Polonia, la Eurocopa y una película aún por conocer (+ Videos)


Iroel Sánchez

En un plano secuencia, un hombre que transmite autoridad camina, escoltado por otros, a pasos acelerados por un pasillo, hasta llegar a una puerta que abierta violentamente da entrada a una sala de terapia intensiva. El hombre autoritario -con una lista en la mano que ahora sabemos es un inventario- da órdenes de desconectar y confiscar los aparatos que monitorean enfermos entre la vida y la muerte.

Así comienza El recaudador, la película realizada en el año 2005 por el reconocido cineasta Feliks Falk y que cuenta la historia de un ejecutor de deudas al servicio de un juzgado en la ciudad polaca de Wroclaw. El protagonista, que se desplaza en un lujoso auto por un entorno muchas veces pobre, no se detiene ante nada y confisca, desde los instrumentos de la banda municipal, hasta el acordeón con el que entretiene su enfermedad una niña asmática.

Sólo el hecho de provocar el suicidio del héroe local -un joven jugador de fútbol a punto de pasar al profesionalismo al que el puntilloso funcionario  le demuestra que asesinó una anciana para heredar sus propiedades que también confiscará- moviliza a los pobladores en contra del inflexible personaje al que únicamente una revelación que cree divina hará cambiar de actitud pero el mundo  corrupto que lo rodea no lo perdona.

El ambiente que describe la película parece  no ser muy diferente al de la Polonia actual. A propósito de la recién concluida Eurocopa, que tuvo allí su sede compartida con Ucrania, el periodista polaco Maciek Wisnieski llama “efecto esteroide” a la pax futbolera queel gobierno de Varsovia logró “posponiendo las reformas y pidiendo a los sindicatos que no se manifestaran durante el evento”“Ya antes faltaba para hospitales, viviendas, escuelas, guarderías, teatros o transporte público. Ahora habrá aún menos gasto social, más privatización de bienes municipales y más impuestos”, dice Wisnieski que califica de “una voz en el desierto” a quienes previo a la Eurocopa pedían “Pan en vez del circo criticando el endeudamiento, la falta de la política pública de la vivienda y reclamando el derecho a la participación en la gestión de las ciudades”.

A pesar de abordar conflictos éticos de la existencia humana a partir de temas que no pierden actualidad: las confiscaciones por deudas, la corrupción, el papel de los burócratas tras el derrumbe del llamado socialismo real y la entrega de los países exsocialistas a la “mano invisible” del mercado, la película de Falk es muy poco conocida. La prensa occidental, que antes urgaba en las metáforas de la prestigiosa cinematografía polaca buscando mensajes antisocialistas, no le ha dedicado mucho espacio.

Aunque El recaudador ganó seis Premios Águila -que se otorgan en Polonia al mejor cine nacional- en las categorías de director, película, actor, actriz, diseño de producción y guión original, además del Premio del Público y  de ser postulada como candidata al Oscar al Mejor Filme Extranjero, es prácticamente desconocida fuera de ese país y sólo ha circulado en Festivales y muestras de cine polaco en el exterior, así se exhibió en Cuba en el año 2007. La amplia difusión de la Eurocopa ucraniano-polaca pudiera tal vez brindar una buena oportunidad para volver sobre El recaudador, una película que, como el gran arte, aún tiene mucho que decirnos.  (Publicado en CubAhora)

Aquí en video: Una entrevista con el director de “El recaudador” (en inglés) y los primeros 10 minutos de la cinta sin subtitular pero que tienen la secuencia del hospital completa.

2 pensamientos en “Polonia, la Eurocopa y una película aún por conocer (+ Videos)

  1. Aquí en España, mientras el gobierno sigue recortando los sueldos a los funcionarios públicos, las prestaciones a los parados, los presupuestos de sanidad y educación y subiendo el IVA, los clubes de futbol deben al estado mil millones de euros, de los cuales 250 millones es por impago a la seguridad social, muchísimo más que lo que piensan recaudar con el llamado “copago” de los medicamentos (se aumenta el % que hay que pagar en función de los ingresos).
    Para el circo hay dinero (ni que hablar para los bancos), pero no hay 200 millones para los mineros del carbón, tampoco hay 20 millones para mantener la ayuda a las familias que tienen personas discapacitadas a su cargo.
    Este es el verdadero rostro del capitalismo, el cual algunos dicen preferir.
    Saludos,
    Miguel A.

  2. Quiénes peinamos algunas canas ya hemos visto esa película, aquí en Uruguay (Paisito chiquito) está la primavera de la “izquierda” que ayuda a los más necesitados y espero que la ciudadanía en las proximas elecciones no se deje engañar como en España. Saludo fraterno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .