Cuatro evidencias sobre Siria que la OTAN se empeña en ocultar


Thierry Meyssan

- 1. Sería lógico creer que las acusaciones sobre la supuesta represión y la cantidad de víctimas han sido objeto de la más cuidadosa comprobación. Pero no es así. Todos los datos al respecto provienen de una sola fuente: el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede… en Londres, cuyos responsables se escudan tras el más estricto anonimato. ¿Qué valor pueden tener esas graves acusaciones si no se confrontan con los informes de otras fuentes? ¿Por qué instituciones como la Oficina del Alto Comisario de la ONU para los Derechos Humanos se hacen eco de tales acusaciones sin tomarse el trabajo de comprobar su veracidad?

- 2. Rusia y China recurrieron al veto contra un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que abría el camino a una intervención militar internacional. Los responsables políticos de la OTAN nos explican, apenados, que los rusos están protegiendo su base naval militar del puerto sirio de Tartus y que los chinos son capaces de cualquier cosa con tal de obtener unos cuantos barriles de petróleo. ¿Debemos aceptar el concepto maniqueo de que Washington, Londres y París hacen gala de buenos sentimientos mientras que Moscú y Pekín son esencialmente egoístas e insensibles al martirio de un pueblo? ¿Es posible no darnos cuenta de que Rusia y China tienen muchos menos interés en defender Siria que los países occidentales en destruirla?

- 3. Resulta ciertamente extraña la composición de la coalición de estos países supuestamente bien intencionados. ¿Podemos acaso pasar por alto el hecho que los dos principales contribuyentes de la Liga Árabe y promotores de la «democratización» en Siria son precisamente Arabia Saudita y Qatar, dos dictaduras al servicio de Estados Unidos y de Gran Bretaña? ¿Podemos acaso dejar de preguntarnos si los mismos países occidentales que acaban de destruir sucesivamente Afganistán, Irak y Libia –donde ya demostraron lo poco que les importa la vida humana– son realmente honestos cuando enarbolan el estandarte humanitario?

- 4. Y ante todo, para no dejarnos manipular en cuanto a los acontecimientos en Siria, es esencial ponerlos en su contexto. Para la OTAN y sus aliados del Golfo –cuyos ejércitos ya invadieron Yemen y Bahrein ahogando allí en sangre las manifestaciones– la «revolución siria» es la prolongación de la «primavera árabe», según la cual los pueblos de la región aspiran a la democracia de mercado y al confort del American Way of Life.
Por el contrario, para rusos y chinos, al igual que para venezolanos y sudafricanos, lo que sucede en Siria es la continuación del «rediseño del Medio Oriente ampliado» anunciado por Washington y que ya ha dejado 1,2 millones de muertos, un proceso al que toda persona preocupada por la vida humana debe sentirse deseosa de poner fin. Estos últimos recuerdan que, el 15 de septiembre de 2001, el presidente George W. Bush programó 7 guerras. Los preparativos para el ataque contra Siria comenzaron oficialmente el 12 de diciembre de 2003 con el voto de la Syrian Accountability Act, en medio de la euforia por la caída de Bagdad. Desde ese día, el presidente de Estados Unidos –cargo que hoy ejerce Barack Obama– cuenta con la autorización del Congreso para atacar Siria y ni siquiera está obligado a presentarse ante los parlamentarios estadounidenses antes de dar la orden de abrir fuego. Así que la cuestión no es saber si la OTAN ha encontrado una justificación divina para desencadenar la guerra sino más bien si Siria podrá encontrar un medio de salir de esta situación, como ya logró hacerlo ante todas las acusaciones difamatorias, y para no caer en todas las trampas anteriores, como el asesinato del ex primer ministro libanés Rafik Hariri o el ataque israelí contra una imaginaria central nuclear militar. (Fragmentto de un artículo publicado por la Red Voltaire)

Artículos relacionados:

9 pensamientos en “Cuatro evidencias sobre Siria que la OTAN se empeña en ocultar

  1. De verdad que estos yanquis tienen escrita la guerra en la frente, no es para nadie un secreto que los paises árabes tienen en si , grandes reservas del oro negro, preciado liquido que muchos tienen la intensión de gobernar. Aun a pesar de tantas muertes , de tantas deudas con las que cuenta el gobierno norteamericano , este se empeña en causar guerras alrededor de todo el mundo , sin importar las consecuencias, además de ser un gran actor al interpretar la faceta del gobierno salvador de los derechos de los pueblos , con sus ayudas humanitarias en que en vez de traer médicos , traen soldados armados hasta los dientes , que ironía he; pero sobre todo es capaz de incluso inventar falsas pruebas y difamaciones hacia otros pueblos acusándolos de proliferar el armamento nuclear , así como si compinche Israel que hace años lleva diciendo que los iraníes hace meses están por crear una bomba nuclear, es algo ilógico , incluso loco, creer tantas mentiras envueltas en un solo paquete. Debe Obama reflexionar grandemente respecto a esto, no creen……….

  2. Importante sacar a la luz la verdad sobre los supuestos asesinados en Siria, donde Meyssan incluso demostró que los nombres de las 3500 personas muertas habrían salido de un guía telefónica y que están bien vivitos. También es necesario denunciar a una cierta izquierda que se une a las patrañas del imperio, la izquierda otanista que ya antes le hizo el juego a los criminales que bañaron en sangre a Libia y que ahora se hacen eco de las supuestas muertes en Siria, como son los señores tan afamados de Atilio Borón y Santiago Alba Rico.

  3. Gracias, Rubisoy.
    No comparto los análisis de Atilio y Santiago sobre Libia pero no los calificaría de “izquierda otanista”. Los conozco a ambos y han dado muchas pruebas en otras circunstancias de ser personas de izquierda con los riesgos y las consecuencias que eso implica.

  4. Justamente por eso decía yo que es importante denunciar a quien bajo un halo izquierdoso y antimperialista no se la piensa dos veces antes de reproducir las mentiras del imperio y hacer “análisis” y “denuncias” de superrevolucionarios. Esos terminan siendo más peligrosos que el enemigo declarado.

    Aquí te dejo la última de estos señores, que desde sus cátedras de profesores y doctores, tan sacrificados que son, suscriben manifiestos “solidarios” (en el fondo se entiende con quienes):
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=138712

    Ya te harás tu opinión, yo tengo la mía.

  5. No estoy de acuerdo con el trato peyorativo a quienes han estado en la mayoría de las ocasiones del lado de los débiles. Tener diferencias con ellos no quiere decir que se hayan pasado al enemigo.

  6. Hombre Iroel, tú interpretas como trato peyorativo a llamar a las cosas por su nombre El término de izquierda otanista no es un insulto barato sino la consecuencia de las actitudes de este tipo de intelectualidad. Es precisamente el contenido lo que define la forma. Sí, ya sé que en la mayoría de las ocasiones han estado del lado de los débiles, claro, en la mayoría, pero cuando se pone en juego la condición de intelectual orgánico izquierdoso del capitalismo pues se ponen del lado de los fuertes. Qué confianza en estos intelectuales que recorren el mundo dando conferencias, que visitan universidades burguesas y dan discursos, con artículos que inundan la red, que publican libros valoradísimos dentro del sistema que pretenden destruir, pero que no son tocados por nadie. En fin, le ponemos una medalla y digan lo que digan o hagan lo que hagan no hay quien se las quite.

    Qué diferencia con aquellos que no son calificados de “intelectuales” sino de “terroristas”, aquellos que no tienen derecho, no digamos a dar conferencias, sino a vivir, aquellos que llenan las cárceles fascistas de Colombia o que son masacrados con bombardeos inteligentes o aquellos, como los compañeros del PCE(r), cuya web http://www.antorcha.org hace años que fue eliminada, que no se le publican libros, que sufren prisiones injustas en condiciones inhumanas en el estado en el cual se mueven como pez en el agua los intelectuales de la izquierda otanista.

  7. Me acabo de releer y no logro encontrar ninguna frase mía que indique sobre quien yo considero o no intelectual. Probablemente seré yo que me explico muy mal.
    Mejor lo dejamos entonces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .