Caso Murdoch: Llover sobre lo mojado, y…


Pedro Pablo Gómez

Continúa funcionando en Gran Bretaña la denominada “Comisión Levenson”,  por el nombre del Juez Brian Levenson que la encabeza, en las investigaciones por las escuchas ilegales y sobornos efectuados por la organización News Corporation, del magnate de los medios de comunicación, Rupert Murdoch. Al parecer del mundo político británico se salvan pocos personajes de las heces derramadas en este sector de la vida diaria en ese imperio.

En primera instancia aparecían involucrados  personas allegadas al Primer Ministro, David Cameron,  a través de uno de sus asesores  y sus relaciones propias  con Rebekah Brooks, ex -directora del semanario News of the World; cerrado posteriormente por el escándalo suscitado y revelado en los medios de prensa ingleses. Después explotó también en el diario, The Sun, uno de los más importante del país, y generó nuevas acusaciones, que obligaron a  Murdoch a destituir a su propio hijo, para sacarlo del escándalo público. Más la comisión sólo emitió un leve comentario sobre las responsabilidades de los Murdoch en los sucesos destapados, donde solo dieron el juicio de que no lo consideraban apto para dirigir el complejo mediático de su propiedad.

Ahora surgen nuevos elementos del comprometimiento de altas figuras del gobierno inglés en los manejos del grupo empresarial, News Corporation. Citado por el Juez Levenson, compareció el ex primer Ministro, Anthony Blair, de alta notoriedad en Occidente, por su participación directa junto a George W. Bush en el manejo y desarrollo de la agresión contra Iraq. Blair, gobernante desde 1997 hasta el 2007,  se destacó en su periodo de mandato por sus acciones con la ultraderecha nativa y su amplio apoyo y compromiso con los intereses  de Washington. Cuestión aparte lo fue su estrecha relación con Rupert Murdoch, al cual incluso le bautizó uno de sus hijos. En su descargo Blair dijo: “Yo estaba en una posición en la que debía lidiar con personas muy poderosas, que tienen un gran impacto en el sistema político; si se ponen en tu contra, absolutamente se van con todo en tu contra”.

Agregó el exprimer Ministro que Murdoch era uno de los magnates de los medios de prensa que podía haberle hecho la vida imposible, si no hubiera estado contento con su postura en los manejos con la prensa.Por eso siempre en su política evitó chocar con los intereses corporativos de los Murdoch.

Por otro lado el ex viceprimer ministro inglés Nick  Clegg señaló que la clase política del país compitió para hacer reverencias a Rupert Murdoch y concluyó:  “Todo el asunto estaba podrido y acabó colapsando”.

La comisión encabezada por Levenson continua sus sesiones y convocan cada día nuevos participantes en las prácticas ilegales sostenidas por la corporación en  su quehacer informativo  y su probada influencia dentro de la política británica; no obstante los centros de la actividad desarrollada   miran los toros desde la tribuna, donde saben de antemano que en su sistema capitalista son considerados intocables.

Todo el proceso desarrollado ha generados múltiples informaciones, citaciones y detenciones a involucrados de menor relevancia; una vez más la justicia del sistema se encuentra a prueba. Veremos si los verdaderos organizadores de la corrupción  y la ilegalidad serán condenados por las leyes vigentes. ¿Ustedes apostarían por algo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .