El Chávez de Montaner y el que yo conozco


Maximiliano Rivas
Carlos Alberto Montaner

Carlos Alberto Montaner

Cuando visité Caracas por primera vez, acababa de producirse la rebelión de un grupo de jóvenes militares contra el segundo mandato de Carlos Andrés Pérez.

Era la primavera de 1992. Ya los militares, que habían sido comandados por un desconocido oficial llamado Hugo Chávez, guardaban prisión. Tres años antes los pobres de Caracas se habían rebelado y arrasado la ciudad de los ricos, en una enorme revuelta que se llamó “el caracazo”, y en la que las fuerzas del gobierno asesinaron a miles de venezolanos.  Ahora, el informadísimo Carlos Alberto Montaner nos dice que, en la rebelión de 1992, el joven Chávez era el encargado de ir a la casa de gobierno a matar a Carlos Andrés Pérez.

Cuando yo llegué a Caracas, ya el asunto de la rebelión no se comentaba mucho, pero sí existía, se sentía en la nación un profundo desprecio por los hombres que se repartían el poder a través del pacto de Punto Fijo.  Los venezolanos estaban ahítos de esos presidentes que, en el poder, se habían convertido en millonarios: Betancourt, Leoni, Caldera, Carlos Andrés Pérez, Herrera Campins, Lusinchi, eran denostados como malversadores.

— No es que roben – me decía un profesor que no era un hombre de izquierda –, es que roban demasiado.

La extrema miseria de los sectores humildes del país, el galopante índice de mortalidad infantil, la falta de viviendas en una nación que tenía el ingreso per cápita de Alemania, le daba la razón a los críticos de adecos y copeianos.

Ahora, al día siguiente de la muerte de Hugo Chávez, el escritor y periodista cubano Carlos Alberto Montaner publica en el ABC  ( ven en mi ayuda, Edith Massola: ¿dónde si no?) una crónica sobre el desaparecido mandatario venezolano que titula “Un iluminado golpista”.

Ese artículo, que no debe pasar de las cinco cuartillas, es uno de los despliegues connotativos más intensos que he leido en los últimos tiempos. CAM no es capaz de contenerse cuando le cae en la mirilla de su máquina el nombre de Hugo Chávez. Me lo explico: el periodista ha tenido siempre a Fidel Castro como su “bestia negra”, y Chávez ha reconocido públicamente su filiación fidelista.

Ya desde esa apertura que es el mismo título, Hugo Chávez es un “golpista”. Los verdaderos golpes de estado son una concertación de poderes militares que deponen el gobierno constituido para colocarse en su lugar. Es lo que hizo Pinochet en Chile sin encontrar otra oposición que la conducta principista de Salvador Allende. Es lo que hizo en 1952 Batista en Cuba, sin que el presidente Carlos Prío fuera capaz de enfrentarlo.

Y ahí empieza el desajuste connotativo. Nos enteramos de que Chávez quiso en verdad ser pitcher  pero, como no tenía talento, tuvo que “conformarse con resucitar el espíritu del Libertador Simón Bolívar”. Vaya conformidad para un tipo mediocre: “como no puedo ser Don Drysdale, me resignaré con ser Abraham Lincoln”.

Su hermano Adán no es economista, como asegura CAM, sino físico y Hugo Rafael no “anduvo dando tumbos por diversas vocaciones” hasta que “recaló en el ejército”,  sino que ingresó en la Academia Militar siendo adolescente y a los 21 años se graduó como teniente. En 1991, un año antes de la insurrección del 4 de febrero, había sido promovido a teniente coronel.

A pesar de ser ese soldado que por casualidad “recaló” en el ejército, afirma Montaner que a Chávez le entusiasmaban los que el autor llama “espadones” latinoamericanos. Esto es, militares latinoamericanos que se erigían en dictadores. Pero CAM solo menciona a dos militares nacionalistas – los encasilla como prosoviéticos –, como fueron Velasco Alvarado y Omar Torrijos, que recuperó el canal para Panamá.

Monrtaner sabe muy bien que los auténticos “espadones” eran hombres de derecha, y aliados de los Estados Unidos: se llamaron Trujillo, Somoza, Juan Vicente Gómez, Batista, Odría, Pérez Jiménez, Castillo Armas, Pinochet, Videla.

Cuando el maestro connotante que es Montaner decide hacerlo, sabe minimizar muy bien. En 1998, Chávez hizo algo más que “ganar unas elecciones”: obtuvo la victoria frente a los dos grandes partidos del capitalismo venezolano, que se unieron para evitar que fuera presidente, porque sabían que con Chávez, entraba en la pelea una fuerza distinta.

Montaner le llama “ultrapopulista” porque diseñó un sistema de salud y otro de educación para toda Venezuela, y disminuyó sensiblemente el mundo de la pobreza en su país. Pero aclara que nada de eso era nuevo. Nos cuenta CAM que  “todos los disparates que Hugo Chávez cometió durante sus 14 años de gobierno fueron ensayados en las cuatro décadas que duró la democracia”.  Gran hallazgo ese, del populismo de adecos y copeianos: una pena que los venezolanos nunca lo advirtieran.

Dice CAM que Chávez hacía regalos y regalos que la economía venezolana no toleraba.  “Santa Claus vive en Miraflores”, sentencia Montaner a propósito de Chávez. Pero parece que los venezolanos que lo reelegían permanentemente, preferían cederle a ese huésped las habitaciones que ocuparon por cuarenta años Al Capone y Johnny Dillinger.

¿No sería ese permanente asalto a los recursos del pueblo lo que motivó el desdén de los venezolanos por lo que Carlos Alberto llama “el modelo democrático”?

Montaner escribe de la “asonada militar” que sacó a Chávez del poder “apenas por 48 horas”. CAM nos dice que Chávez regresa “temeroso” a Miraflores. Estoy seguro de que el periodista, en alguno de sus lugares de estancia habitual (Madrid o Miami), no vio aquel día – solo lo trasmitió Venezolana de Televisión – el mar de pueblo que bajó de los cerritos de Caracas para sitiar a Pedro Carmona y los golpistas en el palacio de gobierno. Carmona Estanga si huyó veloz a refugiarse en la embajada de su socio Álvaro Uribe.

El eminente oncólogo que es Carlos Alberto Montaner – con la historia clínica del caso en la mano, qué duda cabe – señala que Hugo Chávez ha muerto a consecuencias de un cáncer “mal curado” en La Habana. Hay quienes dicen que se trató de un mal inducido por esas poderosas fuerzas que Montaner conoce – tanto, que hace medio siglo que trabaja para ellas – y que han tratado de asesinar a los líderes populares en cualquier lugar del mundo.

Le anuncia inestabilidad y violencia a Venezuela, porque lo único sensato para los venezolanos pobres es renunciar a la Revolución Bolivariana y conformarse con lo que esté dispuesta a concederle la oligarquía derechista de Venezuela, a la que conocen a la perfección, y saben que nunca ha dado nada.

Para Montaner, Chávez deja, como legado, “un chavismo escindido en varias vertientes” y “un tercio del país acongojado”.

Tan buenas escuelas que han tenido siempre los muchachos de la derecha, y a Carlos Alberto no lograron enseñarle que 60%  es mucho más de un tercio: resulta más de la mitad y casi llega a los dos tercios.

Capriles, el equipo que le rodea y las fuerzas que lo financian, saben que la escisión del chavismo no aparece más que en sus desaforados deseos. Se saben derrotados y están provocando a un pueblo sentimentalmente herido por la muerte de su líder. Maduro, Cabello, Jaua y los demás compañeros de Chávez saben que no hay que secundar la provocación: la unidad se mantiene, la victoria electoral está segura.

Las manipulaciones siempre son detestables, pero cuando se escriben para desacreditar a un hombre grande que acaba de morir, resultan especialmente repulsivas. Anótenselas a Carlos Alberto Montaner y a su ya larga frustración. Es el patético pataleo de los vencidos.

Artículos relacionados:

9 pensamientos en “El Chávez de Montaner y el que yo conozco

  1. Son los miserables de siempre. Sobreviven arrastrándose en la ruin mentira, en la falacia, al servicio de esa “prensa concentrada al máximo” . Parte importantísima del sistema imperante, o sea imperialista. A las cosas por su nombre, aunque la verdad asusta. Gracias como siempre, a los que siguen luchando contra la “desinformación y la mentira”. Suelo decir. Que a la mentira no hay que dejarla pasar de largo, hay que confrontarla con argumentos.
    Media humanidad, y creo quedarme corta, llora o lamenta la pérdida de Hugo Chávez. Y no quiero ni pensar el día que nos falte Fidel. Pero faltan alguna vez, o continúan presentes en todo corazón honesto que ame la Justicia y la Paz!!

  2. Jejeje, eso no es de sorprenderse cuando hay otros de la misma calaña que acusan a los niños de la Colmenita de ser una amenaza a la Seguridad Nacional de los EEUU.

  3. La impudicia de un coprófago no va a hacer que los Pueblos de América dejemos de querer al Comandante Chavez por cuatro inexactitudes q ande diciendo por ahí. La realidad objetiva lo sepulta a Montaner con todo y argumentos.
    El Comandante Hugo Chavez hace que las utopías reverdezcan al reinvindicar a Venezuela en sus recursos, en sus gentes y sus Derechos Sociales, sería cansino enumerarlos, el aparece en un singular momento histórico, en el q las políticas de Avanzada estaban de retroceso, por la desinformación, por la mentira, el sesgo mediático,por los errores en el manejo de los Gobiernos Socialistas q nacieron con la retirada del Ejército Rojo al aplicar recetas erradas para tratar problemas de Gobernabilidad que demandaban una solución a través de un trabajo cuyo grado de dificultad quizá era mas alto, es decir q por la ley del mínimo esfuerzo y la inobservancia de virtudes cívicas q debieron ser frenadas con tiempo, en concomitancia con políticas orgánicas duras e impenetrables a tráfico de influencias a lo interior, con respecto a actitudes y comportamientos que replicaban el anacronismo burgués , amén del tratamiento correcto al análisis de la política;trayendo como consecuencia una pérdida de espacios de credibilidad en las masas que fueron susceptibles a las carnavalescas tendencias burguesas. En medio de éste descrédito aparece el Comandante Chavez desempolvando a Bolívar y no desperdicia oportunidad para hablar del Libertador de su valor histórico y de su valor político tan vigente en nuestros días, de su posición premonitoria frente al imperialismo como el enemigo fundamental de los pueblos y la humanidad en su totalidad y en medio de toda ésta provocación intelectual surge el reverdecimiento de la esperanza de hacer de la Democracia un sistema cuya aplicabilidad siempre estuvo en entredicho y pone en el escenario la legitimidad, la necesidad de q el soberano , el pueblo , se sienta con poder político mediante la Participación , se sienta el Pueblo protagonista de las decisiones que toma él como mandante ,para q cumpla el mandatario y obedezca la VOZ DEL PUEBLO QUE ES LA VOZ DE DIOS. Se es líder para orientar, se es dirigente para dirigir bien, para hacer las cosas bien, para hacer valer los valores Democráticos de verdad y el Comandante Hugo lo hizo y lo hizo bien, por éso lo asesina el imperialismo,porque su potente moral se nutre de afectos y filias revolucionarias donde está el CHE, donde está Fidel, donde está Raul,donde está Bolívar, y se convierte en el arrecho y contundente antiimperialista y devela y señala a las Naciones Americanas cual es el enemigo fundamental, y su figura adquiere ribetes Continentales..Sin Chavez América estuviera como Europa, porq su influencia en Argentina, en Bolivia, en Ecuador, en Uruguay, en Brasil es decisiva para la toma de medidas Regionales que nos protejan del asalto filibustero del Imperialismo..la influencia de Chavez es gravitante, es de mucho peso evidenciable no solo en sus formas de hacer la política, si no sobre todo fundamentada en la Solidaridad Americana, crea Petrocaribe y las formas de darnos las manos los paises hermanos, si nosotros tenemos , todos deberíamos tener, se intercambian todo con todos, se vive un lindo momento en América..y después de ganar las elecciones necesarias, las q dan la legitimidad a su obra nos lo mata el Corporativismo asesino, el Imperialismo homicida..me siento agredido carajo!!..me siento atacado!! torpes imbéciles cara-pálidas..les salió el tiro por la culata porque Chavez se ha multiplicado y calado muy hondo en el imaginario afectivo del Pueblo y en el acervo político americano..Chavez presente !! mas duro!! Chavez PRESENTE!!
    mas duro !! para que escuchen en la casa blanca!! CHAVEZ PRESENTE!!

  4. Además de ser una opinión de un agente de la CIA; cito y me remito a archivos de la Pupila Insomne:Denis dijo:
    29 junio, 2012 en 16:54
    Ercumbaldo. Tú que eres un apasionado de la historia, reitero este comentario. Sábado 24 de diciembre de 1960, Tienda Flogar, La Habana; detona artefacto explosivo fabricado con dinamita gelatinosa, un producto introducido en el país por los servicios norteamericanos.
    Provoca varias víctimas, entre ellos niños. Detrás de estas acciones estaban los grupos terroristas denominados “Movimiento 30 de Noviembre”, “Movimiento de Recuperación Revolucionaria” y “Movimiento Revolucionario del Pueblo”, dirigidos desde la estación de la CIA en la Embajada de Estados Unidos en La Habana. Entre los sospechosos: Carlos Alberto Montaner Suris, «vecino de 88ª, número 309, esquina a Tercera A», Miramar.
    En el domicilio de Montaner, «se ocupó un maletín de lona, cuatro detonadores, un rollo de mecha, un pomo con tres barras de fósforo vivo, dos rollos de tape, cuatro cartuchos de municiones, dos pantalones verde olivo y dos camisas de miliciano». Aunque tenía solo 17 años, había desarrollado ya lazos con la CIA por su vinculación con el Movimiento de Recuperación Revolucionaria (MRR) dirigido por Manuel Artime Bueza.

    Ercumbaldo.Todo documentado. Carlos Alberto Montaner es TERRORISTA Y AGENTE CIA, hace una buena cantidad de años, y como lo querían para presidente, lo han enmascarado bien.

  5. ¡¡Qué terrible es ser un mal nacido de por vida!! como este individuo. Ojalá le llegase a los talones a Hugo Chávez, el comandante eterno de su pueblo y de los pobres y postergados del mundo.

  6. No tiene cerebro este personaje, solo excremento gris y su sinapsis con la CIA. Solo merece palabras que no son publicables aquí. Ni siquiera el Diablo lo querrá, porque sería mucha competencia.

    (Separo a propósito, para no contaminar)
    _____________________________________________________________________
    No hay mella en la imagen del más grande de los amigos nuestroamericano que yo, como todos los pobres de Nuestra América, he conocido. Hoy su vida es nuestra, él nos la entregó; la llevamos dentro cada uno de nosotros, por eso somos más fuertes y nuestro deber es mantener ese empuje sin importar la mezquindad que regurgitan estos buitres aprendices de águilas imperiales.
    Nos enseñó tanto y cuánto más nos falta por aprender de él.
    “Nadie piensa que se ha ido,
    fue un momentico a la misa
    y va a volver con Sandino,
    con El Che, Martí y Bolivar”

    Ya regresa, por encima de la vida o la muerte, con su cálida sonrisa, sus palabras sencillas, limpias y sinceras, claras y directas, su cantar potente y sereno, su fuerza contagiosa, su espíritu inquebrantable, su lealtad sin límites a Bolivar y su pueblo; su energía, su firmeza y su fe infinita en la victoria.
    Ganará nuevamente las próximas elecciones en la patria soberana que lidera, nuestra hermana Venezuela. Y seguirá generando proyectos de unidad y paz para nuestros pueblos ya liberados de la bota imperial como líder incuestionable del Socialismo del siglo XXI y la unidad de los pueblos del sur.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s