España: La prensa en el mejor de los mundos


Javier Couso

El periodismo del mejor de los mundos se caracteriza por la inmediatez, la sobreproducción, la descontextualización y la magnificación de la anécdota. Es lo que la comida rápida a la alimentación. Es lo que el griterío al entretenimiento.

Inmediatez porque lo importante es la velocidad, sobreproducción para abrumar, descontextualización para no comprender, anécdota para que siga el espectáculo. Como la fast food, se consume rápido y es barata, pero intoxica.

Lo que se vende como novedoso no deja de ser posmoderno. Es todo envoltorio con contenido de fin de la historia. Sí, vivimos en el mejor de los sistemas que existe; todo lo demás es condenable o, manteniendo la comedia, desfigurado de manera graciosa. Somos superiores pero con chispa, que se note.

Prensa al nivel de un espacio social que se cree superior, casi gnóstico, que no pierde el tiempo en reflexionar porque corre a los centros comerciales a consumir o, si no hay dinero, al botellín y al fútbol o al botellín y al cotilleo, cosas propias del sector cultural asignado a las cuotas. Modernos pero sexistas.

Tertulias de la pluralidad del disfraz, opiniones contrapuestas que se complementan en lo importante. Todólogos de las derechas que dan paso a las izquierdas. Gritando en la anécdota, dándose la mano en la esencia.

Información de Régimen, desinformación para mantener la superficialidad, mentes simples para libertades simples. Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, nos roban por nuestro bien. Somos tan malos, derrochones y vivebien, que nuestros gobiernos, para enseñarnos, nos quitan la educación, la sanidad y la vivienda. Por malos, … que somos muy malos.

Voceros del “nada diferente es posible”. Del “dentro de un orden”, su orden. El orden de los jefes, de sus jefes. Estrellas mediáticas con sueldos pagados con ERES, sangría de compañeros con silencio de sueldo galáctico. Rostros parlantes que callan para vocear los enemigos de aquí y de allá, los enemigos de los negocios, sus negocios, los de sus jefes.

Libertad de prensa, pero solo para los ricos. Solo para unos pocos, muy pocos, los que tienen en sus manos TODO el altavoz ¿Nosotros? Sí, libertad de expresión, pero que no se oiga, que solo oigan los cercanos. El altavoz es para la gente de bien, su bien.

Todo tranquilo en los rebaños de ovejas, nos lo dicen los medios, hay que balar sin molestar mucho, que si no viene el pastor de azul con su vara negra… se debe balar dentro de un orden, su orden.

Así vamos, día a día escuchando las grandes voces, las suyas, interpretadas por actores con vestuario de marca registrada y atrezo de pluralidad virtual.

Vivimos en el mejor de los mundos, el anecdótico. Si das casa a una familia pobre abrirás los informativos, si se la das a todas las familias serás rojo y peligroso ¡Qué una cosa es la caridad y otra la Justicia Social!

Ya sabes, la modernidad son las formas. Y así te lo contamos.

Artículos relacionados:

9 pensamientos en “España: La prensa en el mejor de los mundos

  1. Excelente artículo. Nada que añadir, si acaso reiterar que el periodismo al servicio del capitalismo no es periodismo sino servilismo. No importa informar sino des-informar, “pan y circo” es la consigna, así hay que aborregar al pueblo, pueblo ingenuo y confiado.

  2. Por mucho que se hable del poder de la prensa (burguesa) en España, y por extensión de los medios de persuasión, nos quedaremos cortos. Fue mérito suyo la transformación de la más larga y cruel dictadura europea en modelo de democracia para el mundo, la creación de la alternancia política a partir de unas siglas polvorientas (PSOE) y una rosa marchita (de la que fueron patrocinadores la CIA, la Internacional Socialista y el régimen franquista) o la sustitución de las políticas neoliberales del PSOE por las políticas ultraliberales del PP. Ante proezas de esta naturaleza, es fácil imaginar que todo está atado y bien atado en la monarquía borbónica. Aquellos que sueñen con una verdadera democracia, tienen mucho que aprender de la inmodélica transición española y del aplastante poder de los grandes medios de comunicación burgueses en las sociedades basadas en técnicas de persuasión. Cuanto mejor conozco las reglas del juego y la correlación de fuerzas en las plutocracias, mayor es mi admiración y apoyo al modelo cubano.

  3. El sábado tuve la suerte de participar en una charla de Javier sobre el poder y los métodos de la información. En este caso versaba sobre la metodología de que se viene sirviendo el imperialismo y sus dependientes en las “informaciones” en las guerras. Muy instructivo. Alrededor del asesinato de su hermano en Irak, hilvanó la historia de la “información sobre el desarrollo de las infomaciòn de la guerra”, y demostró los diversos medios y su perfeccionamiento a lo largo de la historia. Además del placer de conocerlo personalmente,me dejó la sensación -y a los muchos que participaron en esta charla-, que es un tipo con mucho que ofrecer en la recomposición del discurso y las propuestas de la izquierda en España (y no solo en España). El artículo de esta nota, es un ejemplo más de ello. Compartiendo o no todo lo que dice, es parte de ese ventarrón de aire fresco que tanta falta hace hoy en esa recomposición. Leo con atención y no poco agradecimiento, cada aporte suyo.
    Chau

  4. “SI PIERDO LAS RIENDAS DE LA PRENSA,
    NO AGUANTARÉ NI TRES MESES EN EL PODER.”

    (Afirman que lo dijo Napoleón)

    Este es un tema apasionante. El señor Couso, con admirable poder de síntesis y análisis, recorre los fundamentales temas inherentes a la prensa del capitalismo y muestra, palmariamente, cómo se articula la manipulación cotidiana a la que son sometidos miles de millones de personas a lo largo y ancho del planeta.

    Vivo en Argentina y creo que pocas veces a lo largo de mi vida he constatado la malignidad que los diarios -en ediciones digitales o en soporte papel-, descargan sobre la ciudadanía sin miramiento alguno. Seguramente, los participantes de este “blog” saben que en este país del Sur se está debatiendo un tema capital que ha promovido la rabia criminal del oligopolio de prensa más poderoso de nuestra historia.

    Hablo del “grupo Clarín” y sus innumerables tentáculos que abarcan medios de todo tipo; ya se trate de diarios, emisoras, canales de TV, inversiones en sociedades anónimas tanto agropecuarias como financieras, incluyendo asociaciones con capitales “pulpo” de corporaciones fantasmas, al estilo Goldman Sachs y, ahora, Ralph Booth; grupos que a su vez se fusionan con otros o se devoran entre ellos, en la naturalidad de un sistema social donde el pez más grande se fagocita al más chico.

    Acompaño un enlace, donde brevemente se da cuenta de las inversiones y movimientos del mencionado “grupo”:

    http://www.cronista.com/negocios/Goldman-Sachs-vendio-sus-acciones-en-Clarin-a-multimillonario-norteamericano-20120604-0015.html

    Otro, muy interesante:

    http://www.taringa.net/posts/info/9320967/grupo-clarin-monopolio-internacional.html

    La llamada “Ley de Medios”, propugnada por el actual gobierno argentino, limita en buena medida la posesión casi masiva que estos tiburones ostentan sobre los diarios y medios audiovisuales en los principales centros urbanos de Argentina. De esa forma, en varias ciudades que concentran la mayor parte de la población, sólo se escucha la voz del “multimedio” y, por supuesto, las ideas y propósitos que trata de inculcar para obtener el dominio propagandístico y, por ende, el poder político de la Nación.

    Debe quedar claro que todo el “multimedio” del que hablo está ligado firmemente a las potestades de los EEUU y con sólo realizar una mirada cotidiana a las portadas, “noticieros” de TV o radios, es fácil detectar el mismo libreto repetido hasta el cansancio por el pequeño ejército de disciplinados y serviles periodistas a los que han sobornado con rimbombantes títulos de “editores jefes”, jugosos salarios, automóviles, pasajes y estadías en Miami (entre otros destinos); acceso al consumo de vestimentas lujosas y toda una batería de prebendas que los convierte en escribas o voceros incondicionales. Donde uno se rebela… lo echan sin contemplaciones.

    En estos momentos y a escaso mes y medio de entrada en vigencia de la Ley que les recorta notablemente su tiranía “informativa” y cantidad de negocios colaterales, están disputando una lucha encarnizada contra el gobierno de Cristina Kirchner. No hay un día en que no publiquen una portada francamente sediciosa, mendaz y repugnante.

    Toda causa canalla para abatir al gobierno -en especial la ley votada por el Congreso y que pretenden invalidar-, los tiene por abanderados. De esa manera, mienten de forma canallesca y hurgan en todo rincón donde puedan encontrar argumento para alimentar la fogata conspirativa.

    En honor a la verdad, hay que reconocer que el gobierno de Cristina es bastante heterodoxo en su composición; a su lado, hay gente en altos cargos que pertenecieron a partidos de derecha y muchos que revolotearon y cambiaron de bando de acuerdo a sus ambiciones con el correr de los años.

    De la misma forma, el ideario político de esta gestión de gobierno es bastante contradictorio. Se han desarrollado políticas sociales dirigidas a los más humildes; se terminó con la protección a los genocidas del “proceso” (tiranía militar del 76 al 83) y gran parte de todos esos criminales está cumpliendo penas de prisión muy rígidas y extremas, como debe ser. No es poco. Asimismo, el período de los “K” logró sacar al país del atolladero económico que había estallado en el año 2001, luego del “menemato” y posteriormente con el absurdo gobierno de De la Rúa y compañía. Claro, también hay corrupción y aspectos abiertamente negativos que alimentan a los facciosos.

    Pero, hay que decirlo, si bien hay un alineamiento con Venezuela, Ecuador, Bolivia, Brasil, etcétera, también hay contradicciones en cuanto a no propiciar ninguna variante de sistema socialista o cosa por el estilo. En su momento, los “K” estuvieron en buenas migas con el “grupo Clarín”, más o menos durante unos cinco años. Cuando rozaron sus intereses comenzó esta pugna que pareciera no tener fin y que se aguza por momentos hasta perímetros esquizofrénicos.

    El “grupo” se ha aliado firmemente con sectores de la banca privada, la Sociedad Rural y lo peor del pensamiento derechista argentino. Para colmo, ha logrado arrastrar con su propaganda y merced a errores del propio gobierno, a segmentos de la “pancista” clase media argentina, que es numerosa aún en sus diferentes estratos, pero que cuando le tocan el bolsillo, suele apostar al golpe de Estado o cualquier variante destituyente como se observa en estos momentos.

    No quiero abrumar con más detalles, pero sí recalcar la brutal interferencia de estos “grupos” que manejan a un nada desdeñable sector de la opinión pública.

    Lo mismo ocurre en otros países de la región. Los magnates de la prensa oligárquica y pro imperialista, sabotean permanentemente a los gobiernos democráticos de nuevo cuño y no vacilan en efectuar las peores estratagemas para socavar la base popular que pueda sustentarlos. Lo vemos en Venezuela, en Ecuador, en la mismísima España con “Prisa” y sus asociados, “ABC” y compañía. Mienten, distorsionan, injurian, calumnian y estas acciones se han convertido en un método cotidiano que no se detiene ante ética alguna.

    El caso de la obsesión enfermiza de “El País” con Cuba, es una muestra notoria de lo que digo. “Clarín” y asociados -por su parte y en Argentina-, se agrega a cada comentario que pretenda enlodar a la isla de la Revolución. Se trata de una operación mancomunada que obedece a planes establecidos y que el público desconoce. Agréguese al Herald de Miami y a toda la caterva que late por aquella geografía. Saben del poder de la desinformación y la calumnia y ejercen estos resortes con una naturalidad que espanta.

    Diarios basura, radios basura, televisión basura… y así de seguido.

    Es la moral del capitalismo y del imperio. Está en cada uno de nosotros el tratar de esclarecer a los incautos, con argumentos a la vista y con trabajo militante.

    Un dato accesorio para los compañeros. Va un enlace a interesante página donde se pueden observar, cotidianamente, las portadas de cantidad de diarios de todo el mundo.

    Basta entrar en él y observar el mapa que se bosqueja en la parte de la izquierda. Allí hay herramientas para ir de continente en continente y de ciudad en ciudad. Uno puede acceder a ver la tapa del día de innumerables medios de prensa del mundo capitalista. Obviamente, Cuba no aparece. No es difícil, sólo se trata de un poco de maña.

    Ver en: http://www.newseum.org/todaysfrontpages/flash/default.asp

    ¿Para qué sirve?… Pues para verificar lo que dicen y comprobar la simetría ideológica con que muchos de estos medios manejan la propaganda. Es posible magnificar las imágenes para ver el detalle e incluso “bajar” las portadas, cuando alguna es necesaria como testimonio. En caso de idiomas desconocidos, es sabido que se puede “copiar” y “pegar” lo que interesa en el traductor de Google u otros.

    Un gran saludo al autor de la nota de fondo, a Iroel y a los compañeros.
    Disculpen por lo largo del comentario.

  5. ESTAMOS DE ACUERDO QUE EL PERIODISMO PUEDE SER UN INSTRUMENTO DE TRASNFORMACIONES O ADOPTAR, COMO SE VE EN EL GRAN PODER MEDIATICO ACTUAL, UNA CONDUCTA INDECENTE,MERCENARIA Y MANIPULADORA PARA PROMOVER Y DEFENDER EL CAPITALISMO SALVAJE.
    SIGAMOS POR EL CAMINO DEL PROGRESO Y LA REVOLUCION.

    DR. VICENTE MALTEZ MONTIEL,
    MEDICO INTERNISTA Y PERIODISTA NICARAGUENSE.

  6. El otro día quise dar a conocer la lamentable “hora” que dedicó radio 5 todo noticias, de radio nacional de España (mantiene un nombre bien chungo en lo que es un estado plurinacional) al jefe de informativos del Grupo Intereconomía, Javier Algarra que presentó su libro basura sobre el personaje autor del documorbo basura que rodó en Cuba (cuatro escenas en una casa) y que cuando editó, salió un engaño “vendible” en Miami.
    Los hispánicos sabemos quiénes son los de Intereconomía, pero ahora sabemos quién participa desde la radio pública en difamar, mentir, tergiversar.
    En otro sector, los blogs enraizados en Blogs/Internacional/El País, los chicos de Polanco y Cebrián, me borran los comentarios que de vez en cuando dejo en el segundo blog de la Bloguera Catastrofista. Me río por no llorar cómo a través de la cuenta de TypePad, dejo comentarios no ofensivos, quedan publicados y minutos más tarde, la mayoría son borrados.
    El País protege a Yoani Sánchez. ¡Dios salve a la reina de los sinéfilos¡

  7. “No estamos indefensos ante la comunicación masiva. Podemos evitar que pequeños grupos manipulen nuestras conciencias a través de ella, estableciendo la propiedad social (de todo el pueblo) sobre los medios e instrumentos que la producen, el control democrático sobre su contenido.”: De, Camilo Taufic en su libro ” Periodismo y Lucha de Clases” (ed. Akal).
    Saludos
    Miguel A.

  8. Saludos para todos, hoy puedo leer este articulo antes no lo pude ver y lo encuentro muy interesante y repleto de verdades

    Yo daré mi pequeña y bruta opinión pues pienso que solo es posible hacer un buen periodismo si se aparta el negocio de la realidad, los periodistas no deben ni buscar fama ni fortuna pues estoy seguro que cuando uno tiene vocación para ser periodista es por una razón, para poder comunicar las cosas tal y como son, pero desgraciadamente el periodismo lo han convertido en un arma de destrucción masiva y en un negocio muy corrupto en el cual perdemos todos, hasta los corruptos pues entre ellos se destruyen cuando van en busca de mas poder monetario

    Periodistas buenos hay muchos pero no hay buen periodismo o por lo meno yo lo entiendo de esa forma, Un buen periodista para poder hacer bien su trabajo debe tener 100% libre expresión, decir las cosas tal y como son con nombres y colores sin omitir nada, las competencias no son buenas puesto que no buscamos vivir compitiendo entre si por los siglos de los siglos

    Cada país debe tener un periódico independiente pago por el gobierno sin tener que intervenir en el, pues el gobierno es quien dará los fondos para esa empresa pero el pueblo es quien deben intervenir cuando la empresa no comunique las noticias fuertes y claras como deben ser, el pueblo es quien tiene el poder y es quien debe aprobar el periodismo nacional, para que una empresa noticiosa de frutos deben crear centros de debates entre ellos mismo pues no creo en el periodismo de total acuerdo, pues todos tenemos diferentes puntos de vistas, claro siempre respetando las verdades y quien trate de crear problemas mediante las falsas debe probar sus teorías delante del pueblo, pues no podemos permitir que publiquen mentiras de ningún índole, pues estoy seguro que mentir no esta relacionado con tener derecho a la libre expresión

    La libre expresión es poder decir las verdades que a muchos les puedan doler sin tener que temer, las ofensas no entran en la libre expresión siempre y cuando no seas ofendido pues también tenemos derechos a defendernos, y si, las ofensas son feas pero por ser feas no dejan de ser ciertas o falsas, creo en el periodismo sin tapujos

    Miren les contare, casi siempre estoy escuchando Radio Rebelde y escucho muchas criticas directas sobre cosas que están mal hechas, eso es un buen periodismo, como un buen debate es en el cual se pueden discutir diferentes puntos sin tener que caer en mentiras pues las mentiras deben ser eliminadas por completo de los debates, cada debate debe tener una base y esa base un fundamento y miles de putos de mira pero sin tener que salir en busca de mentiras

    Pruebas y realidades hay muchas, como también hay muchas mentiras, ese es el punto el mentiroso debe probar sus argumentos y cuando no pueda probarlos deberá abandonar por completo el debate o el periodismo sin derecho a entrar nunca mas pues nuestro mundo ya esta cansado de tantas mentiras y de debates sin fundamentos ni soluciones, debemos encontrar las vías para crear diferentes puntos de mira sin caer en las tan acostumbradas mentiras

    Un gobierno no puede someter a un pueblo digno, ni hay dinero en el mundo que pueda comprar a un periodista justo y honesto, yo soy muy bruto en esto del periodismo y enotras cosas también pero las mentiras las detesto y las noticias disfrazadas también, debemos hacer “Periodismo no Dinerismo” y creo que es posible hacer un periodismo digno pero deben hacer leyes fuertes contra las mentiras y las difamaciones, ya basta de permitir periodismo banales, gracias.

    Erik Fundora Salina desde Cincinnati Ohio Imperio Cruel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.