Hablando con Wikileaks. Por Iroel Sánchez


Kristinn Hraffsson Foto: Manuel Henríquez Lagarde

En el Primer Encuentro Mundial de Blogueros, efectuado la semana pasada en Foz de Iguazú, Brasil, sostuvimos este intercambio con el periodista islandés Kristinn Hrafnsson, portavoz de la organización de filtraciones Wikileaks y cercano colaborador de Julian Assange.

Iroel Sánchez: Apenas veinticuatro horas después de que Wikileaks denunciara el bloqueo de entidades financieras como Visa, MasterCard y PayPal, la Asamblea General de la ONU  condenó de manera casi unánime por vigésima vez consecutiva el bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba, ¿qué opinión le merece esa coincidencia?

Sigue leyendo

Norteamericano preso en Cuba pide que lo cambien por “Los Cinco”


Jean Guy Allard

Rabbi David Shneyer

Alan Gross, el contratista norteamericano de la USAID preso en Cuba por haber introducido ilegalmente en la Isla equipos de comunicación satelital de última generación, considera que EEUU pudiera canjearlo con los cinco cubanos detenidos en este país, de la misma forma que Israel canjeó hace poco al israelí Gilad Shalit por prisioneros palestinos.

Sigue leyendo

AP visita al Gran Hermano de la CIA


En un parque industrial cuya ubicación no se puede revelar, analistas de la CIA que se autodenominan jocosamente los “bibliotecarios ninja” revisan una gran cantidad de información que la gente publica sobre sí en el exterior, rastreando de todo, desde la opinión pública hasta revoluciones.

El esfuerzo del grupo da a la Casa Blanca una instantánea diaria del mundo con base en tuits, artículos de periódicos y actualizaciones de Facebook.

El Centro de Fuentes Populares de la agencia a veces revisa 5 millones de tuits por día. Los analistas también inspeccionan Sigue leyendo

Llegan placeres prohibidos a Washington


El jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, Jorge Bolaños, inaugura el Bar Hemingway

La escena habría podido provocar una redada policial en cualquier otro lugar de Estados Unidos: decenas de personas fumando puros Cohibas y bebiendo mojitos hechos con Havana Club, el ron del gobierno comunista cubano.

Pero los sospechosos, muchos de ellos políticos estadounidenses y diplomáticos destacados en Washington, no estaban violando el embargo*. Sigue leyendo