Me indigno, luego existo


Luis Britto García

Indignados de "Occupy Wall Street" enfrentan el desalojo de la policía este 15 de noviembre. Foto: AP

A mediados de octubre de 2011 en 951 ciudades de 82 países repletan las calles multitudes cuyo denominador común es la indignación.

Desde fines de los años ochenta en América Latina repletaban ciudades y campos movimientos sociales cuyo lenguaje era la furia.

A latinoamericanos y caribeños se nos llamó facinerosos, turbas, hordas, pero a la larga rompimos la dictadura política liberal y orientamos nuestra región hacia la izquierda.

A europeos y estadounidenses se los llama Indignados, pero son africanos quienes derrocan dictaduras en Egipto y Túnez y enfrentan a la OTAN en Libia y asiáticos quienes combaten los ejércitos del dólar y del euro en Afganistán, Irak, Pakistán y Bahrein.

La tarea del Tercer Mundo es hacer las revoluciones que el Primer Mundo jamás emprende o concluye.

¿Qué es la indignación? ¿Se disipará como la rabieta de las contraculturas de los sesentas? ¿Estallará en el relámpago revolucionario?

Todo sistema pretende funcionar en beneficio de todos y concluye funcionando para sí mismo. Un sistema es una ficción que se sostiene sobre la credulidad de sus víctimas.

Cuando la contradicción entre farsa y realidad se hace evidente, la resignación deviene imposible. La indignación es la resignación que desborda el vaso.

Científicos suizos revelan en New Scientist (19/10/2011), que 147 corporaciones dominan la economía global; que 88% de ellas son instituciones financieras como Barclays Bank; JP Morgan Chase; Merill Lynch; Deutsche Bank; Credit Suisse; Goldman Sachs; Morgan Stanley; Mitsubishi Group; Société Générale; Bank of America y Lloyds. Que en su mayoría son estadounidenses o inglesas. Que tras la última crisis diez empresas acaparan más de la tercera parte de la propiedad de Estados Unidos.

Estos dueños del mundo usan el poder político, el militar y el mediático para devastar la naturaleza, incrementar sus riquezas, hacerse inmunes a los impuestos, lucrar fabricando armamentos y declarando guerras de pillaje, descargar sobre los trabajadores el costo de crisis y rescates financieros y condenarlos a la sobreexplotación, el desempleo y la perdida de todos sus derechos sociales.

Nos han quitado todo salvo la rabia.

Legítimo es indignarse, siempre que la furia se convierta en conciencia, ésta en planes y los planes en hechos.

Pero de la indignación al hecho hay mucho trecho.

Camino por la Plaza del Sol en Madrid: Entre el vendaval de consignas, sobresalen algunos temas: protesta pacífica, evitar relación con partidos o sindicatos, no votar por partidos del status, desconfiar de programas u organización.

Pero muchas de las peticiones parecen programas partidistas o sindicales: derecho a una vivienda digna, aplazamiento de hipotecas, reforma fiscal favorable para las rentas más bajas, sanidad pública, gratuita y universal.

Decía Einstein que el más evidente síntoma de locura era esperar resultados distintos de la misma conducta. Pretender que manteniendo el capitalismo eliminaremos los males del capitalismo es la más evidente señal de esquizofrenia.

Me indigno contra los Indignados, que durante tanto tiempo se resignaron.

No se trata de suplicar a los parlamentos leyes que moderen la usura y cobren la modestísima Tasa Tobin de 0,1% sobre las ganancias del capital financiero: se trata de convertirse en legislador y prohibir como crimen de lesa humanidad la especulación y la explotación.

No se trata de implorar empleo al 1% que se ha apropiado de las empresas y bienes creados por el trabajo del 99% de la humanidad: se trata de expropiar a los expropiadores, asumir el control de los medios de producción y hacerlos funcionar en beneficio de quienes los crean y trabajan en ellos.

No se trata de suplicar educación gratuita, sino de garantizar que la formación profesional y científica que se imparta para todos sea además ejercida en beneficio de todos.

El problema no es plantear peticiones al poder sino convertirse en poder y cumplirlas.

El capitalismo no dejará de ser explotador, alienante y asesino cuando se lo pidan, sino cuando se lo impidan. (Tomado del blog del autor)

Artículos relacionados:

2 pensamientos en “Me indigno, luego existo

  1. Estimado cro.: Dejemos claro de entrada una cosa. No tengo ni la más mínima duda de que la única solución real a la crisis es el socialismo. Tal vez habría que precisar que entendemos por ésto, pero en todo caso es para otra discusión.
    Lo que no me parece que esté claro -y no es que yo lo tenga, advierto-, es como hacemos para avanzar hacia allí. Tomo, sin embargo, dos cosas que he aprendido. La primera, de Lenin, que si no recuerdo mal decía que los trabajadores hacen la revolución metidos en el fango hasta la rodillas. La segunda, un atisbo de reflexión de aquel viejo librito de Mandel (lo siento, un trosco pero lo que está bien está bien lo diga quien lo diga) llamado Clase, Partido y Dirección, donde por algún lado -no lo tengo a mano, solo recuerdo- señalaba los procesos que vive el movimiento popular y como es imprescindible comprenderlos para poder ejercer una influencia benéfica en él: caso contrario, estamos condenados a siempre tener claro por donde ir…, mientras el movimiento popular gira por nuestra izquierda.
    Luego de la enorme debacle que significó la caída de la Urss y la derrota de los procesos de liberación en América Latina… ¿no será llegado el momento de reflexionar un poco más sobre los procesos de desarrollo de la conciencia popular?
    A ud. le asombra caminar por la Plaza del Sol y que los carteles enarbolen reivindicaciones que “sabemos” que el sistema no puede otorgar. Siguiendo esa línea de pensamiento, lo único que habría que reivindicar sería un Gobierno Revolucionario Obrero y Popular. Las grandes empresas y los bancos en manos del Estado encarnado por ese Gobierno, etc.
    Y reitero: no tengo ni la menor duda que únicamente un proceso al socialismo puede cubrir las necesidades populares.
    No me parece -estoy seguro que nó- que el movimiento de Indignados esté “suplicando” al capitalismo que le permita nada. Reclama como reclama un obrero en una fábrica un salario más digno. En esa lucha, compañero, procesa su conciencia, comprende las limitaciones del sistema, comprende y abre su cabeza a posibilidades nuevas, a alternativas posibles. ¿Y quien será que las proponga? Seguramente nó los que ya saben de entrada cual es la única solución posible y critican sus “súplicas” , sino los que junto a ellos hagan ese proceso, ayuden a aclarar dudas, estén allí, firmes como talón de oso mostrando en su práctica y en su teoría, pero sobre todo en su práctica diaria que “otro mundo es posible” (y si anda por la Plaza del Sol cada tanto, podrá ver carteles que también eso rezan, eh?).
    Diría, simplemente, que es hora de que empecemos a pensar con profundidad, frente a este fenómeno mundial, que en una de esas debemos dejar de intentar “acomodar” este movimiento a nuestras ideas preconcebidas, para acomodar nuestra ideas preconcebidas a este movimiento. Que no tengo ninguna seguridad de como irá derivando. Pero que está ahí, como perfecto grano en el culo para el sistema,impidiéndole sentarse cómodo y, cada tanto, reventando plazas y avenidas de todo el mundo. Siendo muy poquitos una semana, y cientos de miles a la siguiente.
    Estoy seguro que el sistema no dejará de ser porque se lo pidan (yo diría “pidamos”). Dejará de ser cuando lo hagamos caer. Con la gente, porque si nó, compañero, lo haremos caer en nuestra cabeza. Pero no caerá
    Un saludo.
    Chau

  2. Indudablemente no se trata de acomodar la realidad a los conceptos, si no de hacer lecturas correctas de lo que sucede y de determinar soluciones específicas y lo que sucede es que las masas han desbordado los Partidos por que las consignas quedaron chicas por su anacronismo, pero tambien por su vanguardismo, por que es molestoso que nos den pensando, o por que las instancias de diálogo o de debate se quedaron cortas, por que no se encausó la deliberancia, por que es mas difícil el manejo de la democracia entre iguales que caer en los cómodos brazos del estructuralismo, vicios políticos de dirigencias narcisistas enamoradas de su ombligo.
    Pero esto no obsta que dejemos de ver que la angurria desmedida del capital y su política de casino basada en la especulación está haciendo aguas, que la brecha entre ricos y pobres haya aumentado de que al quedarse sin piso estas economías q le apostaron a todo menos al trabajo como fuente de riqueza y avance de los pueblos, estén pasándole factura a los pueblos del orbe el desmedido y sin límites afán de lucro de las Corporaciones, léase Imperialismo, con recetarios fondomonetaristas de excesivos niveles porcentuales de pago de servicios de deuda externa que dejan despernancado cualquier presupuesto nacional, de recortes de subsidios, de privatizaciones , achicamiento del Estado, de encontrarle otros roles al Estado o de quitárselos todos, de reducir la propiedad social , para entregársela a las corporaciones bestias insaciables que esquilman a los pueblos, recetarios que no son nuevos ,que ya los Chicago’s boys discípulos de Milton Friedman aplicaron en América Latina hace 20 años con consecuencias desastrozas de miseria, hambre y desempleo. Eso es lo que les están aplicando a los griegos y que el pueblo se resiste con razones por demás valederas por que ni Papandreu, ni Papademos, ni ninguna maldita papa los va a sacar del hueco, si no la voluntad del pueblo heleno que le pare el carro a la troyka y le diga NO!! al pago de la deuda externa, NO !! al Banco Mundial, NO!! al Fondo Monetario Internacional, No!! a un europeismo que se quiere erigir sobre la sangre y el sudor de los pueblos, un europeismo distinto al que soñara Voltaire o un poco mas acá el que intuía De Gaulle, que aunque les hayan condonado la mitad de la deuda externa con dinero ensangrentado producto de la incautación de los dineros del petroleo Libio cerca de doscientos mil millones de dólares, aún así la situación es trágica para los griegos, por que saben que Angela Merckel y su combo de sirvientes del imperialismo les va a pasar factura y el costo será alto. En iguales o peores condiciones está Italia que vive una ficción creen que dándoles la cabeza de Silvio Berlusconi la cosa cambia , pues de ninguna manera, pues les toca bailar con la mas fea al pueblo italiano por que el recetario será el mismo y que quedó ya aprobado por el Parlamento italiano antes de poner su renuncia, es decir se fué haciendo la cagada, igual que Papandreu su colega de infortunio, es por eso la intervención militar a Libia, es por eso el salvajismo y el genocidio contra ése pueblo que cometió el único delito de ser rico en recursos naturales, pero no contentos con ésto continúan los afanes de despojo contra los pueblos y Siria siente que se cierne cual espada de Dámocles sobre su cabeza el fantasma de la guerra, pero Siria no está desarmada tiene el ejército mas poderoso del Africa, pero igual las amenazas son a diario y la pandillas de asalariados mercenarios siguen haciendo de las suyas, la misma estrategia que utilizaron contra los Libios y que al igual que éstos, su mandatario tiene apoyo popular, pero igual los mercenarios armados por las Corporaciones nutren la ficción creada por los medios sirvientes del imperio, que ahí hay guerra civil y que las fuerzas pacificadoras, las fuerzas protectoras de la OTAN deben intervenir para dizque proteger a la población Civil, y si vimos como los protegieron,asesinándolos a mansalva, mujeres ,niños, víctimas del bombardeo humanitario, asesinos infelices , la abyección de lo mas pútrido de la maldad. Pero la guerra va a ser generalizada, el imperialismo está sediento de sangre y muerte, sediento de petróleo sobre todo, porque con diferente estrategia Irán está siendo atacada por algunos flancos, mientras la Agencia Internacional de Energía Atómica le exige desarme nuclear, ayer fué ya bombardeado un campamento militar a 45 Kms de Teherán, y las amenazas de Israel continúan, insensatos, por que nos enfrentamos todos, toda la humanidad a una conflagración bélica de terribles consecuencias apocalipticas.
    Entonces si vemos antecedentes,causas, efectos y posibles consecuencias, no cabe duda que por mas anárcos que sean nuestros panas indignados , el que tenga como mínimo dos dedos de frente va a concluir que la prioridad es la lucha por la Paz Mundial, es la prioridad planetaria, por que esta Paz va a afectar las Corporaciones, por que esta Paz va a herir de muerte el Capitalismo, por que esta Paz permitirá la supervivencia de la especie humana y de nuestro planeta, única herencia que les dejaremos a nuestra progenie.
    Patria o Muerte !!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .