Fidel sobre la “Cumbre de las Américas”


Realidades edulcoradas que se alejan

Fidel Castro Ruz

Obama en la "Cumbre de las Américas"

Me asombró hoy escuchar el discurso de José Miguel Insulza en Cartagena. Pensaba que quien hablaba en nombre de la OEA, se ocuparía al menos de reclamar el respeto a la soberanía de los países de este hemisferio que a lo largo de siglos fueron colonizados y cruelmente explotados por las potencias coloniales.

¿Por qué no dijo una sola palabra sobre las Islas Malvinas ni exigió el respeto de los derechos soberanos de la hermana nación Argentina?

La Cumbre de Cartagena tiene escenas que no serán fáciles de olvidar. Es cierto que la misma implicó un enorme esfuerzo. A pesar de las horas transcurridas no tenemos idea de lo ocurrido en el almuerzo con que Santos intentó reponer el colosal desgaste de energía que los participantes invirtieron en esa cita.

Para quien resulte entretenido, pocas veces en su vida tendrá oportunidad de ver los rostros de más de 30 líderes políticos enfrentados a las cámaras de televisión, desde que se bajaban del carro, hasta que en un heroico esfuerzo final tras vencer el largo y alfombrado pasillo, ascendían los diez o doce escaloncitos a la altura del escenario donde sonriente y feliz los esperaba el anfitrión. En eso no valía juventud, edad, pies planos, rótulas operadas o dificultades en una o las dos piernas. Estaban obligados a seguir hasta la cúspide. Ricos o pobres debían cumplir el ceremonial.

Curiosamente Obama fue el único que aprovechó ese trayecto para hacer un entrenamiento deportivo. Como iba solo le resultó más fácil: adopto una pose deportiva y subió los escalones trotando.

Las mujeres, como acompañantes o Jefes de Estado, son las que mejor lo hicieron. Una vez más demostraron que las cosas en el mundo marcharían mejor si ellas se ocuparan de los asuntos políticos. Tal vez habría menos guerra, aunque nadie puede estar seguro de eso.

Cualquiera diría que, por obvias razones políticas, la figura que peor impresión me causaría sería Obama. Sin embargo no fue así. Lo observé pensativo y a veces bastante ausente. Era como si durmiera con los ojos abiertos. No se conoce cuánto descansó antes de llegar a Cartagena, con qué generales habló, qué problemas ocupaban su mente. Si estaría pensando en Siria, Afganistán, Irak, Corea del Norte o Irán. Con seguridad, desde luego, en las elecciones, las jugadas del Tea Party y los planes tenebrosos de Mitt Romney. A última hora, poco antes de la Cumbre, decidió que las contribuciones de los más ricos deban alcanzar por lo menos el 30% de sus ingresos como ocurría antes de Bush hijo. Desde luego que eso le permite presentarse frente a la derecha republicana con una imagen más diáfana de su sentido de justicia.

Pero el problema es otro: la enorme deuda acumulada por el gobierno Federal que rebasa los 15 millones de millones de dólares, lo cual demanda recursos que suman no menos de 5 millones de millones de dólares. El impuesto a los más ricos aportará alrededor de 50 000 millones de dólares en diez años, mientras la necesidad de dinero se eleva a 5 millones de millones. Recibiría por tanto un dólar por cada 100 de los que necesita. El cálculo está al alcance de un alumno con 8 grados de escolaridad.

Recordemos bien lo que reclamó Dilma Rousseff: “relaciones ‘de igual a igual’ con Brasil y el resto de América Latina”.

“La zona euro ha reaccionado a la crisis económica a través de una expansión monetaria, provocando un ‘tsunami’ que aprecia la moneda brasileña y afecta la competitividad de la industria nacional”, declaró.

A Dilma Rousseff, una mujer capaz e inteligente, no se le escapan esas realidades y sabe plantearlas con autoridad y dignidad.

Obama, acostumbrado a decir la última palabra, sabe que la economía de Brasil surge con impresionante fuerza que asociada a las economías como las de Venezuela, Argentina, China, Rusia, Sudáfrica y otras de América Latina y el mundo, trazarían el futuro del desarrollo mundial.

El problema de los problemas es la tarea de preservar la paz de los riesgos crecientes de una guerra que con el poder destructivo de las armas modernas ponen la humanidad al borde del abismo.

Veo que las reuniones en Cartagena se prolongan y las realidades edulcoradas se alejan. De las guayaberas obsequiadas a Obama no se habló. Alguien tendrá que encargarse de indemnizar al diseñador de Cartagena Edgar Gómez.

Abril 14 de 2012, 9 y 58 p.m. (Tomado de Cubadebate)

6 pensamientos en “Fidel sobre la “Cumbre de las Américas”

  1. Saludos a TODOS los compañeros y camaradas: Las reflexiones de nuestro gran líder FIDEL son como siempre muy acertados. La actitud de Mr. Obama continua como siempre lo han hecho por grandes décadas otros presidentes, una actitud de arrogancia, de falta de respeto, la mirada de inferioridad a nuestros pueblos, a nuestros países de nuestra América Latina, se ha olvidado que los tiempos de sabotajes, de imposición con su Cia(Gestapo fascista) e imposiciones de títeres y asesinatos; estos hechos pasaron a la historia. La “Cumbre de las Américas” no ha servido para nada, Mr. “YES WE CAN” recibió las respuestas que no esperaba una solidez y una unidad donde las acciones de nuestros presidentes de nuestra “GRAN PATRIA GRANDE” le han dicho con un rotundo NO; NUNCA REGRESAREMOS al coloniaje y menos a ser explotados por las tácticas funestas de imperio yanqui; “O estamos todos o no iremos, haciendo referencia a CUBA y de igual manera el caso de LAS MALVINAS”. Estoy muy seguro de igual manera que Mr. Obama se ha encontrado con una Latinoamérica renovada en los postulados de sus grandes hombres, Simón Bolívar Martí y nuestro Betances, como Don Pedro Albizus Campos y miles de hombres que sacrificaron sus vidas para lograr la victoria. Le hacemos recordar a los E. U. que se preocupe por sus grandes problemas financieros y la gran crisis que vive el pueblo norteamericano. Le enviamos el pésame a Mr. Santos por el papel ridículo que ha causado en frente de nuestras naciones. Un gran aplauso del brillante artículo escrito por el gran hombre del Caribe, FIDEL CASTRO RUZ Y su revolución.

    “El Pasado no tiene OLVIDO Y MENOS el Perdón”

    Joaquín EL VASCO!!!!!!!!!!!!!!!!11

  2. A mi querido Fidel: Hay que exceptuar a Hillary de la lista de mujeres que gobernarían mejor al mundo.

  3. No soy de ensalsar a otros, y mucho menos al Comandante porque no le hace falta, el Comandante es el Comandante… Pero sinceramente, esta nota del Comendante, es impresionante de la forma en que con pocas palabras hace un resumen de lo hundido que esta el inquilino de la Casa Blanca… Una observacion estimado Comandante: A Honorable Presidente de Estados Unidos de Norteamerica, no lo salva ni el medico chino… Esta en su propio laberinto, si, usted tiene razon, mucha razon, estaba fisicamente, pero su mente estaba en sus dificultades insalvablez… Nunca EEUU habia estado en tal grave atolladero… EEUU esta en plena crisis… Gracias Iroel por publicar esta nota del Comandante… Gracias… (Lapublicaremos por su importancia)… Marcos Jesus…

  4. A la senora Hillary, exceptuaria de muchas cosas, ya que anda por el mundo sembrando maldad, terror , muerte y odio entre los pueblos y naciones; no se como ella puede dormir, cuidar a sus nietos, digo si es q tiene, y mantener una familia. Es el diablo en persona.

  5. LA “CUMBRE”, OBAMA Y EL TANGO “CUESTA ABAJO”

    El comandante manifestó estar asombrado por el discurso de Insulza. Queda claro que pocos políticos en el mundo actual -por no decir ninguno-, sabe apelar con tanta delicadeza como él a la ironía; o sea dar a entender lo contrario de lo que se dice.

    ¿Qué podíamos esperar de semejante personaje? ¿Retórica antiimperialista? ¿Críticas al colonialismo? El señor Insulza no es nada más que un perfecto monigote al estilo Ban Ki-moon.

    Dijo Fidel: “¿Por qué no dijo una sola palabra sobre las Islas Malvinas ni exigió el respeto de los derechos soberanos de la hermana nación Argentina?”

    La respuesta es muy simple y él la conoce a la perfección, pero su fino sentido de la diplomacia lo lleva a plantear la cuestión como un interrogante. Insulza jamás se atrevería a enfrentar al Reino Unido y menos a los EEUU. Como aplicado alumno destacado en obsecuencia, se dedica a elaborar discursos vacíos de contenido, que sólo cumplen aspectos formales y que, en los hechos, lo posicionan con su patrón.

    Cuando Fidel magnifica cómicamente el “enorme esfuerzo” de los asistentes a la cumbre, está señalando lo que todos pensamos: la pomposa cumbre no sirve para nada de la manera en que está instrumentada y manipulada por el gran amo del Norte. Ninguno de los que allí han concurrido se atreverá a criticar el rol del imperio con todas las letras y sin eufemismos. Salvo, por supuesto, el representante de Venezuela ya que Chávez no ha podido asistir por sus problemas de salud.

    Por eso, la actitud de Correa y de Ortega, agiganta la visión que de ellos tenemos.

    ¿Qué hubiera pasado si veinte países más procedieran de la misma forma? Pues, sencillamente, Obama y la campeona mundial de la súper histeria se llevaban el fiasco de sus vidas. Se quedaban ahí solitos con un collar de paisitos obsecuentes y serviles. La OEA, se desarmaba automáticamente -no sirve para nada, pero está financiada por el imperio- y la hipocresía continental perdía por knock out.

    Con respecto a los pasitos seudo deportivos de Obama, constituyen ya la remanida payasada para mostrar a un presidente “joven y atlético”. Cosa que la gente de pocas neuronas asocia, ipso facto, con éxito y estilo. A los yanquees les encanta utilizar estos flashes propagandísticos para engatusar a los ignorantes de su terruño. Acordarse cuando Bush Jr. se disfrazó de piloto de jet y, en otras ocasiones, se mostró con aproximaciones a uniformes militares de marines ante sus tropas en aquellas fulminantes visitas a Irak y en plena invasión.

    Fidel se refiere luego a las mujeres que acompañan a los jefes de Estado o a las que lo son en los hechos, como es el caso de Dilma Rouseff.
    No mencionó a nuestra Cristina. ¿Se olvidó de que también está allí en Cartagena?… Y yo creo que no. El sólo subrayar la inteligencia y la capacidad de semejante cuadro político, nos muestra otra deliciosa ironía. Dilma sabe lo que quiere y es un ejemplo para su país.

    La bella Cristina sigue complicada en una tormenta muy sinuosa a su alrededor a escasos meses de haber sido reelecta con el 54 % de los votos. Su partido es un tembladeral repleto de incoherencias y sospechas. Acaba de prescindir de un “histórico” de enorme trayectoria y mérito (el doctor Esteban Righi) para seguir respaldando, asombrosamente, a su digitado vicepresidente… un hombre que proviene de la juventud derechista universitaria de la organización política más reaccionaria de que se tenga memoria: la “UCEDE”.

    El tipo está complicado hasta las manos, embarrado por acusaciones muy graves que bien podrían llevarlo a un juicio político. Claro, el FPV tiene mayoría en ambas cámaras y se está apelando a cualquier embrollo para salvarlo del naufragio. ¿Por qué Cristina procede de esta manera? Misterio, profundo misterio. ¿Negocios mutuos? ¿Asociaciones de políticos millonarios?…

    Por otra parte, la hemos visto anhelante por protagonizar -ya pasó en otra ocasión- la entrevista privada con Obama. Hay que ver la fotografía publicada por “El País” de Madrid y “Clarín” de hoy (ediciones digitales) para observar los rostros.

    En especial, el de Hillary que también estuvo como infaltable fisgona de lo que hace Obama. Las relaciones con Argentina están tensas por cuestiones comerciales vinculadas a la importación de productos norteamericanos, pero, también, late vigorosa la cuestión Malvinas y la dupla del imperio la mira recelosa, desconfiada, porque nadie puede sospechar de qué lado están sus preferencias. Ya lo vimos en 1982.

    Además, ya que la bella y ególatra Cristina decidió asistir, habría sido una buena oportunidad para que abundara en varios párrafos de su discurso sobre el bloqueo a Cuba y la libertad a Los Cinco. Todavía no he leído el discurso. Tal vez aún no lo pronunció, pero sería interesante saber cuánta fuerza coloca en esos primordiales y solidarios asuntos con la isla revolucionaria.

    ¿Apelará a la tradicional actitud de la diplomacia argentina que involucró siempre gestos tibios y ambivalentes?… ¿O sólo dedicará una frasecita, por ahí, para quedar bien hacia un lado y hacia el otro? Ella es una especialista en cuestiones escénicas. A esto, nadie le gana. Pero aquí se trata de otra cosa. En estos eventos, la demagogia y las sobreactuaciones se advierten al instante.

    En estos momentos importa más a la definitiva independencia de Sudamérica la denuncia concreta sobre el entremetimiento descarado del imperio, que cualquier cuestión de reclamos medianamente chovinistas. Está bien que Cristina chille por Malvinas, pero muchos esperamos otros gestos; valientes, solidarios con los hermanos latinoamericanos y, en primer lugar, con Cuba.

    El imperio prosigue con su obsesión por dividirnos. Ya lo vimos, fueron y le dijeron a Santos: “Cuba no va a la cumbre”… y Santos viajó a la isla para comunicarlo. Qué pasaría si todos nos plantáramos y les dijéramos “señores, Cuba va, aunque a ustedes no les guste y si les molesta no vengan ustedes”. Claro, para eso hacen falta convicciones, vocación independentista y claridad ideológica. No es lo que abunda en los mandatarios argentinos, lamentablemente.

    Dijo Fidel que lo vio pensativo al presidente Obama. Y plantea una serie de posibilidades para tratar de adivinar sus secretas abstracciones. ¿Le pesan las guerras que siguen sosteniendo y alentando? ¿Tiene pavura que Israel se le vaya de las manos con el asunto Irán? ¿El lobby sionista no lo deja dormir? ¿La sombra de un nuevo Bush “recargado”, ahora encarnado en este otro aventurero de Mitt Romney le tortura la reelección?… ¡Vaya uno a saber que pesadillas desfilan por su cabeza!

    Para colmo, tiene adherida a su espalda, como una espantosa lamprea, a Hillary… Una Hillary que le roba protagonismo y que, seguramente, anida un odio africano contra él porque le quitó la posibilidad de proyectarse a la Presidencia.

    ¡Pobre Obama! Con sus días en la Casa Blanca se puede empezar a rememorar aquel tango fatal… “Cuesta abajo”, que cantara nuestro inolvidable Carlitos Gardel. Va una estrofa para los desmemoriados:

    “Era, para mí, la vida entera, / como un sol de primavera, / mi esperanza y mi pasión. / Sabía que en el mundo no cabía / toda la humilde alegría / de mi pobre corazón. / Ahora, cuesta abajo en mi rodada, / las ilusiones pasadas / yo no las puedo arrancar. / Sueño con el pasado que añoro, / el tiempo viejo que lloro / y que nunca volverá”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .