Augurios: La política norteamericana hacia Cuba en 2012


Jesús Arboleya Cervera

El 2011 terminó con la derrota del intento de la ultraderecha cubanoamericana de limitar los viajes a Cuba. En ello influyó la reacción de la propia comunidad a la propuesta, el rechazo bastante generalizado de la opinión pública estadounidense y la posición del gobierno, más firme que otras veces, anunciando que el presidente vetaría la ley del presupuesto si incluía una enmienda de esta naturaleza.

Ante el peligro de que esto impidiera la aprobación de una ley de importancia capital para el país, el liderazgo republicano optó por eliminarla y, como premio de consuelo, también retiró una propuesta de signo contrario, destinada a facilitar el comercio  con Cuba.
En el lado demócrata, aunque los representantes votaron mayoritariamente a favor de la enmienda contra los viajes a Cuba, sus colegas del senado presionaron por excluirla, por lo que es fácil concluir que se trató de un diferendo que traspasó las filiaciones partidistas, reflejando la complejidad del tema cubano para la política norteamericana.

Vale entonces que analicemos este equilibrio de fuerzas y las tendencias que intervienen en el mismo y así tener una idea de lo que puede ocurrir en el año que  recién comienza.
Está demostrado que el voto cubanoamericano no es decisivo para ganar el estado de La Florida, ni siquiera el condado Miami-Dade, e incluso la cohesión de este electorado alrededor de la agenda de la extrema derecha cada día resulta más frágil. Tampoco las contribuciones del lobby cubanoamericano, por bienvenidas que sean, determinan el futuro de los políticos norteamericanos.

Por tanto, mirado históricamente, la fuerza de la extrema derecha cubanoamericana no ha radicado en su poder real, sino en potenciar la política en curso, particularmente durante los gobiernos de Ronald Reagan y George W. Bush; en su vínculo con otros sectores políticos norteamericanos y, durante una etapa, en la ausencia de contrapartes interesadas en un cambio de la política hacia la Cuba.

El gobierno de Barack Obama transformó el primero de los presupuestos, toda vez que, a pesar de sus limitaciones e inconsistencias, su política hacia Cuba confronta con los intereses básicos de la extrema derecha cubanoamericana y la ubica entre sus más fervientes opositores. En ello también influyen razones ideológicas e intereses políticos domésticos, que tradicionalmente han acercado a estos grupos a los sectores más conservadores del Partido Republicano, particularmente aquellos que abogan por una política muy agresiva hacia América Latina.

A estos sectores republicanos la extrema derecha cubanoamericana aporta el control de la política local en el sur de la Florida, vínculos con la oligarquía latinoamericana y un intenso activismo político alrededor del tema cubano, que se expresa fundamentalmente en las campañas electorales y el funcionamiento del congreso.

Quizás uno de los déficits más significativos de la política de Obama, no solo referido al caso de Cuba, sino respecto a sus propios intereses domésticos, ha sido no enfrentar con mayor determinación esta maquinaria política cubanoamericana, la cual, paradójicamente, en buena medida se alimenta de los aportes del gobierno a los planes contra Cuba, por lo que cada dólar que les entrega es una soga para su propio pescuezo.

Una de las razones que pudiera explicar este contrasentido, es que dentro de los demócratas también se mueven fuerzas contra Cuba, las cuales se benefician de la extrema derecha cubanoamericana para impulsar sus propias políticas, como es el caso del importante lobby judío.

Está claro que cuando hablamos del lobby judío no hablamos de toda la comunidad judía, aunque buena parte de ella actúa bajo el influjo de esta poderosa maquinaria, capaz de ejercer una influencia transversal en todo el país, abarcando desde liberales hasta neoconservadores.

Para el lobby judío la principal prioridad no es Cuba, pero los conflictos del gobierno cubano con Israel han determinado la hostilidad hacia la Isla de la política sionista en todo el mundo. Prueba de ello es que, junto con Estados Unidos, Israel es el único país que vota consistentemente contra las condenas al bloqueo aprobadas por la ONU.

Los intereses de la extrema derecha cubanoamericana entroncan perfectamente con esta política, lo cual tiene además ramificaciones en el estado de La Florida, donde el electorado judío es uno de los más importantes del país. Políticos como Ileana Ros Lethinen han hecho sus carreras basándose en esta alianza y la propia Fundación Nacional Cubano Americana surgió con el asesoramiento directo del lobby judío, que encontró en estos grupos una forma barata de ampliar el rango de su acción política respecto al caso cubano.

Este cuadro nos permite comprender las fuerzas que se oponen a un cambio de la política hacia Cuba. No obstante, contrario a lo que sucedía hace algunos años, cuando apenas existían contrapartes a la derecha cubanoamericana, hoy día otras fuerzas nada despreciables empujan en sentido contrario.

Desde hace años, el lobby a favor de modificar la política y ampliar las relaciones económicas con Cuba no está concentrado solo en la izquierda o los sectores más liberales del Partido Demócrata, sino en grupos económicos de fuerte afiliación conservadora republicana, como el sector agroalimentario, especialmente interesado en el comercio con la Isla.

Durante la administración de George W. Bush, la influencia de esta tendencia se vio limitada por la amenaza del veto presidencial, afectando una alianza que podía repercutir en otros intereses, como los subsidios a la agricultura, principal prioridad de este sector en sus relaciones con el gobierno.  Con el ascenso al poder de Barack Obama desapareció la amenaza del veto, potenciando la actividad de este grupo respecto al caso cubano, al que se suman otros intereses, particularmente dentro del sector petrolero, dadas las expectativas que ofrecen las exploraciones en Cuba.

Algunos analistas afirman que Cuba no es una prioridad de la política norteamericana y ello determina su inercia. Pero la causa pudiera ser lo contrario, ya que en verdad el problema cubano transita por múltiples coordenadas de la vida política de ese país; el asunto aparece cuando se tratan los asuntos más diversos; por él se interesan los grupos más importantes de la política nacional y, desde el bloqueo hasta la política migratoria, existe un tratamiento excepcional para el caso cubano, cuya eficacia está puesta en duda.

Es cierto que la mayoría de los grupos de poder involucrados hasta ahora en este debate, cualquiera sea su signo, preferirían transformaciones radicales en Cuba y que el país se ubique nuevamente en la órbita norteamericana. Pero solo para la extrema derecha cubanoamericana alentar tal desenlace constituye una precondición existencial. En ello radica, tanto la excepcionalidad de su caso, como la posibilidad de que se imponga, en algún momento, la tendencia que favorece formas de coexistencia que modifiquen la política actual.

Quizá el 2012, otra vez por culpa de las elecciones, no sea el momento adecuado para ello y continúe imponiéndose la inercia. El resultado será que la política norteamericana hacia Cuba continuará poniéndose más vieja y no se cumplan los deseos de muchos para el nuevo año. (Publicado en Progreso semanal)

Artículos relacionados:

9 pensamientos en “Augurios: La política norteamericana hacia Cuba en 2012

  1. aparenta un poco de desconocimiento de la realidad, yo me inclino por no quererle dar el valor real a algunas cosas, subestimar lo que odia para provocar estados de animos negativos.

  2. ya me lo imaginaba, segun EcuRed, la mayoria de las publicaciones del Sr Arboleya son relacionadas con Miami , ya entiendo mas claramente su “Augurios: La política norteamericana hacia Cuba en 2012”

  3. Y? Eso lo que evidencia es que es un profundo conoccedor de la comunidad cubana residente allí. Es además Doctor en ciencias y profesor de la Universidad de La Habana.

  4. El problema es que los habitantes de Miami. o mejor dicho del “Exilio”, que para ellos es un punto geografico del planeta no estan habituados a escuchar opiniones divergentes. En Miami en todas las emisoras de radio y television hispana, ademas de la prensa plana, solo escuchamos las noticias y opiniones, de quienes no deben opinar por su condicion de periodistas, y dejarle las conclusiones las los radioyentes. Acostumbran en todas las emisoras a hacer entrevistas y dar sus puntos de vistas que va contra el periodismo serio, a personas que piensan como ellos, nunca escuchamos otras entrevistas. Si el tema es sobre Cuba, todos los entrevistados o son disidentes o personajes que difieren de la politica de Cuba. Si el tema es Venezuela, Ecuador, Bolivia, Argentina, Uruguay,Nicaragua,etrc, siempre son opositores al gobierno. Todos los periodistas sin excepcion, ahora estan de moda los de origen cubano, venezolano,y alguno que otro peruano o nicaraguense, pero todos por la misma senda. Ya el papel de la prensa no es proporcionar al lector una informacion veraz, sino controlar el mercado de la IDEAS y defender el orden establecido. Tenemos aqui los papagayos de Oscar Haza, Felix Guillermo,Acosta, Nelson , Un tal Guillermo Martinez que a veces escribe en el Sun Sentinel y acude a los programas de la “venerable ” Marta Flores” que tiene un progrma nocturno propio para idiotas. Hay otro programitas similares en la tarde como el de la rabiosa Lourdes Ubieta con el señor Ricardo Brown, que lloran lagrimas de cocodrilo cuando alguna dama de verde les llama de Cuba para hablar mentiras del gobierno “apocaliptico”, “abusador” y “represor”, y experto en dar golpizas sin dejar marcas, ademas de usar balas, gases lacrimogenos, cometer asesinatos. Yo creo sinceramente que la señora Lourdes, si se hubiera dedicado a lar artes dramaticas, Ya en estos momentos hubiera ganado uno o dos Oscar de la Academia de Holliwood, y fueera candidata inmediata al salon de la fama.

  5. según Caribe, ¿a quién subestima el profesor Arboleya? ¿al guetto político de Miami? ¿a qué le resta valor? ¿al team de extremistas radicales en el Congreso y el Senado como ya le dicen muchos políticos norteamericanos al clan cubanomericano de Ileana-Mario-David-Albio-Bob-Marcos? ¿Quién crea estados negativos? ¿Arboleya? o acaso ese caos negativo lo va creando en la comunidad emigrada cubana mayoritaria (los que no se ponen la levita de exiliados) y en la propia sociedad norteamericana, ese grupo de políticos radicales que siguen añorando la “Cuba del ayer”, como ellos mismos le dicen.
    No entendí jamás la nota de Caribe.

  6. me parecio muy bueno y muy interesante el trabajo del profesor.
    es cierto que predecir la politica norteamericana hacia cuba para el 2012, año electoral y complejo puede quedar en el terreno de la inercia. interesante va a ser el analisis para la presidencia 2012-16, en mi opinion del mismo Obama,

    luego del 2016 – 2020, esa es la dificil, me atrevo a sospechar que a quien andan buscando hoy para el ticket a la vicepresidencia republicana, totalmente fragmentada y desprestigiada, el Senador Marco Rubio, quien no ha aceptado la oferta de correr a vicepresidente 2012, estara en 2016 muy cerca de haberse convertido en la nueva estrella republicana, en unas elecciones donde los democratas ya no tienen turno.

    el 2016 me parece que sera un momento especialmente tenso, porque Marco Rubio ya puso las cartas respecto al tema cubano. pienso que va a estar muy cerca de la presidencia, esta vez si pudiera aceptar el ticket que le estan ofreciendo hoy. muy posiblemente regresaremos a sufrir las mas agresivas politicas, nuevamente, alla y aqui, con todas las consecuencias para la vida, la union y/o division de nuestras familias

    seria tambien interesante visualizar el escenario economico, politico y social cubano dentro de esos 5 años, con el proceso de actualizacion economica que ha comenzado, y el papel que van tomando las nuevas generaciones en la direccion del pais.

  7. Si Cuba se hubiese gobernado teniendo en cuenta los supuestos gringos,fuera nada,asi que pa’lante es pa’llla……Carajo..!!!

  8. tiene razon contra-anelido, y en gran medida o si no el el 100% cuba ha sobrevivido cualquier temporal gringo gracias a su liderazgo historico. a una politica unica, vertical, que las nuevas generaciones tendran que asumir en un escenario tal vez mas complejo que todos los anteriores,

    no es una frase la que mantuvo a cuba arriba y a flote, fueroin hechos, fue real politic, fue talento, fue liderazgo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .