El aldabonazo de Correa y la Cumbre “de las Américas”


Ángel Guerra Cabrera

La llamada Cumbre de las Américas(CA) fue una iniciativa del gobierno de William Clinton para imponer a América Latina el Alca, agresivo  instrumento de recolonización económica, política y cultural, concebido durante el gobierno de George H. Bush. Recién comenzaba a aplicarse en México(1994) con el nombre de TLCAN.

Señal del cambio de época –como lo llama el presidente ecuatoriano Rafael Correa-, el Alca fue derrotado en la CA celebrada en  2005 en Mar del Plata, hecho trascendental para impedir la anexión de América Latina. Ello se debió a las grandes movilizaciones populares contra las políticas neoliberales, encarnadas en la decisión de los presidentes Néstor Kirchner, Hugo Chávez y Lula da Silva. Emergía una nueva situación de independencia, unidad e integración regional con mecanismos como la Alba, Unasur y más recientemente la Celacac, y un rechazo creciente a las inhumanas políticas de libre mercado.

En este contexto y volviendo a Correa, en una muy cordial carta dirigida el 2 de abril a su homólogo de Colombia Juan Manuel Santos, el ecuatoriano expone las razones por las que después de reflexionar mucho ha llegado  a la decisión de no asistir a las Cumbres de las Américas “hasta que se tomen las decisiones que la Patria Grande nos exige”. En obvia alusión a la ausencia de Cuba puntualiza que “no puede denominarse ´Cumbre de las Américas´ a una reunión de la cual un país americano es intencional e injustificadamente relegado”. Se ha hablado –añade- de “falta de consenso”, pero todos sabemos que se trata del veto de países hegemónicos, situación intolerable en nuestra América del Siglo XXI. Los países hegemónicos a que se refiere Correa no son otros que Estados Unidos y Canadá, pues ninguna nación de América Latina o el Caribe se opone a la presencia de Cuba en el ámbito hemisférico, como lo demuestra su elección para presidir el próximo período de la Celac o la reunión de la OEA en Honduras, donde se acordó derogar el  injusto e inmoral acuerdo que la excluía. Fue una reparación moral y legal pues a La Habana no le interesa regresar a la OEA a causa de su infame trayectoria como valedora de las dictaduras militares y las agresiones y ocupaciones imperialistas en nuestra América.

Correa añade que es inaceptable soslayar en estas cumbres temas  como el inhumano bloqueo a Cuba, así como la aberrante colonización de las Islas Malvinas, los cuales han merecido el rechazo casi unánime de las naciones del mundo.

 Cabe recordar que el presidente ecuatoriano propuso en la XI Cumbre de la Alba(Caracas, 4 y 5 de febrero)  que los países del mecanismo no asistieran a la reunión de Cartagena de Indias si Cuba no era invitada. No obstante que la cumbre no tomó una decisión final sobre la asistencia de los miembros, Chávez concordó con Correa en que si Cuba no era invitada se considerara su propuesta y sugirió consultar al mandatario colombiano Juan Manuel Santos en su condición de anfitrión. Santos declaró que no dependía de él y que debía buscar “el consenso”. No había terminado de decirlo y ya un vocero del Departamento de Estado afirmaba que Cuba “no calificaba” para asistir. Cuba no hubiera pedido nunca asistir a la CA puntualizó el presidente Raúl Castro en la cumbre de Caracas, pero otra cosa era ante una invitación del país anfitrión. Por eso, preguntado en La Habana por la canciller colombiana María Ángela Holguín sobre el interés cubano en participar su respuesta fue afirmativa.  El posterior viaje de Santos a la isla –que no gustó nada al imperio-  para explicar que no había logrado el “consenso” puede apreciarse como un gesto amistoso pero que en modo alguno modificaría la decisión de excluir a Cuba ya tomada por Washington.

En la reunión de Cartagena no solo exigirán la asistencia en lo adelante de Cuba a las CA los miembros de la Alba que concurran. También lo harán Argentina, Brasil, Perú, los miembros del Caricom y la propia Colombia como ha prometido Santos. De la misma manera que en concordancia con lo acordado en la reunión fundacional de Celac(Caracas, diciembre de 2011) se demandará a Obama el levantamiento del criminal bloqueo. El mandatario estadunidense  asiste a esta cumbre sin haber cumplido con su promesa de la cumbre anterior(2009) de un “cambio” en la política estadunidense hacia América Latina y el Caribe, de modo que estará a la defensiva desde el principio. Sospecho que esta será la última Cumbre “de las Américas.”

P.D. Las Malvinas son argentinas.

12 pensamientos en “El aldabonazo de Correa y la Cumbre “de las Américas”

  1. Creo que los Presidentes Bolivarianos que asistan deben ser para reforzar el mensaje de este Lider del sur Rafael de que ya no mas estos circos montados por el imperio y la burguesia de America que hoy tenemos verdaderos espacios de representación de nuestros pueblos

  2. roberto dante
    Lanús, argentina, 05 04 2012

    Como ya es de dominio público, el lunes pasado Rafael Correa confirmó que no participará en la sexta Cumbre de las Américas, que se realizará a mediados de abril en Colombia.
    La decisión de Correa lo ubica como el ariete que mantiene viva la “Declaración especial de la 8va. Reunión (extraordinaria) del consejo político del ALBA-TCP sobre la participación de cuba en la VI Cumbre de las Américas y de rechazo al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a ese país por el gobierno de los Estados Unidos”. Donde se acordó “Ratificar la demanda para que Estados Unidos ponga fin a la aplicación del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba e inicie un proceso de diálogo respetuoso con ese país, sobre la base del respeto a su soberanía y al derecho inalienable del pueblo cubano a la autodeterminación”.

    Es un hecho, indiscutible, salvo para los intereses que responden a las políticas imperiales de los que manejan las tesis de un neoliberalismo agonizante, que el bloqueo a Cuba es un delito de “Lesa Humanidad” contra un pueblo que resiste e impone respeto hasta para sus enemigos más recalcitrantes.

    Según una reciente encuesta de la Universidad Internacional de Florida, hasta “el 46 por ciento de los cubanoestadounidenses se oponen al embargo”. Y estamos hablando de los cubanos que fueron incapaces de comprender la revolución que estaba gestando su propio pueblo. A pesar de tanta impopularidad los Partidos Demócratas y Republicanos en USA se unifican para continuar las medidas irracionales contra Cuba.
    Parecen querer ignorar que en los últimos 20 años, las votaciones en la ONU, siempre fueron mayoritariamente contrarias al mantenimiento de las sanciones económicas contra Cuba. El imperio continúa ignorando estas decisiones. Al día de hoy, esta ignorancia, no es una muestra de fortaleza, es consecuencia de debilidad.
    La decisión de Ecuador de no concurrir a Cartagena expone esta debilidad del imperialismo, aunque se refugien en oscuras campañas mediáticas.

    El 6 de febrero pasado la portavoz del Departamento de Estado de USA, Victoria Nuland afirmaba: “Nuestra política hacia Cuba permanece igual” (EFE).
    WikiLeaks ya había denunciado la alta participación de Washington en la guerra mediática en América Latina. Para la Casablanca Chávez, Correa y Evo eran los personeros que encabezaban su lista de enemigos públicos de EEUU en Latinoamérica.
    Hoy, Correa, acertadamente, les da la razón.

    Espero que Chávez, Evo, Cristina Fernández, Dilma Rousseff apuntalen esta posición (el que se baje del caballo caerá en un agujero negro de la Historia). Mientras, nosotros, los impersonales miembros de la resistencia de los pueblos Latinoamericanos, debemos ganar las calles y los senderos para exponer el despropósito del bloqueo contra Cuba y, como bien dijo Correa, “la aberrante colonización de las Islas Malvinas”.
    Si esto se cumple, me atrevo a especular que el “bienintencinado” Obama, y su lacayo Santos, van a sufrir lo que N. Kirchner y H, Chávez le hicieron sentir a G.W. Bush en Mar del Plata (2005).

  3. Pienso que la solidaridad para el logro de la justicia, la libertad ,la democracia y la independencia., debe ser apoyada por tooooooda AMËRICA y por cada latino. QUE AMERICA VIVA Y CUBA TAMBIEN ES AMERICA

  4. Pienso que Correa deberia insentivar la industria en su pais y capacitar a su gente. El Ecuador es un pais analfabeto y en lugar de estar criticando tanto a otros paises deberia dedicar su tiempo en educar as pais y combatir el narcotrafico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .