Cuando la muerte solo alimenta la voracidad del enemigo


Miguel Fernández

De nada vale que un hombre, con razón o no, haya muerto. De nada vale que una familia sufra la pérdida de un ser querido. De nada vale que algunos no tengan frenos para incentivar la inmolación inútil en aras de conseguir sus propósitos.

Nuevamente se reabre la carpa y el circo enciende sus luces, mientras las fieras aúllan sedientas de sangre. Lo importante es tener “argumentos”, aunque los costos los paguen otros. Una máxima que ha imperado por más de medio de siglo de persistente enfrentamiento con el único fin de aniquilar a un pueblo.

Lo insólito es que conviertan a un delincuente común en patriota. Eso es tan vil como el mismo acto de empujarlo a un supuesto martirologio. Una irrespetuosa comparación de un abusador de mujeres que fue confinado en prisión por atentado y desacato, con los próceres que fundaron la Patria y los miles de hombres y mujeres puros que entregaron su vida en defensa de la soberanía isleña.

Aunque fuera cierta la pertenencia del  supuesto suicida a alguna de las agrupaciones opositoras que medran en la Isla, eso no lo  eleva a la categoría de patriota, cuando su conducta social estaba lejos de los derechos que presumiblemente decía defender. Los que ahora lo erigen como mártir, olvidan las marcas de los golpes que dejó en su esposa Maritza Pelegrino, acto por el que fue a parar a prisión. Pero se hacía vital reconvertirlo en luchador, patriota y demócrata.

Más que ira, da pena que importantes personalidades se incorporen ciegamente a la algarabía y silencien las verdaderas razones por las que este suicida fue a dar a prisión. El presidente de los Estados Unidos Barack Obama se pronunció asegurando que sus «pensamientos y oraciones están con la esposa, la familia y las amistades de Wilmar Villar, un joven y valiente defensor de los derechos humanos y las libertades fundamentales en Cuba», quizás sin darse cuenta que la violencia contra su esposa fue la razón de su encausamiento y que sus familiares, ni siquiera compartían sus actividades contra la estabilidad de su propia Patria.

También la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, hizo comentarios condenatorios sin buscar las verdaderas razones de esta amarga historia. No sorprende quien representa a un partido político de derecha que ha abogado por años por ver hundirse a la Revolución Cubana.

A ninguno de los grandes medios se les ha ocurrido buscar impresiones entre la población cubana, ni siquiera en el pequeño pueblo oriental de Contramaestre, lugar donde vivía y actuaba Villar Mendoza. Y no tengo dudas que esas opiniones serían intrascendentes y poco confiables para los propósitos de la campaña mediática que se teje contra Cuba.

Una vez más se demuestra que estos actos, por trágicos, no repercuten negativamente sobre la sociedad cubana, y al final, solo consiguen unir más al pueblo en torno a su Revolución. El pueblo, esa mayoría de obreros, estudiantes y profesionales que la contrarrevolución –dentro de la Isla o en las oficinas de Miami- llama turbas, jamás aceptarán presiones de quienes han apostado a matarlos por hambre.

*Periodista cubano residente en Miami

Artículos relacionados:

5 pensamientos en “Cuando la muerte solo alimenta la voracidad del enemigo

  1. Muy de acuerdo con tu artículo, tocayo, solo quisiera agregar que no es de extrañar que quienes no tienen el menor pudor enviar tropas a masacrar pueblos, que festejan las ejecuciones extrajudiciales, que son cómplices de los secuestros a opositores y silencian las torturas a las que son sometidos, orquesten campañas como esta. Su odio a los gobiernos y pueblos revolucionarios es tan grande que los lleva a utilizar los más despreciables métodos contra ellos.
    Saludos
    Miguel A.

  2. Saludos a todos los camaradas: Los que mennos pueden decir sobre los temas de los Derechos Humanos, son los mismos que aprovechan cualquir incidente de carácter personal, para continuar contra su odio a Cuba. En el Caribe se usa un refráan muy claro: «siempre hablan los que no deben» y es muy cierto; los yanquis que han violado todo de acciones humanas se aprovechan de todo, bueno ya sabemos que quienes son ésta gentuza.

    Solidaridad con Cuba, su pueblo y su revolución, por más que utilizen todo tipo de armas mal informadas, nunca podrán terminar con algo que está consolidado.

    Joaquín Rozas EL VASCO!!!!!!!!!!!!!!!!

  3. Ya nada nos asombra de estos cancerberos de Miami y tambien España, que su odio solo destila veneno hacia el pueblo cubano. Se hacen ilusiones por los sucesos en algunos paises arabes, que nada tienen que ver con la Isla de Cuba.

  4. que se puede esperar de los que lo imponen y de los que piden a gritos se recrudezcan medidas diseñadas para matar por hambre a un pueblo entero…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.