“Reportes de Alan Gross” prueban su culpabilidad


Alan Gross en Afganistán

Un resumen del despacho de la agencia AP con un análisis de los reportes del estadounidense Alan Gross -condenado a quince años de privación de libertad en Cuba- que revela su actuación encubierta al servicio del gobierno norteamericano y su violación consciente de las leyes cubanas.

Pieza por pieza, en mochilas y maletines, el estadounidense Alan Gross se aseguró de introducir computadoras, teléfonos celulares, discos duros y equipos de telecomunicaciones en Cuba. El artículo más sensible, según los reportes oficiales de los viajes del contratista estadounidense, fue el último: un “chip” informático para teléfonos móviles que, según expertos, suele ser usado por la CIA y el Pentágono para evitar la detección electrónica de señales telefónicas.

El operativo fue financiado por la Agencia de Desarrollo Internacional, conocida como USAID por sus siglas en inglés, la entidad del gobierno estadounidense fundada en 1961 para proveer asistencia económica, humanitaria y de desarrollo alrededor del mundo en apoyo a los objetivos de la política exterior estadounidense. Gross, sin embargo, se identificó como miembro de un grupo judío humanitario y no como un representante del gobierno de Washington.

Durante el juicio, Gross se declaró un “tonto inocente” que fue engañado. Pero los reportes de su viaje indican que él sabía que sus actividades eran ilegales y que temía las consecuencias, incluyendo la posible expulsión del país.

Uno de los documentos afirma que uno de los líderes comunitarios “dejó absolutamente claro que estamos ‘jugando con fuego”’.

En otra ocasión Gross comentó: “No cabe duda, esto es un asunto muy riesgoso”.

Y, finalmente: “La detección de señales de satélite sería algo catastrófico”.

El caso ha agravado las tensiones entre Estados Unidos y Cuba, que ya llevan décadas, ha suscitado inquietudes sobre esos programas de asistencia para el desarrollo, y sobre si las actividades encubiertas deben ser territorio exclusivo de los agentes de inteligencia.

La empresa de Gross, JBDC Inc., que se especializa en establecer conexiones de internet en lugares remotos como Irak y Afganistán, había sido contratada por Development Associates International Inc. (DAI) de Bethesda, Maryland, que había logrado un contrato multimillonario con USAID para lo que AP denomina romper el bloqueo informativo impuesto por el gobierno cubano mediante “innovaciones tecnológicas como conexiones telefónicas, internet por satélite y telefonía celular”.

Funcionarios de USAID revisaron los reportes oficiales de los viajes de Gross y fueron enterados periódicamente sobre el proceso, dijo el portavoz de DAI Steven O’Connor. Los reportes fueron suministrados a la AP por una persona enterada del caso que pidió no ser identificada debido a la sensibilidad de la información.

Los reportes abarcan cuatro visitas en un período de cinco meses en 2009. Otro reporte, redactado por un representante de la empresa de Gross, cubría su quinto y último viaje, que culminó con su arresto el 3 de diciembre de 2009.

En su conjunto, los documentos revelan todos los esfuerzos de Gross para evadir la detección de las autoridades cubanas.

A fin de evitar los registros aeroportuarios, Gross reclutó la ayuda de otros judíos estadounidenses para poder traer los equipos electrónicos, pieza por pieza. Dio instrucciones a sus ayudantes para que metieran los equipos, algunos de los cuales están prohibidos en Cuba, en el equipaje de mano en vez del equipaje de carga.

En una oportunidad, viajó en automóvil siete horas para no tener que pasar por la seguridad del aeropuerto.

En su último viaje, trajo una “discreta” tarjeta SIM — tarjeta electrónica de identificación de subscriptor — diseñada para evitar que una transmisión por teléfono satelital sea detectada.

El tipo de tarjeta SIM que llevaba Gross no se vende en el mercado y se facilita sólo a gobiernos, según un funcionario de una compañía de telefonía satelital y un ex funcionario de inteligencia estadounidense que ha utilizado ese tipo de chip. Los funcionarios, que hablaron a condición de anonimato debido a la sensibilidad de la información, dijeron que los chips usualmente son suministrados al Departamento de Defensa y a la CIA, pero pueden también ser obtenidos por el Departamento de Estado, que supervisa a USAID.

Preguntado sobre cómo Gross obtuvo la tarjeta, el vocero de USAID Drew Bailey solamente dijo que la agencia no desempeñó rol alguno en ayudar a Gross a obtener sus equipos. “Somos una agencia de desarrollo, no una agencia de inteligencia”, dijo.

El gobierno cubano considera todas las actividades de “promoción de la democracia” desempeñadas por USAID como ilegales y una amenaza a la seguridad nacional. AP cita a quienes afirman que las acciones de USAID no sólo pone en peligro a contratistas como Gross sino a todos los trabajadores de asistencia de Estados Unidos, inclusive aquellos que no están involucrados en actividades secretas.

“Ocurre con demasiada frecuencia que la gente de USAID es percibida como agentes de inteligencia”, comentó Philip Giraldi, un ex oficial de la CIA. “Eso perjudica a USAID, perjudica a la CIA y perjudica a cualquier otra agencia de inteligencia que debe operar debajo del radar”.

Aun antes de entregar la tarjeta SIM, Gross reconoció en su reporte que el uso de teléfonos con conexión satelital de internet sería “problemático si se llegase a descubrir”. Estaba consciente de que las autoridades estaban usando sofisticados equipos de detección y relató haber visto a empleados de la empresa estatal cubana de telecomunicaciones realizando un registro el día anterior al que debía establecer una operación inalámbrica Wi-Fi.

Aunque el gobierno estadounidense delinea en términos generales los objetivos de sus programas de asistencia en documentos públicamente disponibles, los programas no podrían funcionar en Cuba de una manera que no sea secreta, pues allí son considerados ilegales. Por razones de seguridad, las agencias estadounidenses se han negado a suministrar detalles operativos, incluso a comités del Congreso que monitorean esos programas.

La Ley de Seguridad Nacional de Estados Unidos define “encubierto” como toda actividad del gobierno destinada a influenciar las condiciones en otro país “de tal manera que la participación del Gobierno de los Estados Unidos no sea aparente o públicamente reconocida”.

La actividad de USAID para la promoción de la democracia en Cuba fue estimulada por un fuerte aumento de la financiación bajo la administración Bush, y en una nueva estrategia que busca facilitarle tecnología de comunicaciones a los cubanos. El financiamiento estadounidense para programas relativos a Cuba aumentó de 3,5 millones de dólares en 2000 a 45 millones en el 2008. Actualmente ascienden a 20 millones de dólares.

Gross recibió medio millón de dólares como subcontratista de USAID, según fuentes estadounidenses conocedoras del contrato y que pidieron permanecer en el anonimato porque no tenían autorización para hablar del caso.

Funcionarios estadounidenses insisten en que el trabajo de Gross no era subversivo porque sólo buscaba dar acceso a la internet a la comunidad judía, no a los disidentes. Los líderes judíos dicen que no estaban al tanto de los vínculos de Gross con el gobierno estadounidense y que ya tenían acceso a la internet, aunque limitado. USAID no ha aclarado porque creía que la comunidad judía cubana necesitaba una tecnología tan sofisticada.

Preguntado sobre si tales programas tenían la intención de derrocar al gobierno cubano, Lopes dijo “para USAID, nuestros programas de fomento a la democracia en Cuba no son sobre cambiar un régimen en particular. Eso es decisión del pueblo cubano, y creemos que ellos merecen tener esa opción”.

Otros discrepan.

“Por supuesto, esto es una actividad encubierta”, dijo Robert Pastor, asesor de asuntos latinoamericanos durante el gobierno de Jimmy Carter y actualmente director de Centro para la Democracia y Elecciones de la American University en Washington. “Se trata de buscar un cambio de régimen”.

Oriundo de Potomac, Maryland, Gross era un hombre sociable de 62 años, unos dos metros (seis pies) de alto y de 113 kilos (250 libras). Era inconfundible. Había comprado un programa Rosetta Stone de aprendizaje de idiomas para mejorar su español y poseía escasos conocimientos sobre Cuba. Pero sabía mucho sobre tecnología. Su empresa se especializaba en instalar equipos de comunicación en lugares remotos del mundo.

El primer viaje de Gross para DAI, que concluyó en abril del 2009, se centró en introducir equipos en la isla y establecer el primero de tres centros con acceso irrestricto a la internet para la diminuta comunidad judía de Cuba, que suma unas 1.500 personas.

Para introducir los equipos, Gross recurrió a grupos humanitarios norteamericanos que cumplían misiones en la isla. Viajó con esos grupos y le pidió a distintos individuos que llevaran las piezas, según los reportes de viajes.

Tres personas conocedoras de las tareas de Gross dicen que él le dijo a sus contactos en Cuba que estaba ahí representando a una organización judía, no al gobierno estadounidense. USAID dice que ahora le pide a la gente que realiza sus misiones que revele su financiamiento por parte del gobierno estadounidense a la gente que recibe la ayuda, si le preguntan.

Uno de los reportes de Gross parece indicar que él se presentó como miembro de uno de esos grupos y que viajó con ellos de tal manera que pueda interceder con las autoridades cubanas si surgían suspicacias.

Sus ayudantes debían llevar artefactos separados en su equipaje de mano. De esa manera, escribió Gross, cualquier pregunta podría ser respondida en el proceso de rayos X en el puesto de seguridad, y no en la casilla de aduanas. El material era luego entregado a Gross en su hotel en La Habana, según los reportes de viajes.

Desde hace tiempo USAID ha pedido de los visitantes a Cuba que introduzcan material prohibido en la isla, como libros y radios onda corta, dijeron funcionarios estadounidenses enterados del programa. Y funcionarios de USAID han admitido en interpelaciones legislativas que han empleado a contratistas para llevar programas computacionales que permitan enviar material codificado por internet, según participantes de las reuniones.

Una alarma sonó en uno de los viajes de Gross cuando uno de sus acompañantes intentó salir del terminal aéreo; el acompañante había colocado el artículo — un artefacto que puede extender el rango de una red inalámbrica — en su equipaje de carga.

Gross intervino, asegurando que el artefacto era para su uso personal y que no era un disco duro de computadora ni un radio.

Según los reportes de viajes, los agentes de aduana intentaron cobrar 100% del valor del objeto como arancel, pero Gross logró regatear un poco y se le permitió salir del aeropuerto con el equipo.

“Ese día, más valió ser afortunado que inteligente”, escribió Gross.

Gran parte del equipo que Gross traía es legal en Cuba, pero el volumen de la carga podría darle a las autoridades cubanas una pista de cuál era la intención del estadounidense.

En la lista de su cuarto viaje, bajo “Equipo total”, dice que había 12 iPods, 11 teléfonos BlackBerry Curve, tres MacBooks, seis discos externos de 500 gigabytes, tres teléfonos satélites vía internet conocidos como BGANs, tres enrutadores, tres controles, 18 módulos inalámbricos, 13 barras de memoria, tres teléfonos para hacer llamadas por internet y varios interruptores. Algunas piezas, como los equipos para redes y para comunicaciones satelitales, están expresamente prohibidos en Cuba.

Gross escribió que metió los BGANs en una mochila. Había aspirado a engañar a los agentes de aduana colocando cinta adhesiva encima de las marcas de los equipos: “Hughes”, el fabricante e “Inmarsat”, la empresa que provee el servicio de comunicación satelital vía internet.

Los BGANs eran cruciales porque no solamente facilitan acceso a la internet por satélite sino además una señal que puede servir a varios usuarios de manera inalámbrica. La ventaja de ello es que la comunicación va directamente al satélite, sin pasar por los servidores controlados por el gobierno.

Siempre había la posibilidad de ser descubierto.

El año pasado, el Comité de Relaciones Exteriores del Senado preguntó sobre la posibilidad de que misiones clandestinas estén siendo usadas en algunos de los programas humanitarios estadounidenses, y de que las autoridades cubanas hayan infiltrado algunos de ellos.

“La posible infiltración por parte de los servicios de contraespionaje es un riesgo conocido en Cuba”, dijo el Departamento de Estado en una respuesta por escrito a preguntas de la AP. “Quienes desempeñan nuestras labores están conscientes de ese riesgo”.

El primer viaje de Gross a Cuba culminó a comienzos de abril de 2009 con el establecimiento de un centro de comunicaciones en La Habana.

Regresó poco tiempo después, se quedó unos 10 días mientras se establecía otro centro en Santiago, la segunda ciudad más grande de Cuba.

En su tercer viaje, de dos semanas y ocurrido en junio de 2009, Gross viajó a una ciudad en el centro de la isla, Camagüey, según un funcionario del gobierno estadounidense. Alquiló un automóvil en La Habana y manejó por siete horas, en lugar de tener que someterse a revisiones en el aeropuerto.

Gross escribió que los BGANs no debían ser usados fuera de La Habana, donde existen suficientes radios y ondas radiales como para ocultar las emisiones.

El reporte para el cuarto viaje de Gross, que concluyó ese agosto, fue catalogado como el final y resumía sus éxitos: el establecimiento de redes inalámbricas en tres comunidades; unos 325 usuarios; “las comunicaciones desde y hacia Estados Unidos han mejorado y se están usando de una manera regular”. Nuevamente se llega a la conclusión de que “es una misión sumamente riesgosa”.

A Gross no le hubiera ocurrido nada si hubiese parado allí.

Pero a fines de noviembre de 2009, regresó a Cuba por quinta vez. Esta vez no volvió. Fue arrestado 11 días después.

Un reporte adicional fue redactado posteriormente, con membrete de la empresa de Gross. Fue preparado con la asistencia de DAI, la empresa que mandó a Gross a Cuba, con el objetivo de cumplir con el requisito contractual de suministrar un resumen de su trabajo, a fin de cancelar todas las facturas relevantes, de acuerdo con funcionarios conocedores del documento.

El reporte afirma que Gross deseaba mejorar la seguridad en el centro de comunicaciones instalado en La Habana mediante la instalación de “una tarjeta sim alternativa” en el equipo satelital.

La tarjeta permitiría que la señal del BGAN pasara desapercibida al transmitirse al satélite, dificultando la detección del artefacto.

El documento concluye que la seguridad en el lugar fue afianzada.

No queda claro cómo DAI logró confirmar el trabajo de Gross para el reporte final aunque un documento, que también presenta el membrete de la compañía de Gross, establece que un representante de Gross contactó a la comunidad judía cubana cinco veces después de su arresto.

En una declaración durante su juicio, Gross se declaró inocente y ofreció disculpas.

“Nunca he hecho algo, ni lo haría ni lo haré, en lo personal o en lo profesional, para socavar a un gobierno”, dijo. “Me arrepiento profundamente por ser un tonto inocente, fui engañado, me usaron”.

En una entrevista con la AP, su esposa, Judy, culpó a DAI, la empresa que envió a Gross a Cuba, por no decirle a él toda la verdad sobre los riesgos. El vocero de DAI O’Connor dijo en una declaración que Gross “diseñó, propuso e implementó esta tarea” para la compañía.

17 pensamientos en ““Reportes de Alan Gross” prueban su culpabilidad

  1. Por ejemplo? Usar la bandera de las SS como acaban de hacer los marines de EU? Lo que es ilícito es que EU financie programas para socavar el gobierno que los cubanos se han dao, de ahí se deriva lo demás.

  2. ESO NO ES PRUEBA EN NINGUN LUGAR DEL MUNDO, MUCHO MAS LES COGIERON A LOS 5 EN LAS COMPUTADORAS Y UDS SIGUEN NEGANDO QUE FUERAN ESPIAS,PARECE QUE SOLO HAY ESPIAS DE UN LADO

  3. La noticia de AP, es muy clara: “El artículo más sensible, según los reportes oficiales de los viajes del contratista estadounidense, fue el último: un “chip” informático para teléfonos móviles que, según expertos, suele ser usado por la CIA y el Pentágono para evitar la detección electrónica de señales telefónicas.”
    Mas adelante la noticia dice: “El operativo fue financiado por la Agencia de Desarrollo Internacional, conocida como USAID… la entidad del gobierno estadounidense fundada en 1961…en apoyo a los objetivos de la política exterior estadounidense.”
    En cualquier país del mundo esto es condenado como acción ilegal y contra la seguridad del estado. Si además, como es en este caso, el país de donde procede la acción, es hostíl al gobierno, se considera como una agresión y acción de guerra.
    Bien barato que le ha salido al Sr.Gross sus acciones, solo 15 años de prisión. En su país han sido condenados a 5 cubanos a penas que van de 15 años a varias cadenas perpetuas, sin que sus acciones fueran contra los intereses de los EEUU, sino contra terroristas que ponen en peligro a muchas vidas, incluso en los propios EEUU.
    Saludos
    Miguel A.
    P.d: siguiendo el consejo que nos dio Dardo anteayer, no doy bola a los “troll” como rafael torres, Moses y otros. Ya se cansarán de vomitar estupideses si nadie les responde.

  4. Pero además de lo expuesto por Iroel… a las autoridades norteamericanas se les entregó los dossiers necesarios para alertarlos de las actividades terroristas de agrupaciones que están en territorio de EU… los mismos dossiers con las informaciones que los Cinco habían recaudado con sus investigaciones… y ninguna de las actividades realizadas por los Cinco fue para complotar contra el gobierno de los EU… ¡Grandes diferencias!
    ¿O es que para ti, Richard, es muy libre orquestar guerras de rapiña por todo el mundo por tener el poder sobre los recursos naturales de otros países?
    Cuba no gusta ni practica ese tipo de “libertad lícita” de carácter imperial… Alan Gross debería estar contento que los tribunales cubanos no cometen la estupidez de sentenciar con Dos Cadenas Perpetuas como los tribunales de los Estados Unidos. ¿Será que tienen miedo que el karma de los cinco se reencarne nuevamente en combatientes antiimperialistas?… Pues ya debería estar temblando, pues hay millones de cubanos que les late en sus pechos la misma valentía de los Cinco, dispuestos a defender a la Patria.

  5. donde vive rafael torres?
    cuales son esos ”paises libres” o gobiernos “democraticos” que permiten que potencias extranjeras intenten derrocarlos , tumbarlos del poder , socaven el orden interno?

  6. Consejo para iroel:mi nombre real es Rafael Torres y vivo en Fort Myer,una ciudad al centro oeste del estado de la Florida,por lo que no soy ningun troll,si en este blog se vierten y permites opiniones y comentarios que estes de acuerdos a tu ideas y que son ademas lo que te gustaria escuchar,se convirtiria en un foro muy aburrido y antidemocratico,tu mismo opinaste en el nuevo herald”prisiones de maxima seguridad en cuba”.Las ideas y las cosas no se imponen,porque se convierte en dictadura.cuando una persona ofende como Miguel A,es que,o quiere imponer sus opiniones a la fuerza,o es un inculto.saludos y buen dia.Rafael

  7. Gustavo de la Torre dijo:
    ¿O es que para ti, Richard, es muy libre orquestar guerras de rapiña por todo el mundo por tener el poder sobre los recursos naturales de otros países?
    Digame señor donde USA ha robado algun recurso ? a que pais?
    Gracias

  8. Ahora sí que Richard se enteró que el agua tibia existe… alucinante. ¡Compadre! Ahora mismo me estoy destornillando de la risa por semejante disparate… A ver… si deseas conocer un poco de la carrera armamentista y de robo de tu afamado EUA, te sugiero leer en la siguiente entrada (http://gustavo67.blogspot.com/2011/07/1-conferencia-de-la-federacion-de.html) un texto que está casi a su final, titulado: El imperialismo de hoy. Breve historia de la diplomática política del terror.
    De lo contrario, puedes ir al sitio web: http://www.terrorfileonline.org/es/index.php/Inicio y de seguro verás el amplio portafolio que tienen los gobiernos de Estados Unidos en su carrera expansionista y expolio de recursos.
    De todas maneras, aun cuando quieras seguir estancado en “santificar” a tu protector… te sugiero que este tipo de preguntas no las hagas públicas… porque hasta ellos mismos se reirán de ti.

  9. Recientemente, el embajador aleman se reunio con opositores malayos y ipso facto la cancilleria de Malasia lo llamo y le advertio que de continuar con sus actividades injerencistas seria expulsado

  10. Amigos ,vivo en Estados Unidos, exactamente en la ciudad de Miami, ustedes no tienen idea de como es esto aca, sinceramente es un circo total, un odio viceral a todo lo que sea Cuba y sus logros en todas las esferas.
    El decir algo a “favor” de Cuba, fijense bien, no de un sistema politico(aunque en mi opinion personal, existen esos logros por el sistema politico), automaticamente una andanada de estupideses desde ofensas personales hasta todo tipo de improperios, no es increible, que clase de odio, mas enfermizo, no tienen la mas minima idea, eso sin contar que los canales cloacas de aca junto a la radio cloaca, es constantemente difamando, mintiendo, horrible!!!! asi que por favor ,aquellos que posteen algun comentario aca, siempre tengan varias cosas en mente…
    una, de donde vienen? donde nacieron? saben bien que cosas que aca, en esta”democracia” pasan todos los dias, en Cuba no EXISTEN, tan asi de absoluto, como estar con el corazon en la boca que te pueden echar a la calle en cualquier momento por cualquier situacion, y a la calle vas, literalmente, pues la renta,como la pagas, como pagas un seguro medico??? que dicho sea de paso, no te cubre casi, NADA!!! negar eso, tratando de ocultar esta realidad, y crear o defender todas estas bonanzas del sistema CUBA, quien niegue eso, sinceramente esta mintiendo o algun mecanismo sicologico, de enagenacion esta en su cabeza , para ver cosas en su patria que no existen , y asi aceptar este sistema tan duro e inhumano….creo yo, que tienen problemas sicologicos, de verdad!!!

  11. este individuo, “Richard” me imagino que solo ve Fox news y cree que Pinocho existio y por supuesto que el resto del mundo es terrorista y que Capitan America esta ahi para liberarlo, pero estoy deguro que tiene en su patio trasero, como la mayoria de los gringo s sembrado la diosa verde. Si Iroel ” este es el mejor chiste de toda la historia de la pupila y por supuesto tenia que haberlo hecho un ciego pro yanqui

  12. en mi pais decimos GOLEADA contundente la que le diste al analfabeto, que seguro hasta llorara cuando no puede comprar el celular de ultima generacion, que cuando su famoso pais invade con mercenarios asesinos

  13. No creo que sean judios ideologicamente puros e inocentes los que ayudaron al mercenario terrorista agente de la usaid (CIA) Allan gross a introduciur en cuba de manera subrepticia equipos tecnologicos sofisticados para ejecutar actividades de espionaje y conspiracion.Tales judios “religiosos” podrian ser en las practica agentes sionistas de inteligencia civil o militar o ambos reclutados por el Mossad la policia de inteligencia politica del estado y gobierno de israel la cual opera de manera encubierta en todo el planeta con la participacacion complice de individualidades grupos organizados y otros conspiradores simulando ser activistas de derechos humanos supuestos promotores de la democracia de redes sociales sean estos monitores virtuales tarifados activando desde internet o en lo “fisico real” insertos directamente en lo personal en las distintas comunidades de la sociedad cubana.Es toda una red de espias financiada con millones de dolares sustraidos por via de los impuestos compulsivos “legales” a los ciudadanos estadounidenses red diseñada al detalle actuando con gran calculo sigilo paciencia engaño malicia y persistencia para desestabilizar a la revolucion cubana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .