Cuba, Fidel y el Che en la lista de odios del criminal de Noruega


Anders Behring Breivik, autor de la masacre en Noruega

Anders Behring Breivik, el autor de los horrorosos crímenes en Noruega, que han estremecido al mundo y que han costado la vida a 76 personas  (68 en la isla de Utoya y 8 en Oslo), utilizaba un lenguaje rabiosamente miamense para referirse a líderes revolucionarios como los comandantes Ernesto Che Guevara  y Fidel Castro.

Sigue leyendo

Cuba, Fidel and Che on the Norwegian criminal’s hate list


Anders Breivik

Anders Breivik Behring, the author of the horrific crimes in Norway, which have shocked the world and has killed 76 people (68 in the island of Utoya and 8 in Oslo as the most recent statistics), used language rabidly Miamiesque to refer to revolutionary leaders such as Ernesto Che Guevara and Fidel Castro.

In his “manifesto” entitled 2083:A European Declaration of Independence and 1518 pages long, Breivik includes Fidel Castro and Ernesto Che Guevara among Marxist leaders who he hates. In the book there are 10 violently-hostile references to Cuba Sigue leyendo

EFE, Rotilla y el “Exit Festival” ( + video)


Leyendo un cable de la agencia EFE que alude al “patrocinio” del festival serbio Exit al evento musical Rotilla en Cuba, he recordado este texto que publiqué el pasado noviembre en La pupila insomne.

Iroel Sánchez

Artículo de The New York Times Magazine: "¿Quién derribó realmente a Milosevic?"

A diferencia del amor, hay cosas que uno no distingue a primera vista. Requieren pensarse por un tiempo, hasta que aparece la pieza que faltaba en el rompecabezas y la verdad aparece luminosa ante nuestros ojos.

El 6 de noviembre de 2009 ocurrieron cosas raras en La Habana. Un reducido grupo de personas realizó una “manifestación por la no violencia” a través de una de las principales avenidas de la ciudad. Una buena causa, sin dudas, sobre todo en un país que no ha dejado de sufrir acciones violentas desde hace más de cincuenta años, Sigue leyendo

Lo que revela Utøya


Samuel/Quilombo

Anders Breivik, el asesino de Oslo y Utoya, en Noruega

1

En el principio fueron los medios de comunicación. Son ellos los que transmitieron y dieron forma a la noticia del atentado de Oslo y luego de la matanza en la isla de Utøya. Lejos de informar sobre lo que realmente se sabía, los periodistas incorporaron sin recato alguno todo tipo de especulaciones sobre la autoría, reflejo de una agenda política que lleva elaborándose desde hace años. Cuando no se dispone de datos, las hipótesis posibles son infinitas, pero en esta ocasión sólo una se repitió invariablemente: “probablemente” se trataba de Al Qaeda, Sigue leyendo