Cuba, los ruidos y las voces (+ video)


Pedro Pablo Gómez

Muchas personas en el mundo son admiradas por la buena interpretación en un coro. Para tener un coro y que este se haga famoso se necesita un director de escena; también  los productores asociados a la empresa, encargados de viabilizar y resolver los problemas que se presenten en las actuaciones y grabaciones que se quieran desarrollar, además de los intérpretes o voces que lo conforman con sus distintos matices. Sonoridad, sincronización  y  seriedad en la selección de obras a ejecutar, serían los requisitos, si hablamos de una agrupación de carácter musical, pero tambien existen otros tipos de coros a los cuales no nos acabamos de acostumbrar.

Nadie duda de la capacidad de los gobiernos de los Estados Unidos de América, en lo que a fabricar coros  respecta, su último director, Barack Obama, ha mostrado gran creatividad al respecto, ya sea con el acompañamiento musical en Iraq, Afganistán, Libia, o en el  caso que nos toca de forma directa a los  que habitamos la pequeña isla de Cuba. Es con los fondos de los ciudadanos estadounidenses, con los cuales el gobierno paga  a los integrantes  de sus coros y es por lo que entonces entonan la música y la letra deseada por el dueño, a la vez que con sus medios de comunicación se encargan de diseminarla por todo el planeta…

La más reciente obra coral estrenada es la de la supuesta muerte a golpes  propinada  al ciudadano cubano Juan Wilfredo Soto, quien –como se ha explicado por los facultativos que lo atendieron– realmente falleció por múltiples  dolencias clínicas,  fundamentalmente por  una pancreatitis avanzada, sin haber tomado las mínimas medidas para preservar su propia vida ante las múltiples dolencias que lo aquejaban. Esto último ha sido afirmado por sus propios familiares. Pero la realidad no le importa al director del conjunto  y los coristas vieron la oportunidad de sacarle algunos pesitos más al negocio; es así  como lanzaron al mundo la especie de la muerte de Soto producto de una “paliza” propinada por agentes de la policía cubana en la provincia de Villa Clara. Los intérpretes locales del grupo, como Guillermo Fariñas, Yoani Sánchez, y Elizardo  Sánchez, convocaron a los detractores de la Revolución que los patrocinan, y como de costumbre el mundo se vio inundado de una mentira más, promovida  y pagada por la industria made in USA.

Otras voces se sumaron de inmediato a la acción anticubana en los  diarios de la “prensa libre” y agencias de información; para su escarnio, parlamentarios de la Unión Europea, junto a alguna organización que dice defender los Derechos Humanos, como Amnistía Internacional, pidieron que de inmediato el gobierno cubano esclareciera los hechos, ya que daban por segura la información  difundida por el coro de Obama. Cosa que nos lleva a pensar que la sociedad cubana –una de las menos violentas del mundo- es como algo imprescindible, para el mundillo informativo, cuando en el mapa mundial  hay diariamente múltiples muertos, víctimas de bombardeos indiscriminados, y ni se conocen los nombres de los nietos de Gaddafi, que murieron cuando los jefes de la OTAN creían poder matar al  abuelo, o se oculta la verdad de lo ocurrido en el asesinato de Bin  Laden y dónde están finalmente sus acompañantes, si en Pakistán o en EE.UU.

En el montaje de este último número contra Cuba, como se dice en el argot de la calle, al coro le salió  el tiro por la culata. Sin embargo, el laureado con el premio Sajarov por el cuestionado e impopular parlamento europeo, Guillermo Fariñas –fabricante original del bulo-, pasará por la taquilla a recoger el pago de su trabajito y los demás también reclamarán su tajadita –en forma de nuevos premios-, que siempre les vienen bien de acuerdo a su nivel de vida para poder vivir sin trabajar, al margen de la realidad cubana. Por eso entonarán nuevas mentiras para su triste negocio. Al mentir, fabricar “golpizas” y cantar la música que les pide el amo sólo intentan de modo torpe y mediocre tapar con ruido las verdaderas voces de Cuba, esas que desfilaron este Primero de Mayo en toda la Isla y se expresaron en el riquísimo debate que culminó con el Sexto Congreso del Partido.

7 pensamientos en “Cuba, los ruidos y las voces (+ video)

  1. poco profecional este articulo estilo “vamos a sacarles lo trapos sucios para que lo huelan los nuestros”…Pero parece ser que este es el estilo del peridismo de Cuba..

  2. Sra:

    El periodismo que leemos de Cuba al menos no dice mentiras, que es lo menos profesional (con S) que se puede ser, todo lo contrario de lo que sucede con los medios que critican a Cuba, que parecen ser los que usted prefiere.

  3. yo prefiero cualquier medio de informacion que no sea un mamerto de un govierno..As simple as that.

  4. Miriam prefiere a los mamertos de las empresas que controlan los gobiernos: el mamerto del mamerto para mamertos como ella. Pobrecita.
    Por la ortografía se conoce el paño…

  5. Miriam qué pena me da que te llames como yo, porque de verdad que das asco, si no eres una mercenaria de bolsillo, lo eres de mente, a si vives en Cuba, ojalá que no, sintoniza los canales educativos

  6. No, gracias a Dios esta Miriam es mujer libre.. No vivo en la isla carcel Cuba.

  7. Seguro Miriam se refiere a la parte de Cuba que ocupa USA en Guantánamo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .