Un regalo para el asombro de la pupila


Víctor Casaus

El amigo Víctor Casaus, poeta y cineasta cubano que dirige esa prestigiosa institución que es el Centro Pablo, nos envía este regalo por nuestro primer cumpleaños que nos honra y compromete. Gracias a Víctor y a todos los que en el Centro Pablo con muy poco hacen muchísimo por nuestra cultura.

No quiero que pasen otros días más sin hacerle llegar a La pupila insomne este regalo pabliano y centropabliano por su primer aniversario.

Por eso me toca hacerlo en esta madrugada de jueves para viernes, al borde de los preparativos para la Serenata de la Fidelidad en la que un amplio grupo cantores y músicos hará un regalo mayor: el de la hermandad y la solidaridad en los 85 años de Fidel. Entre esos artistas que han llegado a La Habana en estos días –forzando en este caso sus agendas de trabajo en Argentina– se encuentran dos hermanos del Sur: la cantora Liliana Herrero y el trovador Raly Barrionuevo que unirán voces y guitarra para este festejo compartido.

Aquí hago llegar a Iroel para el aniversario asombrado de La pupila… un poema que subraya la intensa relación de amistad que mantuvieron, en la primera parte del siglo pasado, Rubén Martínez Villena y Pablo de la Torriente Brau. Aquella amistad nació al mismo tiempo –como relató en testimonio vívido y cómplice un tercer hermano de lucha y de ideas, Raúl Roa– en los fragores de la lucha antidictatorial y antimperialista y en el sensible terreno de la vida personal (si es que finalmente ella existe nítidamente en casos como estos).

Me alegra entonces que para celebrar el primer año de trabajo de este espacio necesario y participativo aparezca en sus páginas este mensaje prenupcial con el que Rubén festejaba, desde el humor y la hermandad, el inminente matrimonio de Pablo con su muchacha, Teté Casuso, a mediados del año 1930. No es casual tampoco que el ámbito del poema remita a ciertas alusiones deportivas. Entre las pasiones de Pablo se encontraba también ese territorio de la estima personal puesta a prueba a través del deporte: sus contemporáneos lo han recordado, no sólo como el cronista formidable de Buitrago de Losoya, sino como el guard Torriente del Club Atlético de La Habana, el mismo que vive, como personaje, en algunos de los cuentos impresionantes y memorables de Batey.

El rescate de este poema me permitió incorporarlo a la primera edición de Pablo: con el filo de la hoja, la biografía testimonial que Ediciones Unión publicó en La Habana en 1983.

Ahora vuelve vivir, como regalo de la gente del Centro Pablo, en este blog que nos convoca a abrir la pupila como Rubén, narrar y testimoniar como Pablo y participar, como ambos, desde la autenticidad, el compromiso y la crítica, en estos tiempos de cambio.

Víctor Casaus 

MENSAJE PRENUPCIAL ANTICATOLICO*

                  (Al riente Torriente y a Tete riente)

“¡Atletas, en su marca! Listos. ¡Pum!”. El magnesio
por esta vez no fotobarniza un adefesio:
es una real pareja de una mujer y un hombre
que respectivamente se merecen tal nombre.

Amigos: sin embargo
resulta bien amargo
suponer tan espléndida pareja
—pagana si no fuera tan “de ahora” —
ante un altar y un sayo de la vieja
iglesia fascistizadora.

Torriente:
verdaderamente
que no te he visto nunca en frac;
pero me parece que el traje de traela
y hasta la colchoneta —flus de foot ball,
o el traje, propio para gozar del mar y el sol,
¡qué demonio!
son más adecuados para el matrimonio.

Ir repellado por una perchera,
y, en la elegante vanidad del cuello,
ahorcado y seudosatisfecho,
es en verdad ilógica manera
de mantener cien metros el resuello
para romper la cinta con el pecho!

Rubén Martínez Villena
 1930, La Habana, Cuba

* Nota confidencial de un casado al precolega.

Un pensamiento en “Un regalo para el asombro de la pupila

  1. Y por que no creamos un espacio propio para los seguidores de la Pupila Insomne, dirigido por su creador, donde podamos reunirnos e intercambiar ideas, disfrutar de conferencias y someter a debate todo lo que nos interese. Pudieramos tambien invitar periodistas, escritores, trovadores y podriamos hacer tormenta de ideas sobre los temas de interes para los participantes, incluyendo temas de actualidad nacional. A veces creo que miramos demasiado hacia afuera y poco hacia adentro, Villena y Pablo, Mella y Roa dieron su batalla desde Cuba y por Cuba, de poco vale estar pendiente de lo ajeno cuando tanto hay que hacer en casa, si Cuba sale adelante, con ella, la idea que representa. Hay muy pocos espacios para el debate y muchas son las opiniones, comenzar por encauzar ese potencial podria ser una hermosa causa, ganar en la cultura del debate y la tolerancia a las diferencias, renunciar a estereotipos, provocar razonamientos mas que apasionamientos, todo eso es muy necesario en la Cuba de hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .