Cuando llegó «la hora de los mameyes»


Con el refrán «llegó la hora de los mameyes» denominaron los habitantes de La Habana el momento de la noche en que los ocupantes británicos, vestidos con sus uniformes que combinaban el rojo y el negro -colores que los habaneros asociaron a la fruta tropical de pulpa colorada y semilla oscura-, recorrían las calles de la ciudad colonial  hace doscientos cincuenta años ejecutando tropelías.

El próximo jueves 21 de junio, a las 2:30 de la tarde, el investigador Ernesto Limia Díaz dictará en el Castillo de La Real Fuerza una conferencia sobre los afanes imperiales, labores de inteligencia, intrigas palaciegas, alianzas, traiciones… que pusieron a Cuba en manos de la «pérfida Albión» y dieron origen a la célebre frase que los cubanos suelen utilizar para describir una situación complicada.

«El 6 de junio de 1762 la ciudad celebraba la fiesta religiosa del Santísimo Corpus Christi. A las diez de la mañana las autoridades principales, los miembros de las familias más prominentes y parte del vecindario se encontraban en la Parroquial Mayor. Un edecán entró a toda carrera e interrumpió el oficio. Su rostro, sudoroso y alarmado, despertó la curiosidad de los presentes. El capitán general le dirigió una mirada hosca y le preguntó con brusquedad qué pasaba: habían llegado las naves…» cuenta Limia, acerca del modo en que se iniciaba un episodio crucial en la historia de América.

Artículo:

10 pensamientos en “Cuando llegó «la hora de los mameyes»

  1. Lo triste es que después nos devolvieron de nuevo a la tozuda España. Si hubiéramos seguido el curso de la historia con Albión, hubiéramos formado parte de las 13 colonias americanas, hubiéramos obtenido nuestra independencia en 1876, hubiéramos formado parte de la Unión Americana y hoy fuéramos un estado mas de ella. La historia hubiera sido otra, no existirían los balseros, ni las salidas definitivas, ni las tarjetas blancas, ni los permisos de salida, ni las negativas de entradas. Gustavito y su grupo humorístico fueran bilingues, un mamey maduro no costara 30 pesos y el mundo para los cubanos hubiera sido mejor. Si esto hubiera ocurrido, hoy el Doctor Limia tuviera otro discurso en su conferencia y su carácter fuera menos irascible.

  2. iroel ,

    sabias que la mayoria de los cubanos no saben o han comido nunca un mamey y no me digas que por el embargo ,pero si por las muy malas politicas agricolas que tenemos. yo estudie en santa clara y si vas a la vigia,el condado,dobarganes y tantos otros lugares vas a encontrar algo muy en comun con la mayoria de cuba , sabes que es ?

  3. No hay todos los mameyes q quisiéramos pero todos los días de ida al trabajio y regreso a casa encuentro mameyes en venta en varios lugares, aunque es cierto que pudieran ser más baratos.

  4. Un mamey maduro no cuesta ni la mitad de treinta pesos y a un anexionista como tú se lo deberíamos vender a 1000 veces ese precio porque pueden pagarlo con lo que cobran por repetir en diferentes espacios de la red las mismas mentiras e insultos bajo distintos nicks.

  5. Me parece que no existe cosa mejor que te sostenga que la dignidad, sin ése valor no se es nada, ése sentido de pertenencia , el nexo con el acervo ,ésas cosas que se conocen como identidad, que se construye día a día, pertenecientes al imaginario individual y social a la vez que se altera por la contingencia de la Patria querida amenazada permanentemente y al mismo tiempo bloqueada inmisericordemente, inhumanamente por los intereses corporativos y el odio recalcitrante que ya no tienen lugar, por que el mundo ya ha girado lo suficiente para darle la razón a Cuba, la comunidad Internacional lo ha resuelto así algunas veces por unanimidad con solo dos votos en contra EEUU e Israel , sociedad indisoluble en el tenebroso quehacer de la guerra. Con todo respeto, el que se merece por supuesto, el que siente identidad con los EEUU y que su valía como persona humana no le importa, porque él quiere ser estadounidense y ser ciudadano de tercera en una sociedad excluyente a raja-tabla con los latinos, pues debería de irse, posiciones así provocan repulsividad.
    Los americanos de verdad tenemos a nuestro haber una riqueza cultural tan diversa, tan hermosa que nos ufana poseerla , es nuestro orgullo, es lo que nos mantiene en pié, es lo que ha sostenido en pié a Cuba y su ejemplo de dignidad lo tratamos de emular los demás paises de nuestra América.

  6. Luis Mérida. No ocurriió. Somos CUBANOS LIBRES, libres de la bota de EEUU. Y vamos a seguir trabajando para ver si bajamos el precio de los mameyes.

  7. Franklin Artiles y Luis Mérida. Muy interesante los detalles de la historia aludida en el artículo. Recuerdo que leí en mi juventud un libro de ciencia ficción que trataba amenamente el tema de que si los ingleses no nos hubieran cambiado por la Florida, seríamos una estrella más de la Unión. El protagonista con el apoyo de Pepe Antonio liquidó a los ingleses en su espacio tiempo, y mantuvo el curso de la historia. Nosotros con el apoyo de muchos liquidamos la intromisión de los gobiernos de EEUU en nuestros asuntos (bastante que lo hacía) y eso que no eramos una estrella más. Me preocupo por hacer cosas en bien de mi país, creo también que la agricultura tiene que mejorar, es muy importante que lo haga. He comido mamey, tal vez no tantas veces como quisiera, pero lo he comido.

  8. Es hermoso tener solo una estrella rebelde, libre y pura. Sentimos todos los cubanos de bien un inmenso orgullo de nuestra historia!

  9. ¨Me parece que no existe cosa mejor que te sostenga que la dignidad, sin ése valor no se es nada,(…)¨
    Absolutamente de acuerdo.

  10. A Merida le podemos aconsejar que se mude a Bahamas, allí fue a parar aquella mafia que se adueñó de Las Vegas y otras ciudades turísticas norteamericanas cuando la Revolución les cortó el pasodoble en sus planes de extenderse a Cuba, en proyectos con el hijo de Batista y otras mafias nacionales. de ese país no se habla tanto como Cuba. Se puede decir que es una extensión de La Florida, la mafia, la droga, la prostitución, la política, la injusticia y con todos los privilegios para los fundadores de casinos y corrupción al estilo American way of life…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.