¿Quién no tiene razones para el arrepentimiento?


Iroel Sánchez

René González

Recientemente, al tratar de explicar por qué se opone al regreso a su país del cubano René González  -quien saldrá de prisión el próximo 7 de octubre, luego de cumplir trece años de cárcel – la fiscal norteamericana Caroline Heck-Miller se refirió a lo que denomina  “expresada carencia de remordimiento” de quien es considerado en Cuba y en muchos otros lugares un héroe de la lucha contra el terrorismo.

René González fue acusado -por la misma Heck Miller- de “conspiración para cometer espionaje” y condenado, junto a cuatro personas más, luego de un juicio que el Grupo de Trabajo Sobre Detención Arbitraria de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU  ha cuestionado como arbitrario y que ha concitado la solidaridad con su causa de numerosas personalidades del mundo, incluyendo varios Premios Nobel.

René es el que de los Cinco -como son conocidos internacionalmente- recibió la menor de las condenas que llegan, en el caso de su  compañero Gerardo Hernández, a dos cadenas perpetuas. Su único delito es no haberse registrado como agente de un gobierno extranjero ante las autoridades norteamericanas para buscar información sobre los actos  terroristas que grupos extremistas organizan contra Cuba, muchas veces con la complicidad de Estados Unidos.

En su alegato ante el tribunal que lo condenó, pronunciado el 14 de diciembre de 2001, René González menciona en tres ocasiones a la fiscal Caroline Heck Miller y denuncia que “todo el odio político de los fiscales se había volcado sobre nosotros a través de las condiciones de confinamiento, la manipulación de la evidencia y, peor aún, el uso y abuso de mi propia familia para chantajearme, dañarme y humillarme, estaba yo lejos de imaginar cuán importante sería para los fiscales de este caso el verter todos sus rencores políticos sobre nosotros.”

René replicó entonces a Heck Miller -quien había dicho que él y sus compañeros “podían dejar el discurso político para otro momento”- con las siguientes palabras: “puedo decir a la señora Heck Miller que estaba equivocada y que yo no necesito hablar de mis sentimientos políticos, a los que no renuncio de modo alguno, para decir que yo repudio el terrorismo, que yo repudio la guerra y que yo desprecio profundamente a las personas, tan centradas en sus odios y en sus intereses mezquinos, que han dedicado tanto tiempo a dañar a su país promoviendo el terrorismo y promoviendo una guerra para la cual derrochan toda esa valentía que no tienen y que necesitarán otros, también sus víctimas, en el campo de batalla”

Diez años después, han aflorado las motivaciones políticas de la señora Caroline Heck Miller. Ahora se sabe que es ella quien se negó a procesar por terrorista a Luis Posada Carriles, agente de la CIA y autor de la voladura en pleno vuelo de un avión civil cubano en que murieron 73 personas; también se sabe que lazos matrimoniales unían a la fiscal en el momento del juicio contra los Cinco a otro hombre de los servicios especiales norteamericanos, quien bautizó una de las mayores operaciones de guerra sicológica del gobierno de EE.UU. contra Cuba, la Operación Peter Pan.

Como el siniestro inspector Javert -con el que Víctor Hugo sintetizara en Les Misérables la obsesión, el odio y la paranoia- esta mujer  ha retornado, en nombre del gobierno norteamericano, para impedir que René González se reúna con su familia. Obviamente, no puede perdonar al cubano la intuición con que la retrató, ni  se atreve tampoco – a diferencia de  René y sus compañeros-  a repudiar el terrorismo contra Cuba.

En su alegato, el hombre que saldrá de prisión el próximo 7 de octubre pero que, gracias a Heck Miller, deberá permanecer tres años más lejos de los suyos, dijo a la jueza que lo condenó “quisiera creer que usted entenderá el que yo no tenga razones para el arrepentimiento”. Lamentablemente, quienes descargan en René González todo el odio contra los valores que él encarna no pueden decir lo mismo. (Publicado en CubAhora)

8 pensamientos en “¿Quién no tiene razones para el arrepentimiento?

  1. Se queja de censura y le publican su queja… Me hubiera gustado ver su opinión. Quien censura y no ha dejado conocer la realidad de la injusticia que se comete contra René y los otros en Estados Unidos ha sido el propio gobierno de USA. Si la Miller no se arrepiente de su odio, debemos arreciar la denuncia por el mundo de tanta crueldad de un estado contra cinco inocentes; más aún cuando ese odio cruel pretende -en los cinco- castiagar otro estado y su pueblo, el cubano.

  2. Más claro ni el agua, a los cinco no le perdonan que sean dignos héroes cubanos y que hayan resistido todas las presiones.

    Parece que para ciertas personas la dignidad no existe, y se molestan cuando la ven en los otros. Quizás es porque es un recordatorio molesto de la DIGNIDAD que no tienen?

  3. Me parece excelente que esta vez no hayan eliminado mi comentario. Ya una vez lo hicieron. Vamos a ver cuánto dura esta bondad. En fin, que me alegro mucho de poder participar. Leonardo te confieso que nunca me interesé mucho por los espías al servicio del gobierno cubano. Incluso yo trabajaba en la FIU cuando esto ocurrió. ¿Sabes porque no me interese? Porque en las cáceles cubanas hay varios cientos de cubanos cumpliendo condenas por expresarse en contra del gobierno. Tus héroes tuvieron excelentes abogados, los míos fueron acusados impunemente sin haber hecho nada que pueda ser condenable en ningún país del mundo. La mayoría no tuvieron ni un abogado del gobierno. Casi parezco tonto al recordarlo, pero hay que hacerlo; todo es del gobierno, incluso la justicia. Palabras como propaganda enemiga se manejan mucho en los juicios de Cuba. En mi país, es más peligroso gritar abajo Fidel, que acecinar a una persona. Si fuera por mí, de veras, los excarcelaba a los cinco y los mandaba para Cuba. Ellos para mí son una falacia reclutadora de estudiantes para apoyar la ignominia que se vive en Cuba. Eso sí, les haría firmar un compromiso moral (claro que no puede ser legal) de que no han de pisar jamás estas malvadas tierras capitalistas. Ellos deben vivir lo que defienden. Si esto sigue, o sea si me dejan seguir iré a los detalles, de cómo se reprime y se tortura en Cuba. Y de cómo los medios de información son del gobierno. Claro, como ya dije antes, veamos cuánto dura esta bondad. Perdóname que tome tu comentario para en caso de que se elimine lo que digo y poder republicarlo en mi Blog. Gracias por la cordial bienvenida.

  4. Roberto:
    Esa es la trampa? Si no difundimos tus mentiras aquí las pones en tu blog y dices que no somos democráticos?
    Tienes varios prejuicios y desde allí decretas la verdad y la mentira sobre Cuba pero hay muchas cosas que no dices:
    1. Hasta Amnistía internacional niega que en las cárceles cubanas haya un solo preso de conciencia
    2. EU dedica a la propaganda contra Cuba más dinero que todo el presupuesto de los medios de comunicación cubanos.
    3.Los medios de comunicación en EU no son del gobierno, son del 1% que controla en ese país la prensa, la economía, el gobierno y todo lo demás. Pregúntale a los q están protestando contra Wall Street ahora mismo.
    4. Nadie puede probar un solo acto de tortura en Cuba. Por cierto todos los días son documentadas las barbaridades que comete EU en numerosos lugares del mundo.

  5. Roberto, eres preso del lugar donde vives y esclavo de las cosas que repiten que seguro estoy ni te interesa comprobar si son verdad o mentira…..
    En cuba no todos somos agentes como dicen los medios de prensa cuando abuchean a las “señoritas intocables” este es un publo lo suficientemente culto como para diferenciar donde está la justicia. Yo no soy agente, soy profesor universitario y defiendo a la revolución.
    Pero nada…no te culpo por eso, la culpa la tienen otros, tu eres solo víctima….

  6. Lamento mucho decepcionarlos si creyeron en mi a un señor mayor, en el restaurante Versalles de Miami, a las ocho de la mañana, tomándose un café y discutiendo de manera alterada sobre la política de Isla. Lo siento, yo no sería ese. Yo soy el que está yendo a Wall Street con agua y comida para apoyar a los estudiantes porque creo que lo que hacen es importante y necesario. Raúl entonces tu y yo, de alguna manera, somos colegas; yo vivo en New York y tú en Cuba. Entonces Iroel, si piensas que haciendo comparaciones sobre los Estados Unidos, un país que está bajo mi pupila insomne y crítica, vas a justificar, tal vez enmascarar, lo que sí es una verdad, y que si está ocurriendo en tu país, en nuestro país, tendrás que buscar otra escaramuza. No hay trampas Iroel, solo la verdad. Incluso si lograras convencerme de algo con argumentos reales yo los aceptaría, no me importa lo que defiendas, aunque para mí lo que defiendes es una dictadura en donde solo hay Dioses falsos y creyentes asustados. No hay trampas porque tú puedes escribir en mi Blog lo que desees y yo no lo voy a borrar salvo que te pongas a gritar obscenidades. Es decir que obscenidades no se permiten ni de un lado, ni del otro. Decir que tengo perjuicios es perdonable porque no me conoces, pero hacen demasiado ligeras a tus palabras. A alguien que me conozca, incluso a un par de enemigos, no les saldrían esos términos de la boca; te aseguro que les costarían.
    Podría poner aquí una larga lista de presos cubanos para que escribas al lado cuáles son sus delitos como presos comunes. No me costaría trabajo, esa lista está disponible en esas páginas que tanto detestas. Tal vez te satisfaga poner al lado, comprar carne en la bolsa negra o solamente lo clásico, propaganda enemiga. ¿No te parece extremadamente ridículo? Ahora mismo hay varios detenidos sin cargos, solamente por salir a la calle a manifestarse. No sé si puedan ver esos videos allí, pero realmente son vergonzosos, realmente lo son. La policía política pegando sin clemencia tan solo por decir, viva la libertad. Ya sabemos que “libertad” es una palabra muy prostituida, pero aun así muy pocas veces esta tan bien dicha. Sin embargo no hace falta esa lista, porque entonces sí que van a borrar lo que yo escriba aquí. Solamente te voy a nombrar uno, que anula lo de “en las cárceles cubanas no hay un solo preso de conciencia”, Oscar Elia Bicet González, quien fue liberado en marzo de este año. ¿Ese era un narcotraficante? ¿Qué era? Amnistía Internacional no se enteró de que él estaba allí, ¿no es cierto? Pero digamos que este señor es agua pasada, vamos a la actualidad, ¿bajo qué crimen está detenida Sara Marta Fonseca? Ahora podrás escribir descalificaciones sobre esta personas, sobre todas las que fueron detenidas, pero realmente hay un único hecho que todos los afortunados como yo pudieron ver, los detuvieron por lo que pensaban, por lo que decían, no por otra cosa. Incluso la policía les prohibió salir a la calle, lo han visto quienes han querido verlo, claro. Sobre los medios que están en manos del gobierno. Lo siento, no te insultes por favor, pero eso me sacó una gran sonrisa. Ese tipo de argumentos son de los mas infantiles que uno puede oír por acá y créeme, los que están aquí cuando oyen algo así les pasa lo mismo. Realmente ese sería el gran deseo del gobierno y de muchas empresas que temen de manera terrorífica a la prensa. El 27 de septiembre comenzó lo Wall Street, al otro día en la mañana ya estaba en el televisor, en todas las cadenas de televisión, que no sé si sabes que son varios cientos. Unas le dieron el peso real como NY2, BBC, CNN, FOX, etc, pero otras fueron más ligeras, pero de todas foermas estaba en todas las cadenas de televisión. Me gustaría saber puedes ver en la televisión cubana la manera vulgar y abusiva de cómo son detenidos los disidentes (o sea los gusanos). Claro que no. Es una comparación realmente chocarrera. Sobre torturas. Bueno, ahí están los videos con los testimonios, que tampoco se podrán poner aquí, pero claro, seguramente todos mienten porque están llenos de odio y son unos pagados por el imperialismo. Otra vez mi sonrisa, pero esta vez con un dejo de tristeza. Espero que entiendas, no es ironía, que es bastante difícil filmar una tortura en una cárcel cubana. ¿No te parece?
    Por cierto Raúl, yo no dije en ningún momento que tú fueras un agente de la Seguridad del Estado; yo nunca digo lo que no sé. Si abucheas a las Damas de Blanco, créeme aquí hay videos en donde les gritan putas y las golpean. Lo he visto, pero también entiendo que no lo puedas haber visto tú. Raúl, yo leo todas las mañanas el Granma, ¿puedes leer tu el New York Time? Sobre lo de estar preso en el lugar donde vivo. Bueno en diciembre voy Alemania, a Babaría específicamente, después voy a la boda de un amigo gay que se casa en Oslo, Noruega. Vamos mi bebe, mi esposa y yo, te invito a la boda. Te pago tu estancia en Alemania y en Oslo, solo confírmame si vienes en esta semana y te enseñaré lo que es estar libre. Te mostraré muchos videos que no puedes ver en Cuba, te presentaré personas que fueron torturadas y que son buenas personas. Haría eso por ti, de colega a colega. Sin embargo te digo más, yo no soy libre por eso, soy libre por mi mente. La libertad real está dentro de uno mismo. Yo puedo cambiar mi mente si me convencen con argumentos creíbles y sólidos, porque yo no soy propenso a los dogmatismos. Esa ventaja se la debo a un gran comunista, que por cierto es mi padre, con el cual, como podrás ver, no coincido en casi nada. Me enseñó a pensar y no a repetir. Yo soy de los que incluso van a la contraria casi siempre de la mayoría. Raúl, estar con la mayoría siempre es lo más fácil, pero también casi siempre es lo más cobarde.

  7. Roberto:

    Aquí te dejo este artículo del periodista cubano Lázaro Fariñas que, como tú, vive en Estados Unidos, y no es una persona joven. Fariñas responde gran parte de lo que dices sobre Cuba y las comparaciones que haces.

    En cuanto tu invitación a la libertad, tu concepción es totalmente dependiente del dinero e indisfrutable por el 80% de la humanidad.

    ¿Represión en Cuba? Ver las fotos de Grecia

    Lázaro Fariñas
    Rebelión

    Los voceros del anti cubanismo en Miami han lanzado una campaña propagandista con el propósito de denunciar al gobierno cubano por reprimir a la “oposición democrática” de la isla. La intención de la misma es que se haga con Cuba lo que se hizo con Libia: buscar el pretexto, al igual que buscaron en aquel país, diciendo que las autoridades cubanas están reprimiendo violentamente a la población civil y por lo tanto, hay que derrocar al régimen cubano. La pregunta que le hacen al presidente de los Estados Unidos es: ¿Y por qué no Cuba también?

    El problema que tienen esta gente para conseguir sus propósitos es que la llamada represión en Cuba no pasa de dos o tres empujones o de detenciones de cuatro o cinco horas a unos grupitos de personas que se llaman disidentes y que además son desconocidos por la población en general. Las “grandes” manifestaciones de las Damas de Blanco, que son las que cuentan con más recursos económicos, no pasan de dos o tres docenas de personas. Algunas veces logran llevar algunas decenas más, si es que el presupuesto, en esa ocasión, se los permite. Las otras protestas son dignas de risa: tres mujeres gritando consignas contra el gobierno en las escalinatas del Capitolio Nacional; dos mujeres tocando unas calderas en el Mercado Único, y seis o siete personas gritando “libertad” a la orilla de algún río, bien alejados del público. Me imagino que el gobierno cubano tiene todos los equipos que le harían falta para reprimir, en caso de que fuera necesario, pero la verdad es que nunca los ha tenido que usar. Nunca se ha visto a la policía lanzando gases lacrimógenos, ni siquiera dándole palos a los ciudadanos cuando ha habido arrestos, porque, sencillamente, no ha sido necesario usarlos contra unas decenas de personas que, de vez en cuando, salen a provocar disturbios. La población cubana, evidentemente, no respalda a esta gente. Si así fuera, se les uniría en las calles.

    El último show lo hicieron en el municipio de Rancho Boyeros, donde, desde dentro de una casa que tiene una cerca de alambre enfrente de la misma, gritaban consignas contra el gobierno. ¿Qué tanta represión hay en Cuba, que ninguno de los que defendían al gobierno –que estaban fuera de la propiedad gritando consignas a favor de la Revolución– en ningún momento traspasaron la cerca de la casa? Como decía un viejo periodista cubano, amigo mío que vivía en Miami: ¿Qué clase de dictadura es esa? Esa dictadura no es seria. ¿Qué clase de represión es esa? Esa represión no es seria. Seria sí es la que está propinando la policía griega contra, no diez o doce, sino contra decenas de miles de personas. Por ahí andan, por la red de redes, fotografías de la policía griega, palo en mano, pegándole a una mujer fotógrafa, o la de un hombre sin camisa, tinto en sangre, o la de un agente cayéndole a patadas a otro manifestante. Eso sí es represión en serio y no los moraditos que presentan los “luchadores por la libertad” de Cuba cada vez que montan un tingladito propagandista.

    Hace unos días, un conocido disidente cubano sacó una lista de nombres de personas que habían caído presos. En la lista aparecían los nombre de los jugadores de un equipo de futbol boliviano y hasta el de un pintor del siglo XVIII. Ese mismo disidente, la semana pasada afirmó, sin pruebas ningunas, que había habido más de quinientas detenciones en Cuba en el mes de septiembre. Supongamos que sí hubo esas detenciones de vía rápida, pero es que el otro día en el puente de Brooklyn en Nueva York, en solamente dos horas, hubo setecientas detenciones. Ahí sí hay fotos de la policía lanzándole gas pimienta en los ojos a algunos de los detenidos, o en España con los Indignados, que ya no hay forma de saber cuántas detenciones han ocurrido desde que empezó el movimiento de protesta.

    A pesar de que todas estas verdaderas y violentas represiones han estado ocurriendo en esos países llamados democráticos y modernos, algunos medios de España se han hecho eco de las “famosas represiones” del gobierno cubano contra la llamada oposición democrática. Afortunadamente, ya en los Estados Unidos esos reportes propagandísticos apenas salen de vez en cuando de las fronteras del condado Miami Dade.

    Si no fuera que se conoce perfectamente que a todos esos medios que proclaman la existencia de una represión violenta en Cuba les importa tres bledos la objetividad y que solo lo hacen con el propósito de hacerle daño al gobierno cubano, habría que tenerle pena ajena por el ridículo que están haciendo cada vez que hablan de la represión gubernamental en Cuba. De los medios anti cubanos de Miami, se entiende por qué lo hacen, y de los grandes medios, se comprende ya que da lo mismo Pascual Angulo, que Angulo Pascual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .