Fariñas: “… como un Titanic que no conoce fondo.”


José Luis Fariñas

José Luis Fariñas, Pandemonium, acuarela, fragmento, 2000

 Con esta acuarela, titulada “Pandemonium”, junto a su poema “Discordancias marginales de propia pausa”, retorna el maestro José Luis Fariñas a La pupila insomne.

Discordancias marginales de propia pausa

—¿grietas en liminaridades posthumanas
mientras inquieres, al vuelo de la luz,
por la elusiva sustancia de la sombra?
J. G. Abás

Pasaba el carguero frente a mí,
punto abierto entre dos abismos
de idéntico calado regresivo.
Yo estaba en la orilla fingiendo poses bíblicas
pero se descosió el salmo
cuando creí por un segundo casi total
que yo era la tumba del horizonte,
que todo el celaje cabía en una bolsa de nylon
entre mis boronillas mentoladas.
La brisa maceró el sostén de las gaviotas
hasta lograr ese olor a pecera destruida
de los puertos abandonados,
pero una felicidad de grano fino
menguaba mis golpes
como si pudiera lanzarlos a 3187 metros
en la mina más honda del  mundo.
No es fácil retener siquiera una sola espiga
de cualquier ilusión analgésica,
y se quedaban viudas de mirarme
las sabanas militares de la Alameda.
Sentí pena de no seguir conmigo
como antes, de no reconocerme más
y solo saber que soy el que no soy.

No sé por qué,
pero siempre es demasiado tarde
aunque la mañana cambie las claves
de tu polifonía irracional.
No eran los viajeros, la cadaverina centinela
o los delfines,
los que se iban con las luces del polo
tragados por el golfo de noviembre
y muriendo en cada bienvenida;
somos nosotros los que nos vamos,
las estacas resfriadas
de una orilla que parte cada vez,
a cada segundo un adiós terrígeno
y su diablo en el polvo de lágrimas de cebolla,
hijos de hijos de este puerto que se mueve con violencia
hacia el interior del cielo,
estrangulando su avatar como un Titanic
que no conoce fondo.

Un pensamiento en “Fariñas: “… como un Titanic que no conoce fondo.”

  1. Estupendo poema. Fariñas logra ir trasmitiendo, pasándonoslo quizás, ese intimismo, ese surrealismo tan particular, sello de su pincel, a su poesía. No “dibuja” sus poemas, tal otros pintores-poetas, no, pero nos va revelando viscerales imágenes; logrando una agradable intensidad y una plástica, de mucha actualidad.

    Felicitaciones al maestro Fariñas.

    Gracias por presentárnoslo.

    Saludos,

    José Valle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .