La Celac y las luchas contra el neoliberalismo(I)


Ángel Guerra Cabrera

cuba_celacLos países de América Latina y el Caribe hicieron historia al acordar en la Rivera Maya, México(2010), la constitución de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños(Celac). Significaba que los 33 Estados de la región se reunieran por primera vez en una organización sin Estados Unidos ni Canadá y que en su gran diversidad hablaran a una sola y soberana voz en el  concierto mundial de naciones. Su trayectoria hasta hoy, los pronunciamientos de su I Cumbre en Santiago de Chile(28/1) y la elección unánime de Cuba para encabezarla hasta la II cumbre de La Habana(2014), así lo demuestran. Esta decisión, indicando a Washington el apoyo latinocaribeño a Cuba y los clamorosos reclamos que debió escuchar Obama sobre la argentinidad de las Malvinas y contra el bloqueo y la ausencia de la isla en la llamada Cumbre de las Américas de Cartagena(2012) señalan el crucial giro político de América Latina y el Caribe.

“La CELAC es el proyecto de unión política, económica, cultural y social más importante de nuestra historia contemporánea” señaló en memorable carta a la reunión de Santiago el  presidente Hugo Chávez.  Nadie más indicado para hacer esta valoración que quien ha entregado todo su talento y dotes de líder para conseguirlo. En la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo, Brasil(2008), con la capacidad de convocatoria del presidente Lula da Silva se dio el “primer paso”, dijo entonces su homólogo Raúl Castro, y la reunión constitutiva, preparada exquisitamente por la diplomacia chavista, se realizó en la capital venezolana (2011). Allí se adoptaron la Declaración y el Plan de Acción de Caracas, así como otros documentos previamente sometidos al consenso de todos los gobiernos participantes. En ellos, como en los adoptados en Santiago esta semana se advierte una manera de pensar y un lenguaje propio humanistas y solidarios, alejados del cosmopolitismo y la tecnocracia neoliberales.

Y es que la Celac no es fruto de una decisión burocrática o cupular. Sólo fue posible como resultado de un nuevo y superior capítulo de la lucha de emancipación de los pueblos de América Latina. Cuando se anunciaba el fin de la historia y las políticas neoliberales parecían eternas, nuestros pueblos cambiaron la geografía política y el sentido común que parecía prevalecer entonces en la región. Lo hicieron a partir del estremecedor caracazo(1989) y la rebelión cívico-militar encabezado por Chávez(1992), pasando por el levantamiento indio de Chiapas(1994) y otros potentes combates populares  que condujeron al advenimiento de gobiernos defensores del interés nacional y popular en Venezuela, Brasil, Argentina Bolivia, Uruguay, Ecuador y Nicaragua. La Celac es resultado de la aparición de estos gobiernos, de la rebelión antineoliberal que los entronizó y de un acumulado cultural a favor de la unidad como única vía de independencia. Alargando la perspectiva histórica, es también consecuencia de cinco siglos de luchas populares y se asienta en la solidez de las dos grandes civilizaciones de los pueblos originarios de América Latina y el Caribe y en el fecundo mestizaje indo-latino-africano. Encarna el postergado e indispensable objetivo unitario de Bolívar, de Martí y de muchos de nuestros próceres.

La cumbre de Santiago muestra una Celac en trance de consolidarse que inspira justificado optimismo aunque sería ingenuo suponer que estará exenta de escollos. Los sectores burgueses más entreguistas en cada país harán todo lo posible por poner palos en la rueda. Estados Unidos intentará aprovechar las evidentes diferencias de criterio en su interior para dividirla.  En la organización están los países de la Alba así como Argentina, Brasil Y Uruguay, -que se oponen al libre comercio- y están México, Colombia, Perú y Chile, agrupados en la Alianza Pacífico, que persisten por ahora en esa fórmula fracasada y socialmente ruinosa.  Sin embargo, ambos grupos  están demostrando la capacidad de trabajar juntos enfatizando en lo que los une y no en lo que los separa.

Raúl lo definió así en Santiago: “Entre nosotros hay pensamientos distintos e, incluso, diferencias, pero la CELAC ha surgido sobre el acervo de doscientos años de lucha por la independencia y se basa en una profunda comunidad de objetivos. No es la CELAC, por tanto, una sucesión de meras reuniones ni coincidencias pragmáticas, sino una visión común de la Patria Grande latinoamericana y caribeña que solo se debe a sus pueblos”.

Twitter: aguerraguerra

Artículos relacionados:

14 pensamientos en “La Celac y las luchas contra el neoliberalismo(I)

  1. En el plano politico todo lo que dice el articulo es cierto. America Latina como bloque ha avanzado en actuar de forma coordinada a pesar de las divergencias. Las relaciones Venezuela-Colombia son un ejemplo vivo, porque cambio la tendencia a la guerra y la confrontacon a otra de trato cooperativo y respetuoso de la no injerencia. A nivel de gobierno se pueden adelantar muchas politicas en ese sentido y el interes de incrementar el comercio y los negocios con China y Europa juegan su papel como balanza practica al predominio tradicional norteameircano en la region.Si EU pensara claramente mirando al futuro ya hubiera cambiado su modo de relacionarse con esta area, pero en la practica, retorica a un lado, no hay ningun signo de acccion practica en ese sentido. Hasta las clases oligarquicas se deben dar cuenta que tienen que industrialzarse, alfabetizarse y digitalizarse. Las cosas se complican cuando surgen alternativas al dominio tradconal de la oligarquia, entonces se asustan y regresan a las politicas proamericanas, como bebes para que papi les eche la mano. La reforma agraria esta en el centro de todo esto en toda la zona y dondequiera que se plantea la posibilidad, hasta por vias puramente reformistas como en Colombia levantan un ventarron, pero sin reforma agraria no habra industrializacion ni progreso en ningun lado, y mientras no se resuelva el problema de la tierra seguira el caldo de cultivo para la violencia, las guerrillas, la guerra civil y todo lo que viene atras incluyendo las drogas. En el mismo Brasil la reforma agraria avanza a pasos de tortuga aunque los numeros sean grandes de acuerdo al tamano del pais. En otros paises como la Argentina hay otras condiciones, por las grandes extensiones de los sembrados de soya y el reemplazamiento de la producccion vacuna. Las grandes producciones como las de soya, maiz y otras, cada vez mas se hacen dependientes de las semillas transgenicas y ya Monsanto es mas conocido que Cristobal Colon. La sinversiones en mineria tambien son otro lio, porque muchos paises necesitan explotar sus recursos para poder adelantar el progreso en otras areas, pero choca con intereses de proteccion ambiental e intereses de comunidades indias, etc. Eso es problematico para cualquiera, sea de izquierda o derecha, si no, que lo diga Evo Morales. Quiero decir que incluso paises con gobiernos progresistas tienen disyuntivas escabrosas y tienen que tratar de compaginar intereses historicos de las comunidades indias con planes de desarrollo, planes de inverson extranjera con leyes de defensa nacional y de soberania. Muchos por eso o entenderian que hubiera dos cumbres en Chile: la de los gobiernos y la de los pueblos. La de los gobiernos todos la han publicitado, la otra, naveha casi en el silencio.

  2. La cumbre de Santiago muestra una Celac en trance de consolidarse que inspira justificado optimismo
    México, Colombia, Perú y Chile, agrupados en la Alianza Pacífico, que persisten por ahora en esa fórmula fracasada

    No dejes que la realidad contradiga una ficción que deseas sea cierta. Has mucho ruido, usa palabras altisonantes (“burguesía entreguista” , “pueblos soberanos”) para que no se note que no dices nada.
    Así que formula fracasada . Vaya por Dios. Que miedo le tienen estos pensadores de thnk tanks de pacotilla a los datos

  3. No es cierto que Brasil, Argentina y Uruguay “estén contra el libre comercio”. Estos tres países fueron impulsores del Mercosur, una alianza comercial que ha batallado durante años por el libre y justo comercio con Europa, Asia y Estados Unidos. En los diferendos del Mercosur con Estados Unidos, los suramericanos están por el libre comercio, como ha dicho Lula, y Estados Unidos por el proteccionismo. No entiendo cómo para defender posiciones de izquierda se tiene que distorsionar la realidad de manera tan burda.

  4. ¿Qué datos? Veamos cuáles son las peores distribuciones de América Latina y de ahí hablamos. Lo demás es solamente música.

  5. Veamos.
    Empezamos por aqui?
    En efecto, todo el post es solo música. Y no de las mejores : “canción protesta” de la peor calidad. ¿Y le título? Una oda a la ignorancia.

  6. Burda es tu manipulación. Depende de lo que entiendas por “libre comercio” si es la igualdad entre desiguales, mi amigo el articulista tiene razón.

  7. Yo no; lo dice el autor
    “La burguesía es entreguista” es una frase altisonante. Yo diría hasta boba, dado que en el contexto de la CELAC es … como un chiste malo. Mencionar la soga en casa del ahorcado

  8. Cuando el interés no es aclarar…, el interés está en otro lado.
    El articulista NO dice “la burguesía es entreguista”. Dice “la burguesía más entreguista”, y si el intérprete no conoce la historia de América Latina, lo que debe hacer es ponerse a estudiar, no a deformar. La historia, esa pequeña cosa, enseña cuales han sido los sectores de las burguesías latinoamericanas más entreguistas, que, casualmente, son las que siempre han estado aliadas al imperio. De modo, vishnu, que, a estudiar.
    Sobre el comentario de Diaz, solito se muerde la cola. El mismo dice “comercio libre y justo”, pero debe aprender que es lo que quiere decir lo que él mismo dice. Sobre la base del “comercio libre” se fundaron las oligarquías de América Latina. Pero la famosa libertad pregonada por los pregoneros, no existe más que unilateralmente cuando no es, además, justa. Así que, Diaz, como vishnu, también, a estudiar.
    Si es que, claro, no se la tienen los dos bien estudiada. Si es así, muchachos, mejoren el método, porque es tan claro el interés que llevan…, que, bueno… también: a estudiar.
    Chau

  9. Pero…¿Cuál es el punto?
    Está probado que las políticas neoliberales pueden generar efectos positivos (no siempre), en los indicadores generales, pero a un costo social inaceptable, terminando en algo distinto a lo que debe ser, es decir, la economía al servicio de los seres humanos.

    El mejor ejemplo es Chile. Alabado por muchos, como el FMI (era que no) pero, entre otras, presenta las siguientes y graves lacras:

    – Una de las peores distribuciones del PIB, siendo uno de los países más desiguales de la tierra, después de un par de repúblicas africanas.

    – Su modelo exportador, está basado casi exclusivamente en materias primas (signo de subdesarrollo inequívoco) y para colmo, gran parte de estas, se encuentran en manos de transnacionales, que como guinda del pastel, pagan unos derechos ridículos de explotación, si es que los pagan. Para hacerse una idea clara de esta situación, basta citar el caso de Codelco, la cuprífera estatal, que detentando 1/4 de la propiedad del cobre chileno, aporta más al país, que todas las compañías mineras privadas y transnacionales.

    – Una educación, en general cara y de mala calidad

    -.Una salud pública idem a lo anterior

    – Pensiones inferiores al sueldo mínimo actual, que en promedio, no superan los US$300 mensuales

    – Derechos laborales seriamente conculcados, desde la misma dictadura, hasta nuestros días.

    En fin. Todas estas características negativas, anulan los aparentes progresos logrados. Llevándo esto al plano doméstico, es como si yo ahorrara todos los meses y tuviera fondos en bancos extranjeros, etc., pero mis hijos no tuviesen ropa ni alimentación.

    Atte.,
    Vicente Carvajal Iglesias

  10. Si mariscal, a sus órdenes. me pongo a estudiar ahora mismo 🙂
    Solo que … yo no puse en boca del articulista “la burguesía es entreguista”. Solo resalté las frases que me parecen determinan el carácter ideologizado, y por tanto erróneo del texto.
    Todo el texto es uan no muy disimulada añoranza por un organismo supra nacional que blablabla aglutine luchas blablabla. En fin, que gracias por sus “lecciones”, pero escoja la clase en otro sitio la próxima vez.
    O yo que sé, fíjese antes en lo que critica

  11. No ha expuesto ningún argumento que refute lo escrito por el articulista. ¿Y qué no es ideologizado? En todo existe la política, así que esa es una falacia. Cuando se decide nacionalizar recursos naturales, hablamos de una decisión política. Cuando se privatiza, también es política. Priorizar los ítems de un presupuesto, etc. En todo hay ideas o ideologías.

  12. Para empezar a aprender, cosa que necesitamos todos
    Ideología: Conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o político, etc. (segunda acepción, la primera no viene al caso).
    Añoranza: Recordar con pena la ausencia, privación o pérdida de alguien o algo muy querido.
    Bueno, creo que el único error (Concepto equivocado o juicio falso.) que veo por aquí es el tuyo y tu “entreguismo” (Tendencia a vender los intereses patrios a intereses extranjeros.- también segunda acepción) si eres latinoamericano o caribeño. Muestras tu “añoranza” por la “ideología” dictada por U$A en América Latina y el Caribe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .