El alma es tu único caballo


José Luis Fariñas
Fariñas, acuarela s/t, 2012

Fariñas, acuarela s/t, 2012

El extremo más antiguo del gato

No eres un amigo ni un servidor. Márchate y camina solo por cualquier lugar.
 Rudyard Kipling

Tu templo está en ti, acuartelado,
¿no oyes los murmullos dentados
de las sogas del campanario?
¿Para qué vas a querer los tramos aquellos,
la reacción y el último invierno?
Por el agujero te esperamos,
el alma es tu único caballo.
Desbrídate,
los agónicos dioses te lo piden.

Sé clavija donde no hay posición,
sé cuerda donde solo hay silencio.
Cuando el viento ya no sea necesario
sal y trama contigo la tormenta,
serás la tabla donde ya no hay tiempo,
el teclado, donde las manos solo duermen.
Sé dos cuando todo parecía tres.
¿Por qué vas a buscar en bandeja
el ancho del infinito en un dolor
que ya no es tuyo aunque te aplaste?
Apenas un fulgor es necesario,
no el instrumental o la moneda,
no el lugar sin sitio que hay detrás de todo.
Carga con tu luz y sigue solo.

Un pensamiento en “El alma es tu único caballo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .