Una reveladora conducta que nunca se ha vuelto noticia


Ricardo Alarcón de Quesada*

Cuando el 25 de abril el gobierno de Estados Unidos se opuso a la solicitud de Habeas Corpus de Gerardo Hernández Nordelo, lo hizo de modo muy categórico. Washington quiere que el tribunal de Miami no acepte esa petición y que lo haga sin convocar una audiencia para examinar sus méritos, sin escuchar a Gerardo, sin presentar las evidencias que oculta. Así; responde al último recurso de un hombre condenado a dos cadenas perpetuas más 15 años.

Sigue leyendo