Esas prisas por enterrar a Chávez (+ video)


Isaac Rosa

chavez mejorateAl presidente venezolano Hugo Chávez muchos medios le tienen preparada la necrológica casi desde su llegada al poder hace catorce años. Y estos días están impacientes por ponerle la fecha y el punto final.

En el periodismo es costumbre tener en un cajón los obituarios de aquellas personalidades cuya edad avanzada o salud delicada les hacen candidatos a morir en cualquier momento. De otra forma no podrían salir al día siguiente de su muerte con varias páginas de artículos, análisis y balances de su vida y su legado. A veces el señalado invalida toda previsión, y sigue cumpliendo años, lo que no causa más inconveniente que una periódica actualización de su necrológica, hasta el día en que muera y le coloquen la fecha y el punto final al artículo.

En el caso de Hugo Chávez, la mayoría de grandes medios, venezolanos y extranjeros, y muy especialmente españoles, tienen desde hace años su necrológica política en un cajón. Es fácil imaginar quiénes firman esos artículos, y cómo caracterizan a Chávez y su obra política. La mantienen en el cajón, pero más de una vez les puede la impaciencia y la sacan antes de tiempo, confundiendo la realidad y el deseo.

Lo vimos cuando el golpe de Estado de 2002, en que más de uno se pasó de frenada, y se ha repetido en las sucesivas elecciones que Chávez ha ido ganando: antes de cada paso por las urnas, la prensa antichavista de aquí y allá abría el cajón, veía la necrológica amarilleando, y se convencía a sí misma (y nos intentaba convencer) de que los días de Chávez estaban contados, que esta era la definitiva, que la oposición tenía todas las papeletas para ganar y que en pocos días la revolución bolivariana sería historia. Luego llegaba el recuento, y nada, de vuelta al cajón, a esperar mejor ocasión. Y así más de una década, dando una y otra vez por muerto a Chávez, echando la primera palada de tierra y descorchando el cava demasiado pronto.

Desde hace año y medio la enfermedad de Chávez hace que su esperanza de vida política coincida con la biológica. De modo que la necrológica política que espera en el cajón se convierte ahora en necrológica vital; la muerte política deseada por sus enemigos se calca en su muerte real, que supongo también deseada por quienes ven en su desaparición la última (y la única) posibilidad de derrotarlo.

Por eso no sorprende que los mismos que llevan años precipitándose en anunciar el fin de Chávez, bullan hoy de excitación ante la incertidumbre por su salud, y una vez más confundan realidad y deseo difundiendo partes médicos fantasmales que le dan horas de vida, o que incluso lo dan ya por muerto. Apuesto a que no solo tienen listos los artículos, columnas y fotografías que acompañarán la noticia de su muerte; también la portada con que la saludarán.

También es fácil de entender que los mismos que llevan catorce años esperando ver pasar el cadáver por su puerta, hoy fantaseen (realidad por deseo, otra vez) con el fin de la revolución bolivariana, y asimilen la enfermedad y posible muerte del líder con la enfermedad y muerte de su proyecto político. Da mucha pereza leer el enésimo análisis que agota el campo semántico del cáncer y usa el tumor, la metástasis, el tratamiento, el coma, etc, como metáfora de Venezuela y del chavismo. Más pereza todavía da escuchar a tanto experto en constitucionalismo venezolano como ha aparecido entre nosotros, con juristas, editorialistas y tertulianos opinando con seguridad sobre qué sucederá el 10 de enero.

Evidentemente, la necrológica no solo se la tienen escrita a Chávez desde hace años: es todo su proyecto político el que esperan enterrar con él. Y también aquí se precipitan en coger la pala, y quieren ver divisiones, incertidumbre, debilidad de los sucesores, oportunidades para la oposición en nuevas elecciones. Estoy seguro de que aquí también se llevarán un chasco: si muere Chávez en fechas próximas, comprobarán que hay vida más allá de él, que bajo el personalismo hay una estructura de Estado, unas instituciones sólidas y leales, unos dirigentes intermedios, y sobre todo un pueblo que sigue apoyando la revolución.

Pensar que pocas semanas después de ganar cómodamente las elecciones presidenciales, y de haber arrasado en las elecciones regionales, el sistema político levantado por Chávez va a derrumbarse cual castillo de naipes por la falta del líder, es otro ejemplo de wishful thinking que acabará en decepción. Los mismos que acusan de exceso de personalismo a Chávez son los que más personifican en su figura todo lo que pasa en Venezuela; y por eso creen que sin él llegará el borrón y cuenta nueva.

Salvando las distancias, también se pasaron décadas advirtiéndonos de que la revolución cubana se vendría abajo en cuanto faltase Fidel Castro, y ahí tienen Cuba, con Fidel retirado desde hace cinco años. No es el mismo caso venezolano, pero quizás la enfermedad imprevista haya actuado como desatascador para quienes, desde dentro de la revolución bolivariana, temían un chavismo sin Chávez, y ahora cuentan con una transición (donde Chávez no está sin haberse ido del todo) en la que se ven obligados a asumir el poder y acelerar el relevo.

Lo indudable es que el proyecto político de Hugo Chávez sigue teniendo apoyo, suficiente para sobrevivirle. Sus dos recientes victorias así lo indican, y también la conmoción en que tantos ciudadanos viven hoy, y el cariño que muestran a su presidente. Una conmoción y un cariño que provoca burlas por aquí, por parte de los mismos que, el día en que el rey pase por un trance similar, nos animarán a rezar por él y mostrarle cariño. Yo no rezo por nadie, pero a la vista de lo que ha cambiado en la última década no solo Venezuela, sino toda América Latina, prefiero que la necrológica de Chávez siga amarilleando en el cajón unos años más. (Tomado de Zona crítica)

Artículos relacionados:

3 pensamientos en “Esas prisas por enterrar a Chávez (+ video)

  1. Concuerdo ciento por ciento con el autor. El pasado día 4 conseguí hacerle una captura de pantalla al ridículo de Google de prestarse como eco a la apresurada filial de Terra en Colombia, cuyo titular lanzado al ruedo de los desafueros rezaba: “Muere Hugo Chávez, presidente de Venezuela, a los 58 años de edad”. Cuando digo conseguí hacer la captura imaginarán que la presencia del titular en la portada del buscador fue fugaz. La conservo como prueba de esta desatinada campaña necrofílica contra Chávez de aquellos que como ya se dijo aquí en oportunidad anterior, apuestan a que la biología les regale lo que la historia les ha negado.

  2. Esto se publica hoy en la prensa venezolana:
    De El Nacional, Caracas 9 enero: El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, Ramón Guillermo Aveledo, envió una carta al secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, para alertarlo sobre la posibilidad de que se cometa un fraude constitucional en Venezuela….Henrique Capriles Radonski aclaró su posición sobre lo que se debe hacer el 10 de enero, …“La Constitución no es una lista de formalidades. Aunque a mí no me guste debe asumir el presidente de la Asamblea. Aunque por el historial que tiene sería una desgracia que asuma, pero eso no es si a mí me gusta éste o aquél, es lo que dice la Constitución”…

    ADOLFO R. TAYLHARDAT | EL UNIVERSAL miércoles 9 de enero de 2013
    El oficialismo parece estar dispuesto a emplear cualquier recurso para perpetuarse en el poder. … La Carta Magna es un despojo que solo sirve para brindar una apariencia de democracia mientras sus normas y disposiciones son abusadas, violadas al gusto del régimen….un plan macabro que persigue mantener la ficción de que el hombre está en condiciones de gobernar a control remoto. …un plan siniestro, engendrado por elementos del alto gobierno venezolano con el asesoramiento del alto mando del régimen castro-comunista cubano, con Raúl Castro y Ramiro Valdés a la cabeza, para impedir que la ausencia del jefe de Estado conduzca a la pérdida del control del poder por parte del chavismo.
    Es necesario también que todos los venezolanos, de todas las toldas políticas, los chavistas desencantados incluidos, unifiquemos esfuerzos para abortar ese grotesco plan y para denunciarlo urbi et orbi.
    Como primera medida debe escogerse, desde ya, el candidato que se enfrentará al “ungido” y comenzar a promoverlo en todo el país, particularmente entre el sector de la población más susceptible de ser manipulado por el oficialismo.
    La oposición está abocada a tratar de demostrar que el gobierno venezolano está preparando un “auto golpe de estado” si mañana no asume la presidencia el presidente de la Asamblea Nacional, ya que no lo hará Chávez.
    Por otro lado exigen nuevas votaciones para detener el “plan diabólico” del chavismo.
    ¿A que viene tanto afán por unas nuevas elecciones, cuando ha perdido 2 por amplio margen (con perdón de Ercumbaldo) en menos de 6 meses?.
    Creo que el plan de la oposición apunta a diversos escenarios:
    Si no se convocan elecciones inmediatamente, como es lo más probable, acusarán al gobierno de violentar la constitución, como ya lo anuncian y seguramente recurrirán a la moribunda OEA, a la SIP y a cuanto organismo se preste a propalar sus insidias.
    Si se convocan elecciones, entonces los objetivos son, por un lado impedir que se presente Maduro (alegarán su condición de vicepresidente) y por otro tratar de dividir al chavismo.
    La campaña que la MUD ha iniciado cuenta con el apoyo de la derecha mundial (ya su secretario ejecutivo, Ramón Guillermo Aveledo se reunió en Miami con los sectores más reaccionarios cubanos, ver ¿La Fundación Nacional Cubanoamericana y quiénes más se encuentran tras la campaña difamatoria contra Venezuela?), muestra de ello es el tratamiento que los principales medios dan al tema.
    La batalla será dura, pues la derecha venezolana piensa que esta es su última oportunidad para recuperar sus privilegios, cree que sin Chávez le ha llegado la hora.
    Su gran error es que no han comprendido todo lo que el pueblo venezolano ha cambiado gracias al proceso emprendido, al que no renunciará. Piensan que lo podrán engañar nuevamente con promesas de mejoras, que podrán utilizar a las FFAA a su favor como lo hicieron durante los siglos pasados.
    Espero que el comandante se recupere pronto y se ponga al frente, mientras tanto el gobierno venezolano sabrá como hacer frente a la situación actual.
    Saludos,
    Miguel A.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .