Cuba no cree en robots


Iroel Sánchez

“Sentarse a esperar la muerte del adversario anunciándola una y otra vez como voceros de funeraria, es humanamente poco ético, periodísticamente de escasa credibilidad y políticamente implica una confesión pública de su propio fracaso”, ha escrito en su blog el periodista de la BBC, Fernado Ravsberg, a propósito del más reciente rumor, surgido en la red social Twitter, pero amplificado por algunos medios, anunciando la enésima muerte de Fidel.

Como ya han demostrado varios análisis -publicados en el blog La pupila insomne y el sitio  Cubadebate– se trató de una operación originada por el empleo de robots en Twitter, un número muy pequeño de usuarios –apenas 50, reconoce la agencia AP– y la precipitada colocación contra toda lógica algorítmica entre los “temas del momento” en la red social de una etiqueta con el nombre del líder de la Revolución cubana.

La relación del Departamento de Estado con Twitter para el empleo subversivo de esa red social –reconocido a propósito del evío masivo de mensajes durante la llamada “Revolución verde” en Irán- y el hecho de que Estados Unidos dedique un presupuesto al “cambio de régimen” en Cuba con el empleo de Internet, es algo que no han querido mencionar en este caso los medios de prensa occidentales, que han preferido centrarse en lo anecdótico más que en las causas reales de que un evidente bulo haya llegado a las redacciones de los grandes medios. La relación entre la salud del líder cubano y una intervención de Estados Unidos en Cuba no es algo traído por los pelos sino una piedra de toque en la estrategia para derrocar al gobierno de la Isla.

En Agosto de 2006 -justamente cuando acababa de difundirse la proclama en que Fidel anunciaba la delegación de sus responsabilidades, debido a un grave deterioro de su salud- un diplomático norteamericano en la Isla encargó  un manifiesto para un “levantamiento popular” en La Habana. El documento fue impreso y distribuido desde la Sección de Intereses de EE.UU. en la capital cubana, según mostraron imágenes de la serie Las razones de Cuba que también recogieron el momento en que el encargado de encabezar  la protesta, que debía terminar provocando la intervención norteamericana, se introducía con su familia en la residencia de un diplomático estadounidense la víspera del día en que ocurriría el “levantamiento”.  El encargado de redactar el manifiesto, era en realidad el agente Daniel, de los Órganos de la Seguridad Cubana, y ello permitió documentar toda la operación, pero esas revelaciones -publicadas en abril del pasado año-, como los robots tras el bulo en Twitter de este 2 de enero, nunca llegaron a los medios.

La creación de una situación convulsa en Cuba, que genere una escalada de violencia incontrolable para abrir las puertas a una condena internacional que justifique la intervención militar encabezada por EE.UU., es un objetivo permanente de la política norteamericana hacia la Isla. Para ello hay emisoras de radio y TV financiadas por el gobierno de Washington, “disidentes” con la tecnología necesaria para reportar desde el terreno y grandes medios de comunicación dispuestos a hacerse eco. Sólo falta la noticia que sirva de detonante y para ello se inventan los bulos que se estrellan uno tras otro contra este “país de paradojas” -como lo llama Ravsberg- cuya realidad no cree en robots, ya sean de carne y hueso -como los que paga la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba- o virtuales,  como los que crearon el falso rumor de la enésima muerte de Fidel. (Publicado en CubAhora)

3 pensamientos en “Cuba no cree en robots

  1. una muestra mas del fracaso de su politica y la desesperacion que los embarga

  2. Es bochornoso como aquellos que se autotitulan periodistas, aunque hayan ido a la Universidad, se prestan para tal show. Realmente dicha profesion se ha prostituido totalmente.

  3. Esta es una vez mas la muestra de sus verdaderas intensiones , de la verdadera cara del imperio, ahora mas que nunca tenemos que estar con viento en popa , cuando los yankis buscan mas y mas guerras para justificar sus gastos millonarios , sabiendo solo que en gastos de guerra posiblemente gasta buena parte de su producto interno bruto.No podemos escatimar que ante cualquier situación creada intencionalmente para desestabilizar la sociedad cubana o provocar cualquier barullo que tenga cierto impacto en los medios de prensa , no perderán la oportunidad para tratar de hacer lo mismo que en Libia y en otras naciones del Medio Oriente con sus famosas intervenciones humanitarias , todo para de la manera mas encubierta posible meter sus fuerzas militares y apoderarse de una nación lo mas fácil posible. No perdamos ni pie ni pisada nunca a los arrastres de esta voraz serpiente, que estará esperando el momento exacto para lograr sus propósitos.Claro que por ahora se las veo difícil, pues esta revolución no piensa dejarse avasallar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .