Ocho años del ALBA: El cumpleaños de los más


Iroel Sánchez

Chavez-fidel-alba“Ahora sí la historia tendrá que contar con los pobres de América, con los explotados y vilipendiados, que han decidido empezar a escribir ellos mismos, para siempre, su historia”, decía ante la Asamblea General de la ONU, el Comandante Ernesto Che Guevara el 12 de diciembre de 1964.

Dura ha sido la epopeya vivida desde entonces pero cuarenta años después, dos representantes de los explotados y vilipendiados del continente proclamaban en La Habana el nacimiento de la Alternativa Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA), devenida años después Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América.

“Afirmamos que el principio cardinal que debe guiar el ALBA es la solidaridad más amplia entre los pueblos de América Latina y el Caribe, que se sustenta con el pensamiento de Bolívar, Martí, Sucre, O’Higgins, San Martín, Hidalgo, Petión, Morazán, Sandino, y tantos otros próceres, sin nacionalismos egoístas que nieguen el objetivo de construir una Patria Grande en la América Latina, según lo soñaron los héroes de nuestras luchas emancipadoras”, reza el documento  que rubricaron los presidentes de Cuba, Fidel Castro, y Venezuela,  Hugo Chávez, el 14 de diciembre de 2004.

En sólo ocho años el ALBA suma ya ocho países (Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Santa Lucía, Dominica y Antigua y Barbuda) que serían nueve  si -con las simpatías y el apoyo de Estados Unidos- un golpe de estado en Honduras no hubiese barrido con el gobierno constitucional de Manuel Zelaya.

Haciendo honor a su espíritu fundacional, gracias al ALBA, decenas de millones de latinoamericanos y caribeños han conocido por primera vez un médico, han aprendido a leer y escribir, han tenido  un servicio eléctrico estable o han podido enfrentar exitosamente problemas de discapacidad. “El ALBA se sustenta en los principios de solidaridad, cooperación genuina y complementariedad entre nuestros países, en el aprovechamiento racional y en función del bienestar de nuestros pueblos, de sus recursos naturales -incluido su potencial energético-, en la formación integral e intensiva del capital humano que requiere nuestro desarrollo y en la atención a las necesidades y aspiraciones de nuestros hombres y mujeres”, suscribieron en su V Cumbre los representantes de sus estados miembros.

Si Latinoamérica, y gran parte del mundo,  viven hoy pendientes de la salud del presidente Chávez, operado en Cuba de cáncer, es sobre todo porque el líder bolivariano, junto a los jefes de estado de los países del ALBA, y especialmente Fidel, ha hecho realidad lo proclamado por el Che en la ONU. El ALBA es una ola que irá creciendo, como anticipó el  comunista cuyos sueños no pudieron aniquilar los hombres de la CIA en La Higuera: “Esa ola irá creciendo cada día que pase. Porque esa ola la forman los más, los mayoritarios en todos los aspectos, los que acumulan con su trabajo las riquezas, crean los valores, hacen andar las ruedas de la historia y que ahora despiertan del largo sueño embrutecedor a que los sometieron”. (Publicado en CubAhora)

Artículos relacionados:

8 pensamientos en “Ocho años del ALBA: El cumpleaños de los más

  1. Sí por favor. ¿Cómo está el comandante Chávez? perdona que nos salgamos del tema, pero sin él no habría ALBA, ni esperanzas para América Latina.

  2. Voto por la ALBA como alternativa contra la economía de tierra arrasada que ha desarrollado USA ante América Latina.
    Con una ALBA nunca se habría aprobado una planta de níquel en Cuba como la de Moa, que deja la serpentina del mineral en el suelo.
    Espero que sea capaz de lograr una economía tan eficiente como la del imperio, pero con un poquito más de justicia social. Nadie crea que en USA no se gastan cantidades de dinero inmensas en millones de personas que no trabajan ni han trabajado ni trabajarán nunca jamás. Hay generaciones de pedigüeños que reciben dinero y servicios de todo tipo desde que estaban en el vientre materno y continúan así hasta que ellos mismos procrean. Con esta gente no habría desarrollo en USA ni en América Latina. Lo que pasa es que a veces lo que obtienes de un trabajo es casi lo mismo que en Welfare, con la diferencia del decoro de no deberle nada a ningún gobierno. Un amigo mío en Miami se jactaba de lo que le daba el gobierno de Clinton y le pregunté si eso era lo que vino a hacer en USA después de despotricar contra el gobierno cubano. Más nunca me ha tratado.

  3. Como no tengo su dirección electrónica le dejo esta preguntas compañero.
    Me llamo Diosdado Crespo soy ciudadano español, vivo en Pamplona, Navarra, España, soy obrero de profesión.
    Le sigo en Rebelión hace mucho tiempo, y quisiera hacerle algunas preguntas sobre la realidad cubana, sin ánimo de entablar un debate sino en aras de aclarar algunas dudas que nos asaltan.

    El artículo 14 de la Constitución de la República de Cuba al considerar el sistema económico que reinará el país (que supongo actualizarán al calor de las nuevas medidas, que de hecho ya ponen en práctica en aras de actualizar el modelo económico y que no se sabe si se refrendará en referéndum) aboga por “…la supresión de la explotación del hombre por el hombre”. Las nuevas medidas económicas introducen la pequeña empresa (que puede llegar a ser mediana) con la contratación libre de fuerza de trabajo asalariada.

  4. Diosadado

    No publico tu largo cuestionario porque carezo de tiempo para contestarlo pero creo que con la respuesta a lo inicial se aclara el fondo de todo lo que preguntas.
    En Cuba tenemos hoy, por las deformaciones existentes en nuestra economía, una particular forma de explotación: la del que trabaja por el que no trabaja, algo que en algún momento denunció el presidente Raúl Castro. Fidel lo sintetizó a finales de 2005: “Aquí el que mejor vive es el que menos trabaja”. Nuestra constitución dice que Cuba es un estado de trabajadores y creo que las medidas que se están tomando van dirigidas a convertir eso en realidad.
    Se acaba de anunciar el debate nacional de un nuevo Código del trabajo que establecerá las relaciones y derechos de los trabajadores en las nuevas condiciones, las garantías de maternidad, límite de horas, vacaciones, subsidios por enfermedad, deberán mantenerse porque cuentan con el apoyo de la mayoría y son parte de una cultura de la solidaridad asentada entre nosotros.
    No sé cómo será lo que se cambiará en la Constitución pero si el empleador está obligado a dar esas garantías al trabajador y además contribuye a generar recursos para una red de servicios básicos que son iguales para empleadores y empleados, sus hijos van a las mismas escuelas y los atienden los mismos médicos, la “explotación del hombre por el hombre” va a pasar trabajo para imponerse en Cuba.
    Saludos
    Iroel
    PD: Busqué por la IP y veo que no escribes desde en un barrio obrero de Pamplona, Navarra, sino en uno de Madrid donde los chalets valen 2 200 000 euros. No sé por qué pero tu redacción y dramaturgia me recuerdan un apócrifo llamado “Carta de un joven que se ha ido” que supuestamente escribía un emigrante cubano, trabajador de un balneario en Bulgaria, y que alguien terminó atribuyendo a un conocido agente de la CIA llamado CAM. https://lapupilainsomne.wordpress.com/2012/09/03/esperando-a-afp/
    Si ese fuera el caso, me ratifico en el buen rumbo de los cambios que acometemos en Cuba, cuando generan la oposición y la intriga de personas que han servido durante gran parte de su vida al gobierno norteamericano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.