rosa es escritor español

Artículos relacionados:

5 pensamientos en “Cuidado, que nos quedamos sin hijos de puta

  1. Mas que hijos de puta, son siniestros,fascinerosos,culipandieros que no les importa la madre, con tal de matenerse en el poder, la aguila está heridad pero no de muerte,no le dejemos levantar o nos ponen otros hijos de la sinistra muerte.

  2. Oye que te crees criticando al pueblo arabe como si todo lo que pasara por la tv fuera verdad, no me jodas! ellos son pueblos pacifistas que solo quieren mas derechos para ellos, libertad de esa lacra sionista comandada en EEUU para eliminar a todo arabe que hay en el mundo.

    Es hora de que todo pueblo arabe se una y sea libre!

  3. A Miles:

    No entdésis la ironía del autor? Él dice lo mismo sobre sionistas y USA.

    lee bien, por favor

  4. Miles tranquilo, aqui estamos todos en la misma, quizás los hechos te tienen muy alterado… buen articulo, simple, sarcástico y muy diciente. El pueblo árabe necesita el apoyo de la comunidad internacional en su exigencia por la democracia y la reivindicación de su verdadera identidad!! no mas farsas de EEUU y sus sionistas de mierda, criminales y corruptos!!

  5. Me pregunto si aquí en México podremos tener la misma capacidad de unión que los habitantes de Túnez y Egipto. Tal y como se lo muestran al mundo en estos dias…El capitalismo salvaje, voraz, de pillaje y rapaz esta agonizando ante sus mismas politicas economicas fallidas y que a través del tiempo estan demostrando no sólo ser deficientes, sino también insostenibles, y aquellos que las defendian y aun hoy defienden, tendran que ir pensando en cambiar sus argumentos equivocos para dar paso a las nuevas teorias de progreso económico que ya surgen desde lo mas profundo de américa latina, como prueba de ello “el banco del sur”…si bién los gringos pueden matarnos de hambre, robar nuestros pueblos, quitarnos la vida…pero nunca: ¡nuestra libertad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .