Obama en Cuba


Jesús Arboleya Cervera

obama (1)En un hecho sin precedentes, todos los cubanos tuvimos la oportunidad de ver en vivo, por la televisión nacional, la ceremonia inaugural del segundo mandato del presidente Barack Obama.

Presenciamos un acto sobrio y tradicionalista, frente a una imagen del capitolio que se me antoja más imponente que la real, donde otra vez impresionó la personalidad y capacidad de comunicación del mandatario, así como la cantidad de personas que asistieron al evento, aunque fue menor y menos entusiasta que hace cuatro años. Para los cubanos, al menos los mejor enterados, no dejó tener un valor simbólico que dos personas de nuestro origen, un pastor y un poeta, tuviesen cierto protagonismo en la actividad y fuesen escogidos precisamente por representar la diversidad y la tolerancia.

Desde mi punto de vista fue un buen discurso, en el cual, más allá de la obligada retórica a que nos tienen acostumbrados estos actos, donde se exalta hasta el delirio la supuesta superioridad del pueblo norteamericano y los valores divinos de su sistema político, Obama tuvo la audacia de traer a colación problemas muy graves de esa sociedad y tratarlos con un nivel de complejidad que no es común en los políticos de ese país.

Es cierto que también fuimos testigos de mentiras monumentales, como que ha terminado una década de guerras y la recuperación económica ha comenzado. No obstante, si limpiamos la paja, podremos encontrar elementos novedosos, que explican por qué Obama, más allá de sus inconsistencias y debilidades, representa un momento nuevo de la política de Estados Unidos.

Como era de esperar, el presidente hizo un llamado a la unidad de los estadounidenses, pero si lo miramos con detenimiento, encontraremos que no se habló de una unidad sin matices, como superficialmente ha comentado la prensa, sino que se basó en principios recogidos en la Constitución, los cuales, según dijo, “aunque son verdades evidentes, nunca han sido ejecutadas por sí solas”, con lo que hizo un sutil repaso crítico de la historia norteamericana.

Otro elemento doctrinario que no debe ser pasado por alto, es el énfasis del discurso en la igualdad. Debemos ser iguales “no solo ante los ojos de Dios, sino ante nuestros propios ojos”, dijo el presidente, y afirmó que debe existir “una medida básica de seguridad y dignidad” para todos los ciudadanos. Está claro que Obama está a mil millas de ser socialista, pero dicho esto en un país que rinde culto al individualismo y el egoísmo no deja de tener relevancia, ya que incluso asumiéndolo con la duda de que se trata de un ejercicio demagógico, nos indica la necesidad de satisfacer los requerimientos de sectores de la población que ya no pueden dejar de ser escuchados.

Insistiendo al respecto, planteó la idea de que “el país no puede triunfar si solo a unos pocos les va muy bien, mientras una crecientemente mayoría apenas puede sobrevivir”, lo que se corresponde con su política de aumentar el impuestos a los más ricos y propiciar el estímulo económico mediante beneficios a la clase media, en contraposición con las tesis de los conservadores. Incluso se metió con los monopolios, al decir que el mercado libre solo prospera cuando hay reglas que aseguren la libre competencia y el fair play. La gente de “Ocupa Wall Street” pudiera firmar esta declaración, esperemos que el presidente no se haya limitado a robarles el discurso.

También en franca oposición con los sectores conservadores, Obama mencionó la necesidad del cuidado del medio ambiente y se comprometió con la evaluación científica que alerta sobre los peligros del cambio climático. De la necesidad de programas de asistencia social y salud pública mejorados, que protejan a los más desvalidos. Defendió la tolerancia racial frente a una diversidad que él mismo representa, así como se definió públicamente a favor del derecho de las mujeres y los homosexuales. Propuso mayores oportunidades a los inmigrantes, lo que alienta las esperanzas de una reforma migratoria, así como mejoras en la educación y una mayor protección física de los estudiantes, lo que evidentemente está relacionado con insistir en el control de las armas, para al menos paliar la epidemia de las masacres en las escuelas.

En el campo de la política exterior, más allá de la confesión imperialista implícita en la afirmación de que la expansión de la “democracia norteamericana” no solo es buena para el resto los pueblos, como dice la propaganda, sino para los propios intereses norteamericanos, Obama adelanta conceptos que pudieran indicar una aproximación distinta a los problemas mundiales y el papel de Estados Unidos en los mismos.

En primer lugar, no puede ser un olvido involuntario que la palabra “terrorismo” no se mencione en el discurso, ni la “guerra contra el terrorismo” aparezca como el objetivo primario de la política exterior norteamericana, cuando ha sido su basamento en los últimos años.

Tampoco debe pasar inadvertido que al mismo tiempo que venera a los “bravos hombres y mujeres en uniforme”, algo común en la retórica política de ese país, exalte también a los que han sabido “ganar la paz” mediante la negociación, afirmando que “garantizar la seguridad y la paz duradera, no requiere de la guerra perpetua”. “Debemos mostrar el coraje de tratar y resolver nuestras diferencias pacíficamente con otras naciones”, dijo Obama, algo que sabemos es una promesa incumplida, pero tiene significado el hecho que lo reafirme.

Si alguien lee mis artículos de la época, con seguridad encontrará que, contrario a las grandes expectativas que generó su elección en 2008, era bastante escéptico respecto a las posibilidades reales de Obama para materializar sus propuestas. Esta interrogante sigue en pie, toda vez que efectivamente una de las grandes debilidades de su primer mandato, fue precisamente su incapacidad para hacer valer las cosas que había prometido, debido a las exigencias del sistema.

Sin embargo, debo confesar que, contrario a los que ahora le niegan toda credibilidad y opinan que todo continuará como antes, creo ver señales más estimulantes respecto a lo que pudiera ser el curso de su política en los próximos años, aunque tampoco espero cambios sensacionales.

Si miramos su ejecutoria más reciente, veremos que Obama se opuso con bastante firmeza a las posiciones republicanas en los debates presupuestarios; ha enfrentado al poderoso lobby de la Asociación Nacional del Rifle en el tema del control de armas y su discurso de investidura no fue conciliador a costa de ceder en principios, como había ocurrido en otras ocasiones. Incluso en el caso de Venezuela, donde la enfermedad del presidente Hugo Chávez fue vista como una oportunidad de la extrema derecha y han presionado en este sentido, su gobierno ha actuado con mesura y respeto.

Pero más que actitudes coyunturales, muestras de un carácter más decidido o el despertar de una conciencia social que se nutre del sufrimiento de sus ancestros y el suyo propio, lo que me motiva a pensar de esta manera es que las posiciones de Obama están a tono con realidades que Estados Unidos no puede evadir. Ni es sostenible una situación interna explosiva por su propia naturaleza, ni la decadente hegemonía norteamericana puede basarse solamente en el uso indiscriminado de la fuerza, como hasta ahora.

Algunos analistas opinan que si las ideas manifestadas por el presidente se convierten realmente en su agenda política, se producirá una batalla campal en el Congreso y la opinión pública estadounidense, polarizando aún más esa sociedad. Tal vez sea cierto y ello resulte inevitable. Pero si Obama pretende “reinventar” el país, como acaba de decir, y dejar un legado que se corresponda con el impacto social que significó su elección, no tendrá más remedio que asumir este riesgo con tanto valor como lo hicieron Abraham Lincoln y Martin Luther King, sobre cuyas biblias juró lealtad a la nación.

Ojalá este sea su propósito y le vaya tan bien, que quizás sea posible que el pueblo norteamericano, algún día no muy lejano, tenga la oportunidad de ver en vivo por la televisión, un discurso del presidente Raúl Castro.

Artículos relacionados:

26 pensamientos en “Obama en Cuba

  1. El artículo, como siempre muy interesante, pero espero que otra vez, no sean sean palabras vacias, sino quiz´´az: palabras, solo palabras. Lo siento mi credibilidad con el imperio es muy relativa. Larga experiencia, solo.

  2. A mi, me hacen vomitar palabras como EEUU, Washington, Obama, etc… No puedo aguantar a 95% de estos yanquis…

  3. Dos cosas quiero destacar: el analisis del articulista –a ello nos tiene aconstumbrados– y segundo, que se haya trasmitido el discurso. Ambos elementos nos situa en un particular momento de nuestro modo de pensar. El final del articulo lo expresa mejor que todo.

  4. Obama es el presidente de torno pero no tiene el poder. Ya lo sabe, siempre lo supo… Sus palabras son trampas. Sus ideas virtuales.
    Obama, premio Nobel de la Paz… no comment!

  5. Creo que la cuestión no es lo que quiera o piense Obama, el asunto es que las élites de poder real siguen siendo las mismas.
    Es cierto que Obama, como presidente, tiene algunas prerrogativas y se le permiten cosas, pero reafirmo la idea de que “se le permite”; pero la permisividad es bien selectiva. Se le permite hablar de reformas de salud, pero se limita en la realidad; se le permite hablar de terminar las guerras, pero también se le permite usar los drones y cambiar a “asistencia” militar; se le permite hablar de reforma migratoria pero ¿dónde está?; se le permite firmar medidas para restringir el uso de armas de asalto, pero no es suficiente; se le permite hablar de tolerancia (???) racial o de orientación sexual, pero… se le permite… pero…
    Obama es solo una marioneta con premio Novel que gusta de usar el poder que le permiten tener, sin pensar en nada más que en el propio poder. Yo no creo en él, pero menos creo en el poder real.

  6. Es muy interesante que el pueblo cubano haya podido escuchar el discurso de reelección de Obama, asi podrán comparar entre los que se dice y luego se hace, tanto en el país del norte como en el suyo.
    Saludos,
    Miguel A.

  7. Canalizar el sentir hacia xenofobias no deja de ser una equivocación.Los EEUU es una nación imperialista y la línea conductual de su gobierno así lo demuestra, pero es de su gobierno, no del pueblo estadounidense, no del trabajador estadounidense, víctima permanente de una manipulación mediática inmisericorde permanente y sistemática,q data de algunas décadas, en que el miedo es el principal ingrediente para q ésto devenga en paranoias y calen en el ciudadano de a pié en los EEUU.
    Hay una hermandad mundial q es la hermandad de clase, éso es ineludible.. me parece q hay q ponerse claros, los pueblos de la esfera capitalista tienen serios problemas con sus gobiernos y su tipo o estilos de gobierno,deuda externa, falta de democracia, privilegios,intolerancia etc .todos los pueblos del mundo somos aliados entre sí, hay otro EEUU que es invisibilizado por el linchamiento mediático de las conciencias el pueblo del 1º de Mayo, el pueblo del 8 de Marzo, el pueblo de los Indignados de Wall Street, que es la gran mayoría, la clase obrera y los excluidos que son clases q tienen su propia voz en las sociedades de éste corte y que no tienen espacio en los medios mas que la calle para expresar su descontento, no por gusto hay en éstos momentos 8 Estados q quieren desanexarse del esquema estadounidense. El stablishment corporativo solo es un montón de plata, necesitamos los trabajadores voces aliadas a lo interno, no como la solución total, pero si que puedan señalarle “en casa” al Gobierno lo imprescindible , lo necesario, lo q ellos tratan de cotidianizar en sus noticieros, las tropelías que provoca, la línea imperialista a lo interno y a lo externo, el guerrerismo y las ingentes cantidades del erario nacional estadounidense para financiar su papel de gendarme internacional, que ya tiene bastante patuleca la economía gringa, cuyo peso no lo pagan los monopolios, los grandes “trust”, No!! lo paga el pueblo trabajador norteamericano.
    Asi que por favor Txakal aterricemos un poco nuestras fobias y canalicémoslas contra el imperialismo el peor enemigo de la humanidad. Un abrazo.

  8. Obama es un miembro ad honorem del KuKluxKlan, el premio Nobel de la Paz está bastardeado!! bah!!.. Pero que astronómica diferencia con la conducta sin tacha del Rvdo.Martin Luther King Premio Nobel de la Paz en 1964 ,líder revolucionario ejemplar no de los afroamericanos solamente, si no adalid de la vigencia de los Derechos Civiles en los EEUU..Loor a su memoria!!!. Obama es un traidor de los preceptos q guiaron la acción del Rvdo King.. y tiene el desparpajo de jurar en la biblia del insigne revolucionario…Definitivamente hay figuras y figurines..

  9. Israel, ya sé que tienes razon…
    Ocurre que hice mi 2° viaje a EEUU 12 dias despues del 11-S- 2001. Hablando con la gente, me di cuenta que pese a ser pobres o, peor, en una miseria inimaginable, defienden a sus amos/dueños/explotadores (como quieras) y al sistema hasta la muerte, a cualquier precio. Hasta me pidieron elegir “entre nosotros o los terroristas”. Me decian ” no es momento para reflexionar; uno esta en contra o esta en favor de nosotros”…
    Si no todos son malos, la inmensa mayoria es tonta. Por la falta de informacion o por la religion o por el culto a don Dinero… Parecen niños de 12 años; uno por uno, son muy simpaticos pero juntos son capaces de cualquier “aventura”. Tiene cerebro de Rambo…
    Por allà, tengo muy buenos amigos pero unas pocas golondrinas no hacen primavera.
    Trato de “curarme” pero de momento no los aguanto…Tengo màs motivos para eso, que no conviene contar acà.
    Israel, tienes razon pero…

  10. Para mí es un misterio… cómo es posible… tenerle simpatías a este hombre. Pero, es verdad, cae bien… ¿Será el síndrome de Estocolmo?
    El síndrome de Estocolmo es una reacción psicológica en la cual la víctima… desarrolla una relación de complicidad, y de un fuerte vínculo afectivo, con el victimario. Se debe, principalmente, a que interpreta la ausencia de violencia contra su persona como un acto de humanidad por parte del victimario.

  11. Causas: Creo que hay un MAL superior a ambos… Obama y yo…: Los Republicanos… el Complejo Industrial-Militar
    ……….wikipedia…………
    En la bibliografía sobre el tema, se mencionan varias posibles causas para tal comportamiento:
    Tanto la víctima como el autor del delito se sienten ”en el mismo barco”, por ello cooperan.
    Los rehenes tratan de protegerse, en un contexto de situaciones que les resultan incontrolables, por lo que tratan de cumplir los deseos de sus captores.
    Los delincuentes se presentan como benefactores ante los rehenes para evitar una escalada de los hechos. De aquí puede nacer una relación emocional de las víctimas por agradecimiento con los autores del delito.
    Con base en la historia de desarrollo personal, puede verse el acercamiento de las víctimas con los delincuentes, una reacción desarrollada durante la infancia. Un infante que percibe el enojo de su progenitor, sufre por ello y trata de «comportarse bien», para evitar la situación. Este reflejo se puede volver a activar en una situación extrema.
    La pérdida total del control que sufre el rehén durante un secuestro es difícil de asimilar. Se hace más soportable para la víctima convenciéndose a sí misma de que tiene algún sentido, y puede llevarla a identificarse con los motivos del autor del delito.
    El “prisionero” se acostumbra a pasar tiempo con el autor del tal delito.

  12. es más común en personas que han sido víctimas de algún tipo de abuso, tal es el caso de: niños con abuso psíquico, víctimas de incesto, prisioneros de guerra, prisioneros de campos de concentración

  13. Considero que fue un buen discurso, todos sabemos que no todo lo que se proponen los presidentes se pude lograr ya que depende en ocasiones de la Camara y el Senado para lograr determinados objetivos. Ademas fue interesante que se escuchara en Cuba.

  14. La brutalidad de los USA es tan manifiesta… y tan OMNÍMODA y OMNIPRESENTE… nos la REPITEN tanto en TV (ABU-GRAIB))… que nos tienen ATERRORIZADOS e INFANTILIZADOS…

  15. No convences, Txakal, suenas fascistoide, de izquierda, pero fascistoide al fin: “me hacen vomitar palabras como EEUU, Washington, Obama, etc… No puedo aguantar a 95% de estos yanquis…” no es solo xenofóbico, es peor, hay un resentimiento y un sentimiento antinorteamericano inadmisible para nosotros, los verdaderos revolucionarios, a quienes no nos mueve el odio, sino el amor y no somos antinorteamericanos, sino antimperialistas, que no es lo mismo ni se escribe igual. En otro sentido, me parece muy bueno el artículo de Jesús Arboleya, realmente bueno

  16. Coincido contigo Joel y estoy en total desacuerdo con las posiciones histéricas y rabiosas de algunos foristas que se han expresado aquí, que se sepa que ser de izquierdas no es, para nada, dar esas perretas anti norteamericanas faltas de argumentos y de razones y totalmente ineficaces; coño, solo les falta coger los DVDs de los discursos de Obama y pasarles una aplanadora por encima al más puro estilo de los histéricos de Vigilia Mambisa en la Calle 8 de Miami o linchar al negro. Los líderes más auténticos de la izquierda mundial, los más comprometidos antiimperialistas, encabezados por Fidel Castro, jamás, JAMAS, nos han inculcado odio hacia el pueblo norteamericano, todo lo contrario, en varias ocasiones han manifestado su admiración por lo mejor que ha salido de esa Nación, jamás han existido en estos largos años de lucha contra el imperio, expresiones ni sentimientos xenófobos y mucho menos racistas como los expresados por algunos “revolucionarios” aquí, por cierto, jamás nos hemos sentido, ni hemos sido víctimas de NADIE, tenemos unos coj…. tan grandes que hemos hecho, estamos haciendo y seguiremos haciendo lo que entendemos que debemos hacer y podemos hablar con toda la propiedad del mundo porque llevamos mucho más de medio siglo en esta lucha y precisamente, porque tenemos el valor, las convicciones y la experiencia necesaria, es que estamos dispuestos a discutir cualquier tema con ellos, sin odios, sobre la base del respeto recíproco y la igualdad.

  17. Hay un gran desconocimiento de USA tanto del articulista como de los comentaristas.
    A Obama lo dejan hacer esto y no lo dejan hacer lo otro, ¿de dónde sacan eso?
    En USA hay tres poderes independientes entre sí pero permeados por el poder real: los banqueros. Y la mayoría de ellos son judíos. Según uno de los notables del paisito, USA es el más importantes de los territorios ocupados.
    Ahora se ha verificado lo que adelantó un fundador de la república; que si los bancos dominaran la emisión y el control de la moneda, sus hijos se verían sin casas en la tierra que sus padres conquistaron para ellos.
    Los presidentes firman órdenes ejecutivas en violación de la Constitución. También se violó la Carta Magna con la creación en 1913 de la Reserva Federal en receso del Congreso, lo que propicia que se impriman billetes sin respaldo en oro. El gobierno pide, la Reserva imprime y le pasa la factura al gobierno que carga la cuenta al pueblo en forma de impuestos. La declaración de Israel como principal aliado también es un acto violatorio de la Constitución, pues las alianzas las define el Congreso. Ni siquiera se toman el trabajo de seguir el procedimiento; una ley de alianza con Israel pasaría con más del 95% de aprobación.
    Toda persona de izquierdas tiende a defender la Reforma de Salud de Obama, sin detenerse a pensar que todo es sólo una artimaña de las agencias de Seguros y de Big Pharma. No hay una sola declaración de esta gente en contra de Obamacare, porque es su propio engendro. Una vez le preguntaron a Ron Paul si Obama como presidente estaría realmente a favor del ciudadano o de las Aseguradoras y aquel respondió, Sólo miren sus records de votación como Senador, siempre a favor de las agencias de seguro.
    Los impuestos al rico siempre deprimen los índices de empleo. No se puede afectar al rico sin afectar la riqueza. No se puede distribuír la riqueza que no se crea. Los pueblos hacendosos no se preocupan más por la igualdad que por la libertad.
    La mención del racismo por Obama podría provocar risa si no fuera asunto tan serio. Aquello de MLK de que el juicio sobre una persona debiera basarse no en su color de piel sino en su carácter, en la actualidad se ignora. Hoy día los puestos de trabajo con el gobierno están copados de negros. En los empleos privados son los peores trabajadores y siempre amenazan con demandas legales por racismo. La Acción Afirmativa es un mecanismo por el cual se asigna un porciento de matrículas a las minorías en las universidades. Después que el cupo para blancos se llenó, puede llegar un genio y no alcanzar matrícula porque se reserva para las minorías. Yo vivo en Ybor City de Tampa, en un barrio de negros. Veo a mis hijos y a mi mujer y yo mismo trabajar como mulos mientras la inmensa mayoría de los negros vive recibiendo cupones de comida, Medicaid y cheques en efectivo mientras se divierten bebiendo cerveza y fumando marihuana. Y así sus padres y sus hijos.
    Otra cosa, la televisión es privada y no veo qué interés tendrían los dueños en divulgar un discurso de Raúl ni de ningún otgro presidente de otro país.
    En cuanto al manido recurso de librar al pueblo americano de toda responsabilidad por lo que hace su gobierno, hay que pensar que el ciudadano elige al que lo convence con su plataforma programática. A Obama lo reeligieron sabiendo que es un asesino peor que Bush el pequeño, lameculos de Israel, amigo de Big Pharma, el que le hace la pala a los seguros, el que gasta como un marinero borracho.
    El pueblo americano es tan sinvergüenza como sus gobernantes.

  18. Imposible de tragar nada de lo que diga Obama. Es una falta de respeto a todos los muertos que ya carga. Es el “Comandante en jefe”. Puede rebelarse y pagar con su vida. Eso hizo MLK, un verdadero ejemplo para el mundo. Lincoln también pagó con su vida pues aparte de las motivaciones que pudiera tener, LO QUE HIZO representó un cambio drástico para los terratenientes del sur . A Obama no le interesa la justicia. Los hechos, no palabras, por favor. Mientras en USA levantan el muro para separar a los mejicanos de la tierra que les arrebataron, a nosotros en PUERTO RICO, con el “permiso” de las agencias de USA, nos van a vender nuestro aeropuerto principal y casi único, a una gente de Mejico, con un historial sombrío de sus negocios en Cancún. Para atarnos las manos y los pies y hacernos más dependientes de las asistencias y profundizar el proceso colonial. Es tan depravado ese “contrato” que se prohiben mejoras a los aeropuertos menores en manos del gobierno, para que no les hagan la “competencia”. Nos quieren dejar sin nada para que supliquemos por esas ayudas. Es monstruoso. ¿Qué creen de eso?

  19. Sabemos el “modo de decir de Obama”….”el modo de pensar” lo dirán los hechos, Ojalá y el autor tenga razón. Yo no confío en ningún yanqui, tampoco en Obama.

  20. Ojo, Lucya ! NO soy Cubano. Lo que sé de los yanquis, no lo oi en Cuba…tampoco es histeria; ni fascismo, como dijo alguien en este foro. Diria que es puro realismo frio, experiencias in situ.
    Puedo echar esa pregunta por el aire? Cuantos miliones de Yanquis han matado a cuantos miliones de personas fuera de EEUU en los ùltimos 150 años, durante las guerras que han hecho sin un solo año de “descanso”? Dios perdona, me dijeron los curas. Yo, no soy Dios…

  21. Que el mulatiqui no siguió el guión que esperaba USA, es evidente: que al menos intentó subirse los pantalones, también… ahora hay que ver qué parte de libreto le dejan llegar a escena y cuántos parlamentos se convertirán en bocadillos inútiles por obra y gracia de los neocon y su camarilla…

  22. “Ojalá este sea su propósito y le vaya tan bien, que quizás sea posible que el pueblo norteamericano, algún día no muy lejano, tenga la oportunidad de ver en vivo por la televisión, un discurso del presidente Raúl Castro.”

    Eso ocurrirá cuando EEUU deje de ser una dictadura capitalista y pase a ser una democracia.

  23. Bueno, Palomino, hay que tener cuidado con las expresones “definitivas” que no dejan espacio al intercambio responsable de ideas. Mira tus propias palabras:”Los impuestos al rico siempre deprimen los índices de empleo. No se puede afectar al rico sin afectar la riqueza. No se puede distribuír la riqueza que no se crea. Los pueblos hacendosos no se preocupan más por la igualdad que por la libertad.” Hay unos cuantas inconsecuencias en estas palabras. Eso de que los impuestos al rico deprimen el empleo es pura falacia que se usa PARA DEJAR MANOS LIBRES a los mas ricos para pagar menos impuestos. Que haya o no haya mas empleo, por supuesto, no solo depende de los impuestos.Que no se puede ni siquiera dar lo que no se tiene es una verdad de perogrullo(sin animo de ofensa). Respecto a clasificaciones de pueblos en “hacendosos” y no “hacendosos”, hay muchas clasificiaciones por ahi, pero las personas de ideas progresistas prefieren otras clasificaciones. La realidad es que no puede haber libertades, ni squiera burguesas, si un minimo de igualdad, aunque sea la igualdad formal ante la ley. Por otra parte, en cualquier pueblo hay de todo, pero el predominio de ideas y modos de hacer y pensar los imponen los grupos y clases que dominan, por muchos medios. El pueblo estadounidense tiene su propia historia, pero hay que tratar tambien de ver lo que hay de luz a pesar de tantas sombras. La democracia es tan clasista como muchas otras cosas. Jefferson pudo haber sido inconsecuente en algunas cosas pero permanece el hecho de que se atrevio a proponer la abolicon de la esclavitud en contra de los intereses de los duenos de esclavos, sector al que el mismo pertenecia. Nadie escapa totalmente a su momento historico. Pero hay que ver que que ademas de banqueros, politicos corruptos, etc., etc., tambien hay gente como King, Geronimo, y muchos otros, no todos son cowboys cazando indios, tambien hay sus Emerson y gente con “common sense”.

  24. Es un buen articulo el de Arboleya, segun mi parecer. Obama es un un politico inteligente y de verdad que es un master en eso de las palabras, la retorica y las frases agudas. Nunca viene mal un poco de poetica,hasta en politica, Marti fue Maestro en eso; lo contrario es el palmacristi y el plan de machete a secas. En sustancia, Obama es una posibilidad de que algo empiece a cambiar en EU. Hay que reconocer que ha tenido la audacia de al menos plantearlo. Los que le piden que se meta de cabeza contra todo, a cuaquier precio, que puede ser el de su mismo pescuezo en sentido literal, le estan pidiendo peras al olmo y quieren que ademas de politico tenga vocacion de revolucionario. Incluso si la tuviera, sus medios de concretar sus ideas serian muy limitados por razones por todos bien conocidas. Es mejor un sucedaneo de Martin Luther King que un generico de Bush junior. Un pequeno cambio en EU en el modo de hacer hacia adentro y hacia afuera, puede ser el comienzo de muchas cosas. Estados Unidos esta en un proceso dificil de adaptacion a las nuevas realidades en el mundo, y puede llevar tiempo que se adapten, incluso hay el riesgo de que predominen las ideas del pasado, de la guerra fria. Cuba es un caso modelo de estudio en ese sentido. En esencia, una nueva politica de EU hacia una adaptacion cuerda y ponderada, sin recurrir a la guerra para tratar de mantener a toda costa un dominio mundial insostenible, al viejo estilo, significa retraerse de la sustancia imperialista. Es lo que les conviene como pais y como nacion, pero no siempre lo que mas conviene termina predominando. Se le puede criticar sus “inconsecuencias”, pero hay que ver si son mas las incosecuencias de nuestros propios ideseos e ideas que otra cosa. Obama levanto la expectativa mundial de que es posible un cambio y por eso es tan popular en todas partes. Hasta el gran Lincoln tuvo que andarse con muchos rodeos y precauciones, con muchas cautelas, por razones de politica y estado, antes de hacer su proclama de emancipacion de los esclavos negros. Se necesito un largo tiempo para llegar a las leyes antisegregacionistas contra la poblacion negra de los anos de Johnson. Todas las personas de buena voluntad e ideas justas hubieran deseado que no hubiera tenido que haber la guerra de secesion o guerra civil , pero otra vez nuestros deseos tienen que ver poco con las realidades. Yo desearia no solamente que Obama sea visto por la TV en Cuba, me gustaria que fuera el primer presidente que entrara por el aeropuerto “Jose Marti” despues de mas de medio siglo de guerra contra Cuba. Eso lo meteria en los records de historia no solamente como el primer negro que llego a presidente de EU, sino tambien como el primer presidente estadounidense que renuncio al desgnio de dominio sobre la isla: seria, retoricamente hablando, como el gran Linclon tendiendole la mano sincera al gran Mestro Jose Marti, sueno de muchos, irrealizado por mas de 200 anos. Obama no necesita ser socialista ni revolucionario para eso, lo unico que necesita es que prevalezca el sentido comun y una politica “comprensiva”, “common sense” and “comprehensive path” como el mismo dice que son las precondiciones para la reforma migratoria que quiere llevar a los hechos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .