Obama entre dos repúblicas


Iroel Sánchez

El gobernador de La Florida Rick Scott firma la polémica Ley. Foto: AFP

La promulgación en el estado norteamericano de La Florida de una ley que prohíbe a instituciones públicas suscribir contratos con empresas que hagan negocios en Cuba ha levantado un avispero de opiniones a favor y en contra en la ciudad de Miami.

El envío de una carta a Washington por el gobernador floridano Rick Scott, poco después de firmar la ley, reconociendo que esta no puede entrar en vigor sin aprobación del presidente norteamericano y el Congreso federal, desató tal ira entre los voceros del extremismo anticastrista que Scott se vio obligado a declarar que la polémica legislación entrará en vigor el próximo 1ro de julio. Por otra parte, voces del mundo de los negocios como la Cámara de Comercio de la Florida, o importantes analistas legales, han señalado la contradicción de la nueva legislación con el hecho de que la política y el comercio exterior son atribuciones federales.

Incluso, periodistas de largo y hostil currículum contra Cuba, como Andrés Oppenheimer, han afirmado que dicha ley pudiera ser contraproducente al propiciar que otros estados -como Iowa y Kansas, que quieren aumentar sus exportaciones de alimentos a la Isla- emitan leyes que agujereen el bloqueo que hace más de cincuenta años se aplica contra los cubanos.

Pero en un año electoral y tratándose de Miami cualquier cosa puede ocurrir. En 1992 el entonces candidato Bill Clinton ofreció su apoyo a la Ley Torricelli, que reforzaba el bloqueo, obligando al presidente George W. Bush a firmarla. Clinton también fue el firmante, en 1996, de la Ley Helms-Burton que recrudeció aún más el acoso económico a Cuba, aunque  no puso en vigor el capítulo III, que todos los presidentes posteriores han pospuesto,  por su carácter extraterritorial, aspecto que también está presente en la ley firmada por Scott.

La reciente decisión de la Junta de Gobernadores de Transmisiones del gobierno de los Estados Unidos, de respaldar un insultante editorial contra el Cardenal cubano Jaime Ortega, firmado por el director de la emisora gubernamental norteamericana Radio Martí expresa el interés de Washington en no molestar ni con el pétalo de una rosa a los extremistas de Miami.

El origen de la ley firmada por Scott parece estar en los deseos de castigar a la empresa constructora brasileña Odebrecht que ejecuta la remodelación del puerto cubano de Mariel  y que ha realizado importantes obras con financiamiento público en La Florida. Recientemente, en la llamada Cumbre de las Américas la presidenta brasileña, Dilma Rouseff, recordó a su par norteamericano, Barack Obama, que Brasil sólo aceptará ser tratado como un igual y ya representantes del gobierno de Rouseff expresaron su preocupación por la nueva legislación. Así que en algún momento Obama deberá escoger entre la República Independiente de Miami -la ciudad más miserable de EE.UU.– y la República Federativa de Brasil, sexta economía mundial. (Publicado en CubAhora)

9 pensamientos en “Obama entre dos repúblicas

  1. Es un absurdo promover una ley con estas carácteristicas, después de tantos descalabros y posposiciones de legislaciones endurecedoras del bloqueo que en la práctica no han podido ser aplicadas. El floridano Rick Scott desea asegurar sus votos a como de lugar, además de engrosar sus arcas personales, porque nada de estas cosas se hacen por amor al arte y sus empleadores le exigen resultados inmediatos. Es una fantasia inalcanzable.

  2. Mientras mas de extremistas se muestre el gobierno de los Estado Unidos con respecto a las legislaciones que impone con el fin de recrudecer el bloqueo económico y financiero hacia Cuba más en riesgo se ponen de ver como las naciones del mundo se revelan contra estas decisiones y les importe un comino las leyes implantadas por este crudo bloqueo. Solo están dando pie a que los países se concienticen más y muchas naciones se solidaricen aun más con la situación en Cuba dándole por completo de lado a las leyes estadounidenses sobre el comercio con la Isla de Cuba.

  3. Es cierto que en Miami es muy difícil hablar de reconciliación, solo hay que detenerse a leer determinados artículos cargados de violencia y odio contra quienes han osado proponer ésta, como la única vía para zanjar lo que denominan como “el problema cubano”. Es una parte de la comunidad cubana en Miami, minoritaria pero muy poderosa, enferma de rencor, la que trata, infructíferamente, de envenenar a ese otro Miami lleno de cubanos y cubanas que no están reñidos con su pueblo. Igualmente han envenenado la política exterior de los EEUU hacia Cuba, secuestrando las instituciones norteamericanas y su capacidad de decidir con justicia en correspondencia con los legítimos intereses de su propio pueblo.

    Daría gracia, si no fuera tan doloroso, cuánta intolerancia puede sufrir cualquier persona que en esa ciudad exprese amor o admiración por Cuba, por la real, tal y como es. Tengo amigos que se encierran y se esconden para escuchar a Silvio y a Pablo y otros que sencillamente no quieren hablar de nada positivo de Cuba por miedo, sí, por miedo. En Miami mucha gente vive con miedo de hablar en positivo sobre cualquier aspecto de la realidad cubana. Lo positivo de Cuba es tema tabú. Parte de esa comunidad, afortunadamente hoy minoritaria, te mira con recelo si vas de visita a Miami y regresas a Cuba! ¡Cómo es posible eso de no aprovechar la oportunidad para quedarte en Miami!! Sencillamente no lo comprenden, no lo quieren comprender. No comprenden que en Cuba se puede ser feliz con poco; con casi nada, si tomamos en cuenta los niveles de consumo a los que se han acostumbrado.

    Muchos de esos rencorosos salieron de Cuba pensando que en EEUU encontrarían un paraíso donde aguardar a que el Tío Sam, a golpe de cañoneras, les re solviera el problema. Mientras tanto… ¿Qué han hecho? Dedicarse al odio. Llenar la política de odiadores oficiales que ven en la normalización de las relaciones entre Cuba y EEUU su ruina financiera. Estos odiadores están tan alejados de la doctrina de Cristo, que hasta la palabra del Señor les sabe a hiel; la única salida que quieren para el tema de Cuba es el de la destrucción y un Mea Culpa de todo el pueblo cubano por vivir, trabajar, amar y ser feliz en su país.

    Tienen que acabar de entender que el pueblo cubano hizo una Revolución contra una dictadura sangrienta, lo que es un hecho; que el pueblo cubano ha desarrollado y defendido un proyecto social único y original durante los últimos 60 años y ese proyecto, que no ha estado exento de errores y excesos, ha construido efectivamente una nueva sociedad donde la igualdad no es una utopía. La Cuba que ellos dejaron atrás no existe más, ni existirá. La historia de la Revolución es la historia y la vida del pueblo de Cuba en sus últimos 60 años e ignorar o desconocer eso es, sencillamente, imposible. Si en ese proceso hubo rupturas, es tiempo de reconciliación. Los hombres de buena voluntad así lo entienden y ésta será la única vía de ir reconociéndonos y aceptándonos recíprocamente, de reconstituirnos, al fin, como un solo pueblo, pero sobre la base del amor y del respeto.

  4. ¿Coincidencias?

    -Entre los genocidas de la gusanería de miami y el lobby sionista-israeli en eeuu….
    -El bloqueo criminal contra Cuba y el mismo para los Palestinos…
    -Atentados criminales contra Cuba y Palestina…
    -Dinero para terroristas en miami, dinero a rolete para el régimen apartheid de israel…
    -Para Cuba y Palestina, una cosa es lo que vota la mayoría en la ONU, y solo dos estados genocidas que atentan contra ellos (eeuu-israel)…
    -Miami e israel, con terroristas para trabajos sucios contra Cuba y Palestina…
    -Y en ambos casos, un mismo central país terrorista: eeuu…

    Demasiado, para ser solo coincidencias…

  5. Una ley como esa afectaria al estado de la Florida. Entonces no creo que se apruebe porque tambien afectaria a la Union. En caso de que progrese y otros estados la ignoraran, quienes estarian bloqueados y perjudicados unicamente serian los de la Florida. No creo que Obama quiera tal situacion divisoria… En ese caso los perjudicados de la Florida reaccionarian…

  6. Puede ser un arma de doble filo para la extrema derecha de Miami, la oración: “propiciar que otros estados -como Iowa y Kansas, que quieren aumentar sus exportaciones de alimentos a la Isla- emitan leyes que agujereen el bloqueo que hace más de cincuenta años se aplica contra los cubanos”, tiene un valor muy interesante, que bueno sería que esos estados se atrevan de una vez y por todas, sería el inicio d algo.

  7. En este año electoral, creo que es poco probable que Obama se incline por Brasil, seguro se inclina por los extremistas de la florida, con tal de ganar unos cuantos votos que le ùedan ayudar en su empeño de mantenerse otros 4 años al frente del imperio. Claro, la histérica Ileana Ros, y el imbécil de Marcos Rubio son los que han puesto el grito en el cielo cuando el gobernador dijo que necesitaban del presidente obama, aunque creo que no entendieron el mensaje realmente, puesto que si obama no le tiene que dar aval, realmente el presidente se quitaría una papa caliente de las manos que le olbigaría a tomar una decisión que afectaría su futuro a corto plazo.

  8. Uno nunca sabe cuanto conocimiento, sobre el odio de la mayoría de residentes en Miami contra la isla de Cuba, tiene pero lo que se ve claro es que este odio ha echo que los presidentes de los Estados Unidos tomen la decisión de aprobar leyes en contra de Cuba. Obama en estos momentos tiene tanta presión encima que no dudo que acabe por firmar la propuesta que le hizo Rick Scott aunque esto lo lleve a romper relaciones con Brasil que se ha convertido en potencia económica a nivel mundial.

  9. Fragmento del discurso de José Martí “Con todos y para el bien de todos”, 26 de noviembre de 1891, Liceo Cubano en Tampa.

    ¨Muy mal conoce nuestra patria, la conoce muy mal, quien no sepa que hay en ella, como alma de lo presente y garantía de lo futuro, una enérgica suma de aquella libertad original que cría el hombre en sí,(…) Con esta libertad real y pujante, (…), han de contar más los políticos de carne y hueso, que con esa libertad de aficionados que aprenden en los catecismos de Francia o de Inglaterra, los políticos de papel. Hombres somos, y no vamos a querer gobiernos de tijeras y de figurines, sino trabajo de nuestras cabezas, sacado del molde de nuestro país. Muy mal conoce a nuestro pueblo quien no observe en él como a la par de este ímpetu nativo, que lo levanta para la guerra y no lo dejará dormir en la paz, se ha criado con la experiencia y el estudio, y cierta ciencia clara que da nuestra tierra hermosa, un cúmulo de fuerzas de orden, humanas y cultas,-una falange de inteligencias plenas, fecundadas por el amor al hombre, sin el cual la inteligencia no es más que azote y crimen,(…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .