¿”Disidentes” cubanos entre indignados madrileños?


Iroel Sánchez

“Disidentes” cubanos protestan contra las autoridades españolas. Foto: Público

El diario español Público da a conocer un reportaje del periodista Eduardo Muriel que hace un recorrido por distintas zonas de Madrid para documentar las afectaciones de la crisis económica sobre sus habitantes. Recoge Público que “según la Red Europea de Lucha contra la Pobreza, sólo en la capital, 1’4 millones de personas están en riesgo de exclusión y casi un millón está por debajo del umbral de pobreza” entre los que están los exreclusos cubanos y sus familiares llegados a España hace más de un año.

“Se trata de esa misma localidad que recibe piropos de amigos de la [presidenta de la Comunidad de Madrid] Esperanza Aguirre, como el escritor Mario Vargas Llosa, que la califica como una auténtica “ciudadela de la democracia””, dice el texto del periódico madrileño. Pero Aguirre, prologuista de un simulacro de libro de la ”ciberdisidente” cubana Yoani Sánchez publicado en España, no sólo no ha podido atender los reclamos de sus correligionarios cubanos, acampados frente al Ministerio de Asuntos Exteriores, sino que les ha enviado la policía a entenderse con ellos, por lo que Público incluye a los inconformes isleños entre quienes “están indignados con la manera de proceder de la policía”.

Acostumbrado a hablar con la prensa española acreditada en Cuba sin ser molestado, uno de los acampados de apellido Rodríguez le declaró al reportero que al inicio de la protesta ”llegó mucha policía y nos bloquearon, no dejaban ni si quiera que se acercara la prensa” y se quejó de que -¡oh sorpresa!- “los maltrató y les llegó a causar heridas”. El testimoniante relata que él y otro “del grupo se encuentran en huelga de hambre para intentar llamar la atención sobre la situación que atraviesan” pero, a diferencia de lo que ocurriría si estuvieran en la Isla, los nombres de los ayunantes no son noticia en los grandes medios de comunicación.

A propósito de la policía, no sé si Rodríguez y sus acompañantes -dada su incómoda situación- habrán podido leer el amplio reportaje de Muriel, algo sólo posible en la Red porque Público perdió su edición impresa por falta de fondos. Pero de poder hacerlo, ellos que tanto se quejaban de la Seguridad del Estado cubana, conocerían el testimonio de un Licenciado en Economía desempleado quien le cuenta al mismo periodista que sólo por vender manualidades frente a una iglesia sufre el acoso de la policía secreta española.

Tienda de manualidades acosada por la policía secreta en Madrid. Foto: Público

Pensando que diciéndolo va a conmover a alguien -otra vez como si estuviera en Cuba- Rodríguez le cuenta a Muriel: ”Dormimos todos en los soportales que hay aquí al lado, en los que ponemos colchones. Es una situación dura, sobre todo para algunos de nosotros. Hay una señora con 70 años que sufre además de reuma y tiene problemas de hipertensión”. Sin embargo, el mismo reportaje recoge las protestas contra los recortes en servicios como salud y educación de trabajadores madrileños, incluyendo los de un hospital pediátrico, ejecutados por las autoridades de las que Rodríguez y sus acompañantes esperan ayuda. Si eso sucede con los encargados de atender la salud de los niños, me pregunto qué quedará para quienes se ocupan de la de los ancianos.

Trabajadores del hospital pediátrico La Paz de Madrid protestan contra recortes. Foto: Público

Quizás a estos malafortunados “disidentes” les fuera mejor si sus colegas en Cuba, que tienen dinero hasta para pagarse esclavos y celulares con acceso satelital, se dignaran a compartir con ellos una pequeña parte de la mesada de más 20 millones que el gobierno de Estados Unidos destina cada año a sus servidores en la Isla, o si la amiga de Esperanza Aguirre -muy ocupada en hacer onerosas compras con sus jugosos premios-, intercediera ante la Presidenta de la Comunidad de Madrid a su favor. Porque para recibir dinero de EE.UU. y España hay que servir y ellos fuera de la Isla ya no sirven, excepto para mostrar cuánto los desprecian sus patrocinadores. (Publicado en CubAhora)

11 pensamientos en “¿”Disidentes” cubanos entre indignados madrileños?

  1. Ya les esta bien!!Se creian que en los paises capitalistas se atan los perros con longanizas

  2. SON MERCENARIOS DE USAR SI ESTÁN EN CUBA DE TIRAR UNA VEZ QUE ESTÁN FUERA, COMO LA MADRE DEL DIFUNTO ZAPATA

  3. Muy bien se lo tienen ganado por su vocación de Judas. Estas personas acá en Cuba no trabajaban y vivían muy bien del dinero que les entregaba la SINA estadounidense y la embajada de España por denigrar a su país, para esa basura era para lo que servían.
    Ahora están allí y ya no sirven para nada más, por eso los tratan de esa manera y es que a los indignos que le pagaban en La Habana no les interesan ni sus propios ciudadanos. Otra cosa interesante es la prensa, ¿Ya se olvidaron de esta gente El País; ABC y compañía? ¿Por qué no escriben sobre el drama que están viviendo en España?
    Por otra parte, la televisión cubana debería dedicarles una mesa redonda, para que los que aquí siguen sus pasos vean para lo que quedan cuando les exprimen. El caso de la madre del mercenario Zapata es bien elocuente y demuestra la crueldad de los patrocinadores de estos mercenarios. A él lo indujeron al suicidio y a su madre la van a asesinar por inanición.
    Todo esto es bueno que se sepa pues hay por ahí mucho ingenuo creyéndose los cantos de sirena del capitalismo decadente e inmoral.

  4. En realidad tienen casa por la zona, móvil al que nunca le falta saldo, contactos de abogados y periodistas, ropa de sobra siempre limpita adecuada para cada estación, y están muy bien alimentados. Por más que digan, cobran un muy buen sueldo por hacer propaganda contrarrevolucionaria, por estar tirados, prácticamente, todo el día en la Plaza Mayor…

    Eso de que recibieran palos de la policía, además, no es más que una milonga. La policía nunca procede a atacar con sogas, ni tan arbitrariamente. No es normal que un día carguen y que, luego, hagan la vista gorda en las semanas próximas. Tampoco es normal que no hubiera ningún testigo, siendo esa una zona muy, muy turística, siempre llena de gente hasta altas horas de la madrugada.

    Lo que sí ocurre es que están empezando ellos también a sufrir los recortes. El presupuesto que antes se destinaba a financiar a esta clase de mercenarios no es el mismo que el de ahora, y están sufriendo las consecuencias.

    Ahora, que se jodan. Más de una vez he hablado con estos tipos, y no son más que unos egoístas asquerosos a los que no le importa vender a su pueblo entero con tal de sacar tajada sin dar un palo al agua.

    De ingenuidad, nada. No son motivos políticos, sino meramente personales los que les llevan a proceder tal y como proceden.

  5. No es bueno desear que a alguna persona le vaya mal, pero a estos asquerosos hijos de Judas le va a ir peor, apenas està empezando el calvario, y como dicen en mi pueblo ” espèrense a los chicharrones y hasta la batea se llevan”, a estos traidorcetes de cuarta la historia los està poniendo en su lugar; el basurero, han de estar arrepentidos de haber traicionado a su patria, porque en la “Madre patria” les van a seguir dando patas en el trasero hasta que llenen.

  6. Me pregunto?
    Sabe usted lo que habla; no debieran de quejarse si los de afuera con estudios les trabajan como criados .
    despúes que cuba ayudó la colonización de España ahora les molestamos.
    Vive usted del paro porque en españa está de moda las huelgas y el paro y el gobierno no tiene culpa de tengan hijos y no sepan hacer nada sólo estar pendiente de la derrota

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .