Antonio Conte: La poesía, las dedicatorias, la hermandad, la vida


Víctor Casaus

Antonio Conte

Fue a través del Villa, del Chino Héctor Villaverde, amigo común y casi ancestral, que llegó hace unos días la noticia de que Conte, el hermano Antonio Conte, había fallecido de un ataque cardíaco en Miami.

Quiero reunir en esta nota algunas referencias de su poesía, recuerdos comunes, homenajes a la amistad persistente y compartir esta noticia que todavía no ha tenido espacio en ningún medio de comunicación de la Isla, hasta donde sé. En algunos medios –sobre todo digitales– de otros lugares ha aparecido la noticia, muchas veces manipulada a favor de los desencuentros y las obsesiones a veces patológicas que viven algunos sectores en relación con la Isla.

Por eso me pongo a hilvanar estas líneas, tomando, montando textos que reuní rápidamente en estos días, entre la nostalgia y la tristeza, para recordar a alguien que fue un hermano –por las coincidencias de origen de clase, por la obra que escribimos desde la misma poética, por las ideas que compartimos sobre la vida, la historia, la revolución– aunque viviéramos los últimos 20 años en lugares distintos y las coincidencias se redujeran.

Quiero hacerlo para que no sólo se encuentren ahora en internet –y después en la memoria– las notas que he estado viendo, y para que se conozcan, también y sobre todo aquí, estas palabras de recordación y de homenaje para un poeta cuya obra pertenece a la cultura cubana –haya muerto donde haya muerto. Y para que se hable algo de su vida –con sus contradicciones, fulgores, tristezas y alegrías: como toda vida. Para que comiencen a aparecer con esta nota urgente, entre la manipulación y el silencio, otras aproximaciones que le hagan justicia –compleja: como toda justicia– a su obra y a su vida.

Antonio Conte (der.) junto a Víctor Casaus

No quería ni quiero hacer una de esas notas necrológicas al uso, que casi siempre detesto por las concesiones que a veces hacen al formalismo y a las coyunturas y porque generalmente son textos en los que no caben el afecto o la pasión, ni los matices. Por eso quiero, en todo caso, ofrecer aquí las informaciones imprescindibles, pero desde el ángulo de este montaje de referencias, recuerdos e imágenes.

Conte es uno de los poetas de la llamada generación del Caimán porque allí publicamos nuestra presentación de credenciales, en el primer número, en el Opus 1, de 1966. En aquel temprano y apasionado manifiesto titulado “Nos pronunciamos” confesábamos que “no renunciamos a los llamados temas no sociales porque no creemos en temas no sociales. El amor, el conflicto del hombre con la muerte, son circunstancias que afectan a todos, como es íntimo, personal, el auténtico fervor revolucionario” y “consideramos que toda palabra cabe en la poesía, ya sea carajo o corazón”.

Tres años después, en 1969, apareció el primer libro de Conte, Afiche rojo, en la Colección David de la UNEAC, que se había iniciado en 1967 con un texto ganador en la primera edición del concurso homónimo, Cabeza de zanahoria, también el libro iniciático de otro poeta del Caimán, Luis Rogelio Nogueras, Wichy. Entre los años 67 y 68 aparecerían en esa misma colección las primeras obras de otros poetas de aquella generación: Félix Contreras, Sigifredo Alvarez Conesa y José Yanes, este último recientemente fallecido fuera de la Isla.

Reuniendo y releyendo al paso los textos para compartir en esta nota encontré el ejemplar de aquel Afiche rojo, con esta dedicatoria: “Antonio Conte cuelga de los cuernos de “diablito” de Victorino (la hermanada) este afichazo con la esperanza en que después del cielo Víctor me quiera un poco más, un cosmos de amor. Octubre. Año lunar”. En aquel Afiche estaba su poesía vallejiana e inquietante, amorosa y aguda. Ahí nos traía los poemas que había escrito para las diversas mujeres que había amado o amaba, junto a declaraciones de principio que la época convulsa y transformadora  nos solicitaba todos los días:

REVOLUCION 

disparato inclusive las trastiendas.

el amor es un tango, me dijeron dos vírgenes

creadas por la imaginación. 

que nadie crea que mañana estaremos complacidos

de tener lo que sea.

cuando se piensa en ti, suave es el sueño, y el pensar

ambiciona la ternura más honda; pero escucha:

nunca te vayas a creer que el mundo

se puede componer sembrando panes.

La amistad que la dedicatoria anterior delata había comenzado a nacer un poco antes, en la redacción de la revista Mella, junto a Villaverde, Silvio Rodriguez, Virgilio Martínez, Guillermo Rosales y otros periodistas jóvenes de entonces. Además de la poesía, el periodismo y después el cine serían terrenos de la creación en que coincidiríamos de una manera u otra en los años siguientes cuando Conte fue sucesivamente reportero de la revista Cuba, guionista de documentales en la Sección Fílmica del MINFAR y jefe de redacción de la revista Cine Cubano, en el ICAIC: cargo que había ejercido hasta 1985 Wichy Nogueras

En esos años Conte fue combatiente internacionalista en Angola. De allá trajo, sobre todo, la experiencia cruda de la guerra y un libro de poemas con el que ganaría primera mención en el concurso de la UNEAC en 1979: Con la prisa del fuego, que sería publicado dos años más tarde por la Editorial Letras Cubanas. La dedicatoria del ejemplar que tengo aquí ahora está fechada en 1983 y dice: “Antonio Conte dona estos versos de amor y combate a Víctor y su familia de ternura, y los ama hoy, mañana y siempre”.

Los poemas de ese libro son sobre todo documentos de aquella experiencia vivida por el poeta en tierras africanas: de las gentes y los contextos y los paisajes que conoció, vivió y sufrió. Son por lo general textos sin métricas ni rimas evidentes, dentro de esa línea de tono conversacional que define su poesía escrita en esos años. Pero también hay ejemplos de poemas medidos con destreza y sabiduría, como el soneto que dedica a Nicolás Guillén y este otro, “para Eliseo Diego, innumerable”:

HACE CALOR AQUÍ 

Vivo callando en juego con las balas,

cañones de dos filos, aguaceros;

y tantos, tantos besos prisioneros

como versos habitan en sus salas.

 

Vivo al sol, al insomnio, a las galas

de ser sin ser yo mismo, franco y fiero,

empuñando la noche en el acero

de un fusil y un recuerdo con dos alas

 

para volar a donde usted responde

por las cosas ocultas y habituales;

para hablar con usted, que se me esconde

en tiernos laberintos tan amables,

que estamos, usted y yo, quién sabe dónde,

peleando con mis armas y sus sables. 

Conte distribuyó amistad y amor en las dedicatorias de sus libros y de sus poemas y en la cotidianidad inaplazable de la vida. Por eso seguramente encontré hace muy pocos días este comentario escrito por Silvio en su blog en evolución Segunda cita (www.segundacita.blogspot.com):

Ayer se nos fue Antonio Conte, uno de los poetas que menciono en la notita que dejé en la tumba de Vallejo, la segunda vez que estuve en París. Conte fue mi amigo y quiero creer que lo fue hasta el día de ayer, porque desde hace años vivía fuera de Cuba y hacía mucho que no nos comunicábamos. Yo nunca he dejado de sentirme su amigo y así continuaré. Antonio era una persona maravillosa, un gran admirador de Vallejo, por quien le puso César a su hijo. Siempre lo recuerdo cuando vivía con Macucha y su hijito, en el apartamento de 84, a una cuadra de 5ta Avenida. Verde amor expansivo a la eternidad de Antonio Conte.
1 de agosto de 2012 08:32

En el momento en que leía ese comentario de Silvio probablemente comenzó a escribirse esta crónica de la amistad para Conte. Allí escribí: “Conte fue un hermanito querido entre los poetas de nuestra generación, la del Caimán Barbudo, vallejiano de raíz, ingenuo, sonriente y sufridor. (…) Ahora, buscando rápidamente cosas de Conte aquí en la compu para compartirlas con ustedes, encontré la lista de canciones y poemas del concierto Sivio y nosotros, con el que recordamos en el patio del Centro Pablo el primer concierto público de Silvio, Teresita y nosotros, organizado por los poetas del Caimán en Bellas Artes, en julio del 67”. En Silvio y nosotros, el actor Jorge Perugorría leyó textos de los poetas de nuestra generación, en un montaje que alternaba la poesía escrita con la poesía cantada de las obras de Silvio. Allí se escuchó este poema vallejiano de Conte:

INFANCIA

los niños, allá afuera
gritan, despedazan el césped,
ambicionan la esfera musculosa para patearla;
se escurren entre cercas, se golpean,
se abrazan fuera del tiempo
como si con eso entrelazaran los continentes.

los niños, allá afuera
les van creciendo el corazón a travesuras,
a rasguños, a reírse de los mayores,
y se sienten felices de tirotear los pájaros.  

El poema recordaba una de las temáticas presentes en la obra poética de Conte y de sus compañeros de generación, la visión cercana y crítica de la infancia, y a mí me recordó ahora la mención que hace Silvio de la familia de Conte, de Macuchita, y los hijos de ambos, con nombres-homenajes a Vallejo: César Abraham y Trilce.

 Hjos de César Abraham, nietos de Conte. 

Trilce Editores se llama precisamente la casa que publicó el otro libro de Conte que tengo aquí ahora. Se titula Ausencias y peldaños y su publicación está fechada en Santa Fe de Bogotá en el mes de junio de 1996. Se trata de un inusual volumen dúplex, que incluye en realidad dos libros inversamente yustapuestos: el de Conte y el de Luz Helena Cordero, su compañera de entonces, titulado Óyeme con los ojos. Conte dedicó así el volumen que tengo aquí el 17 de octubre del 96: “Hermano Víctor, hermana María: siempre, siempre con Ausencias y peldaños los llevo lejos de los ojos, muy cerca del corazón”.

En esa contradictoria mezcla de lejanías y cercanías estuvimos todos los años restantes, hasta ahora. Sólo nos vimos en una ocasión, pocos años después, en Miami, después que Conte se moviera hacia aquella ciudad desde Bogotá, donde se le uniría su compañera colombiana. Ese pasó no se concretó, al menos de manera estable, y Conte quedó viviendo allí hasta el 31 de julio pasado. En aquel momento no hubo nuevos libros dedicados, pero sí la alegría de un reencuentro cercano en una tercera fase diferente, mutuamente respetada, en la que la amistad sobrevivía –vive– entre las lejanías y las cercanías.

Nunca hablamos de su decisión de quedar viviendo en Bogotá en los 90 (¡ah, esos 90!) y tampoco de su decisión posterior de trasladar su lugar de residencia a Miami. Siempre pensé que aquel movimiento tuvo que ver con necesidades de estabilidad económica, porque tenía familiares viviendo allí desde muchos años atrás. Lo vi entonces en un momento difícil, porque acababa de llegar y vivía todavía en la casa de un familiar. La continuidad de la relación amorosa no se produciría, según supe. Probablemente el aspecto económico se resolvió poco después. No sé cómo le fue posteriormente en el importante terreno de los amores y los afectos, que fue una necesidad y una práctica constante en la vida de Conte. Triste y vallejiano, amante mundial (para robar un verso de un hermano común, Juan Gelman) y practicante y creyente de la amistad, sobre todo la que se afinca en las coincidencias (aunque éstas se reduzcan, a veces dramáticamente) y entre las lejanías y las cercanías: las memorables y las jodidas.

No sé si en los años posteriores, en esta década pasada de los 2000, publicó algún libro de poemas. Ahora, en las noticias breves de estos días, he visto un título que no conozco. Busqué en los magníficos archivos oceánicos, inabarcables –a veces confusos– de internet, pero no encontré mucho, después de navegar espesamente en la avalancha de información sobre una persona con el mismo nombre y apellido que tiene al parecer notoriedad en aspectos del deporte y de los negocios no transparentes. Recordé el título del primer libro de Conte, Grises, inédito en aquellos años, y que no sé si incluiría en alguna recopilación posterior.

Profesionalmente Conte se dedicó durante estos años al periodismo, hasta su jubilación hace poco tiempo. Trabajó como redactor y corrector, según leí en estos días, en una agencia de noticias radicada en Miami. Conozco las características de la  producción periodística de esa entidad porque he recibido, durante años, sus boletines enviados a través del correo electrónico. Nunca vi trabajos de Conte incluidos en ellos, al menos hasta que comencé a borrarlos sin leerlos para no ocupar el tiempo en mensajes que no rebasaban la chismografía política de tercer orden y la persistencia de noticias risibles sobre la realidad de la Isla en la que yo vivía.

Ahora una amiga ha enviado al blog Segunda Cita una crónica de Conte del año 2009 que ella encontró en estos días en internet. No sé dónde se publicaría inicialmente. Quisiera encontrar otros textos como ese, homenaje a la memoria personal y a la memoria cultural de aquellos años que he estado recordando en esta crónica. En la suya, titulada “De donde son los poetas”, Conte recuerda el día en que se preparó, en el patio de la casa de Guillermo Rodríguez Rivera, una foto en la que aparecerían, sentados junto a César Vallejo algunos de los poetas de la generación del Caimán: el propio Guillermo, Wichy, Silvio, Raúl Rivero, Conte y el que ahora teclea.

Poestas cubanos con Vallejo

Voy a publicar en estos días esa crónica, con una pequeña introducción sobre la foto generacional-vallejiana que después ha tenido momentos importantes de difusión, como su inclusión en el disco Érase que se era, de Silvio.

Y voy a enviar ahora, para publicarla en los lugares publicables, esta crónica que aquí termina dedicada a Conte y, con él, a la poesía, la hermandad, las dedicatorias y la vida.

22 pensamientos en “Antonio Conte: La poesía, las dedicatorias, la hermandad, la vida

  1. Hermosísima, justa y muy emotiva crónica, muchas gracias por compartirla. Me gustaría destacar la sgte idea…
    “…estas palabras de recordación y de homenaje para un poeta cuya obra pertenece a la cultura cubana –haya muerto donde haya muerto. Y para que se hable algo de su vida –con sus contradicciones, fulgores, tristezas y alegrías: como toda vida. Para que comiencen a aparecer con esta nota urgente, entre la manipulación y el silencio, otras aproximaciones que le hagan justicia –compleja: como toda justicia– a su obra y a su vida.“

  2. …”Antonio Conte”…

    Poetas, nacen sin rumbo
    no importa donde se mueran
    poeta, que ama al mundo
    siempre seras poeta, poeta de la bandera

    La muerte no es el olvido
    ni rima con heroísmo
    los muertos serán fundidos
    poetas fundidos
    sin llanto, con patriotismo

    Amigos siempre serán
    no importa en donde vivan
    los dignos no morirán
    no firmen las despedidas

    Lo bello se lleva dentro
    en lo profundo mas puro
    amigos, no creen en muros
    poetas que nunca mueren
    poeta duerme contento

    Relatos de lo vivido
    ayuda siempre primero
    me quito hoy mi sombrero
    y apoyo lo compartido

    Yo vivo lejos de Cuba
    no pienso en el olvido
    ni lloro, por lo perdido
    ni escribo para que suba

    Recuerdos merecen todos
    todos los hombres sanos
    poetas, que nacen Cubanos
    ni mueren, ni viven solos

    Recuerdos con añoranzas
    recuerdos siempre presentes
    recuerdos de nuestra infancia
    recuerdos con gran cariño
    “Antonio Conte” fue un gran niño
    poeta cubano, amigo y combatiente.

    Erik Fundora Salina desde Cincinnati Ohio Imperio cruel
    89 de Agosto del 2012 10:00 AM.

  3. Sobre la sombra mas verdadera
    reposan, tus poesías mas puras
    el hasta de mi bandera
    acoge con mucho amor
    los pétalos de una flor
    y lo digno de tu bravura

    Del campo traigo dulzura
    tabaco caña y café
    de Cuba la sabrosura
    la palma y la honrades
    lo puro de mi locora
    y el canto de tu niñez

    Un hombre que no se fue
    ni de Cuba ni de Pinar
    por eso quiero escuchar
    al mas natural Guajiro
    al inolvidable, Polo Montañez

    Mis versos quiero brindar
    con un cariño infinito
    a todos los jovencitos
    que sueña con gran amor
    mas digo, pido y repito
    que escriban siempre bonito
    y cuenten con una flor

    No lloren por el dolor
    ni partan por la primera
    levanten por donde quiera
    las manos con mucho amor
    pues Cuba es la pionera
    la perla mas pura y bella
    no existe otra mejor

    Erik Fundora Salina desde Cincinnati Ohio Imperio Cruel
    9 de Agosto del 2012 11:59AM.

  4. Busqué poemas de Antonio Conte. No los encontré. Leí los primeros aqui. Soy muy mal poeta, soy incapaz de hacer lo que hace Erick, admiro su talento. Pero he suplido la carencia, convirtiéndome en buscador y lector A algunos de la foto les he tomado prestados sus poemas, para enamorar a una muchacha; a Wichy sobre todo, que se marchó temprano, muy temprano. Injusta la vida, a pesar de que vale la pena vivirla. A ratos releo o recuerdo ……”Y si muero mañana”…….o “Ama al cisne salvaje”……imposible no recordarlo……….Coincido con Nivaldo, precioso homenaje a la amistad, a pesar de las distancias y los criterios. Me hizo recordar un artículo que leí en Juventud Rebelde hace ya algún tiempo, creo que fue publicado en enero del 2009, sobre el baterista de “Los Dada”, Héctor “Ringo” Barrera, el cual también falleció en Estados Unidos. A otros que nos han sido cercanos de disímiles maneras, vinculados de una manera u otra a nuestra cultura, les ha sucedido igual, No han sido olvidados. Este artículo al que me refiero concluye así, no recuerdo el nombre de su autor:

    ……..”Como se ha dicho, Ringo fue un forjador de proyectos e idealista empedernido, centro de comunicación entre músicos de una época que, pese a trabas e incomprensiones múltiples, es para muchos memorable”……………………….Igual sucede con esta crónica de Víctor Casaus, como lo es la obra de los demás que están en la foto.

  5. Y cuándo permitirán a Silvio Rodríguez, Vicente Feliú y mil más en las emisora de Miami?

  6. La emisoras de Miami son negocios privados con fines de lucro, si Silvio les representara ganancias estuviera sonando en todos lados, “la tarde se mueve” es libre de poner a Silvio y seguramente lo han puesto, así como puedes comprar sus discos en tiendas de discos de la ciudad. El vino a EEUU y por desicion propia no quiso cantar aqui, nadi se lo impidio, no se por que, tal vez quiso mostrar un poco de respeto y no crear controversias

  7. Obvio que representa ganancias porque venden sus discos pero no lo `pasan en la radio. Edmundo es un disidente en Miami.

  8. Silvio Rodriguez si le puede representar muchas ganancias a esas emisoritas de Miami Terror pero ellos no deciden, la mafia mercenaria y criminal imperialista dicta las ordenes no olvides eso, Silvio es internacional y en EE.UU lo aman también..

  9. Frank este tipo nombrado “Caribe” no puede mas el pobre esta como loco que mas puedes pedir de un socotroco lame botas del imperio criminal, el no puede ni debe pensar.

  10. Okay Frank, Silvio no suena en Miami porque la mafia terrorista no quiere. Oye que densa vuelven ustedes una simple conversacion, yo solo quiero saber si es verdad esa nota la cual me entere por alguien que lo publico en Facebook

  11. Silvio no cantó en Miami pero sí lo hizo en New York. Pablo Milanés cantó en Miami, Los Van Van cantaron en Miami, Buena Fé cantó en Miami. Muchos cantaron en Miami y seguirán cantando. Aclaro, en la 107,5 FM pertenecientes a la cadena Univisión escuché la canción Mi Unicornio Azul y cantada por Silvio Rodríguez. Podrá cantar en Cuba El Médico de la Salsa? Por qué quitaron a Alejandro Sanz? Por su canción L’Habana?

  12. Miami no es una república aunque algunos lo pretendan. El intercambio cultural es entre Cuba y EU, no entre Cuba y Miami. El Médico de la salsa se ha presentado en Cuba. Nadie ha quitado a Alejandro Sanz y su malísima música de ninguna parte.

  13. Me alegra mucho que desde Cuba se recuerde con amor e infinita ternura a alguien como Conte, lástima que cueste trabajo que otros fuera del mundo artístico e intelectual donde todo es distinto, suena distinto, se ve distinto y se puede expresar distinto, podamos también hacerles tributo a grandes compañeros, amigos y hermanos, que fueron junto a nosotros a la escuela al campo, a misiones internacionalistas, pero un día decidieron cambiar el rumbo de sus vidas o sencillamente hacer otras cosas con sus vidas, por lo cual fueron injuriados, maldecidos e insultados y lo peor, perdieron sus amistades, pues qué otra cosa pudimos hacer para dar la impresión de sentirnos traicionados. Sí, es verdad, los artistas cubanos van, cantan, bailan y hasta entrevistas dan en Miami, también en ellas dicen lo que quieren y a veces hasta pena dan, por querer quedar bien con Dios y con el Diablo.
    Pero a otros nos cuesta si vamos a Miami, digo más, nos cuesta si solo alguien(es), se enteraran de que queremos viajar a Miami a visitar a esos hermanos, amigos y compañeros de infancia, de juventud y de la vida que amamos a escondidas, porque aún (tiene que ser así) nos cuesta, aunque sigamos amando este país de miseria y de historia memorable, que nos hace a todos los cubanos grande.

  14. Las fotos de las niñas no son Trilce ni César, son las nietas de Conte, las hijas de su hijo mayor César Abraham y si, Antonio Conte escribió y publicó dos libros más La Fuente se rompió (Novela) 2000 y Definición del humo (poesia)2002

  15. Dos preguntas que me surgen de la lectura del artículo:

    ¿Qué sugiere o quiere decir y no dice Victos cuando comenta: “(¡ah, esos 90!)”?

    ¿Por qué Conte nunca volvió a Cuba donde tenía tantos amigos queridos?

  16. neftarini Rubal:
    agradezco mucho tu corrección sobre la fotos de los niños. me las enviaron por correo diciendo que eran trilce y el rojo césar. ayer hablé con macuchita, su mamá, y le comenté de la foto pero ella no la habia visto publicada. voy a arreglar la información en los lugares donde está. silvio publicó hoy en http://www.segundacita.blogspot.com la crónica y hay un intercambio de mensajes y comentarios de los participantes del blog sobre conte, la mayoría de ellos descubriendo que existe su poesía. por eso también es bueno publicar estas cosas. para hacer justicia poética y de la otra y para que la gente se interese por las obras que valen la pena.
    en cuanto a los libros publicados por conte, copio aquí la bibliografía que me enviaron en estos días, donde hay tres libros publicados en colombia y méxico que no conozco:
    Obra publicada:
    · Afiche rojo Poesía, 1969 (Editorial Unión de Escritores y Artistas de Cuba).
    · Con la prisa del fuego Poesía, 1979 (Editorial U.N.E.A.C.), Primera Mención, Premio Nacional de Literatura.
    · En el tronco de un árbol Poesía, 1983 (Editorial Letras Cubanas).
    · Agua del recuerdo Cuento, 1985 Premio Concurso Nacional de Literatura 26 de Julio.
    · Y vendrá la mañana Cuento, 1986 (Editorial Letras Cubanas), Primera Mención Concurso Nacional de Literatura 26 de Julio.
    · Bolívar en Martí Recopilación de ensayos de José Martí sobre el
    Libertador, 1987 (Editorial Fondo Cubano de Bienes Culturales).
    · Ausencias y peldaños Poesía, 1996 (Editorial Trilce, Santafé de Bogotá)
    · La fuente se rompió Novela, 2000 (Ediciones Sociedad de la Imaginación, Bogotá).
    · Definición del humo Poesía, 2002 (Jitanjáfora Editores, Veracruz).

    saludos, victor

  17. hola nivaldo /
    una amiga en el blog de silvio donde se publicó ayer la crónica sobre conte escribió:
    Esta nota tuya hace justicia a un hombre en su complejidad, a un amigo, a un poeta, a una trayectoria vital, profesional y artística. Sencillamente porque lo cuenta, y lo cuenta con afecto que es cercanía de almas más allá de otras distancias.

    creo que le hace justicia a la crónica y sobre todo a conte.

    saludos,

    victor

  18. eduardo del llano alrevés:

    la respuesta a la primera pregunta la tienes dentro de ti mismo: búscala. cuando escribo ah esos 90! me refiero a lo que fue para cada cual aquella década y sus secuelas que llegan hasta hoy y pican y se extienden hacia mañana

    la segunda pregunta habría que hacérsela a conte y ya no es posible. para mí, en ese sentido, lo más importante es que haya gente que haya sido su amigo/a y sienta que
    todavía lo sigue siendo (o hermano, como es el caso mío y de otros amigos comunes) y lo digan y lo escriban hoy. por eso escribí la crónica y la envié a muchos lugares para que publicaran. iroel la publicó aquí, silvio en su blog y está en el sitio de noticias del centro pablo: http://www.centropablonoticias.cult.cu. the rest is silence.

  19. Gracias, Víctor, por las respuestas y preciones y también por el listado de obra publicada. Otra vez a Nefatarini por la aclaración con la foto y a “Eduardo al revés” por las preguntas.

  20. Lo siento, no he podido evitar la risa… por lo de “… alrevés”.
    Creo que todo artista merece respeto si realiza su obra con amor. Creo además que todo el que tenga la admiración y el cariño de sus amigos, merece al menos la consideración de todos. Es muy difícil conservar la amistad durante tanto tiempo a pesar de los avatares de la vida, los disimiles caminos que tomamos como individuos y las distancias y desencuentros.
    Por eso mi admiración hacia Antonio Conte y hacia ustedes y gracias por hacerme saber que existe la poesía de Antonio que confieso no conocía, como tantas cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .