Una forma de luchar un poco rara…


Iroel Sánchez

derechos_humanos-3Este 1ro de Mayo, junto a otros once países, Cuba rinde cuentas ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU como parte de un sistema llamado Exámen Periódico Universal.

Hay un informe del gobierno cubano que recoge con datos el cumplimiento adelantado -por parte de Cuba- de las metas del milenio, proclamadas por la ONU. Allí están los resultados de la Isla al implementar el acceso masivo y gratuito a servicios que hoy son considerados en muchos países de Europa un mal negocio y como tal han sido recortados en contra de la voluntad expresa de la mayoría los ciudadanos que, como no pueden hablar con sus gobiernos, sólo les ha quedado tratar con los policías antidisturbios que les envian a las manifestaciones.

Pero hay para quienes este proceso de Exámen Periódico se ha convertido en un buen bussisnes. Viajan por el mundo exigiéndole a gobiernos de Europa y América Latina lo mismo que les pide Estados Unidos: Que cambien y endurezcan sus políticas hacia Cuba. Si van a Washington se abrazan a los políticos de Miami que favorecen las restricciones económicas impuestas por EE.UU. contra la Isla; y si en México o España tratan de abordarlos familiares de periodistas asesinados, rehúyen ese contacto

Si alguien logra llegar hasta su controlado entorno para recordarle que los derechos sociales, que hasta Collin Powell reconoció se cumplen en Cuba mejor que en Estados Unidos, son la base para el ejercicio de los derechos políticos, lo acusan de ser agente del gobierno cubano o estar engañado por un mito castrista.

Lejos de luchar en el sistema electoral cubano, que como han testimoniado medios de comunicación occidentales como BBC, les ofrece la oportunidad de participar desde abajo y ganar espacio político sólo con obetener mayoría simple en instancias de base, buscan los votos en parlamentos de otros países.

Hasta el presidente Raúl Castro ha criticado las insuficiencias de la prensa cubana, no conozco a un revolucionario de la Isla que esté feliz con su desempeño actual y no pida transformarla. Sin embargo, los señores que por estos días ocupan las primeras planas de los diarios controlados por esa parte del 1% que son los propietarios y anunciantes de los medios no necesitan que la prensa cubana cambie; ellos tienen la poderosa industria mediática del capital a su servicio junto al presupuesto multimillonario que Washington destina a pagar la propaganda contra Cuba y crear periódicos digitales por encargo.

Recordando un bolerón, los llamados luchadores por los derechos humanos en Cuba tienen una forma de luchar un poco rara: Mientras el socialismo cubano, a pesar de  sus imperfecciones, lleva decenios haciendo malabares para garantizar que, a pesar del bloqueo de Estados Unidos, los niños de la Isla estén entre los que menos enfermen, sus ancianos entre los que más vivan; sus mujeres sean de las que más dirigen, sus presos de los que más estudian y exista un sistema que hace que el único requisito para desarrollar el talento sea tenerlo, ellos se dedican a intentar derrocarlo porque en Washington así lo quieren.  

Artículos relacionados:

6 pensamientos en “Una forma de luchar un poco rara…

  1. Las Políticas son crueles (Algunas) como también algunos hombres y mujeres, mentir, omitir, eliminar, difamar y hasta ocultar declaraciones publicas para mi son crímenes imperdonables, las personas tienen el derecho de opinar y de apoyar a quienes quieran pero eso no les da el derecho ni a mentir ni a silenciar verdades, todos las partes dicen tener sus verdades pero cuando esas verdades no se pueden hacer publicas ni bicibles entran en el Baúl de las mentiras malévolas,

    El problema contra Cuba es uno solo, los poderosos no pueden aceptar el modelo Cubano pues no les es factible para sus cuentas bancarias, los poderosos prefieren “PAGAR” millones y millones a personas supuestamente capacitadas para hacer campañas contra la igualdad, Cuba desde el triunfo revolucionario a tratado de imponer con amor la semilla de la igualdad cosa que a los poderosos no les cuadra por ningún lugar, digo imponer pues Cuba a tenido que hacer hasta lo imposible por regalar libertades por todo el mundo,

    Cuba desde siempre a tenido que batallar contra el imperio aplastante y hasta el momento siempre a salido victoriosa pues no se a enfrentado con mentiras ni con migajas, Cuba revolucionaria a dado lo mejor y mucho mas y por esa razón los medios de información al servicio de los poderosos no han podido socavarla, la política del imperio cruel no dará su brazo a torcer ni por un minuto, no mientras los poderosos decida,

    Nuestro deber es continuar luchando con la verdad en la mano, no hacer el mismo juego de los poderosos, dar oportunidades a los menos afortunados, no imponer razones sin amor, no sileciar a ningún amigo aunque no compartan algunas razones, hacer mas con menos, unir personas y no cuidar espaldas impuras sin estar seguro de su lealtad, la revolución Cubana es unidad, humildad, igualdad y derechos, debemos amar a quienes nos amen y perdonar a quienes nos odian pero sin mentiras ni omitiendo escritos, un fuerte abrazo revolucionario para todos,

    Erik Fundora Salina desde el imperio cruel .

  2. Excelente como siempre, tu análisis Iroel. El mundo al revés. Un abrazo.

  3. Este primero de Mayo el pueblo cubano ha vuelto a demostrar su lealtad a la revolución y a quienes la conducen. Mientras en muchos países capitalistas es un día de reivindicación de la democracia y de los derechos humanos por parte de la mayoritaria clase trabajadora y contra los gobiernos que la engañan y traicionan al servicio de la minoría privilegiada, en Cuba, vilipendiada y hostigada por los aparatos y mercenarios de la tiranía imperial, los ciudadanos celebran las conquistas sociales alcanzadas como resultado de la abolición del capitalismo y de las clases sociales, sin dejar de reconocer que el socialismo es un proceso inacabado que debe superarse a sí mismo cada día garantizando aquello que el capitalismo sacrifica al servicio de la ganancia de una minoría privilegiada y con ambición infinita.

    De una nación que cumple las metas del milenio y que lo hace de forma ambientalmente sostenible deberíamos esperar máximo respaldo por parte de los organismos internacionales y de los gobiernos que se atribuyen la tutela de la democracia, de las libertades y de los derechos humanos en el mundo. Sin embargo, somos plenamente conscientes de que el paradigma hegemónico en el mundo y garante tanto de la tiranía imperial como de los privilegios de la burguesía cuestiona el modelo cubano y manipula los datos. Por tanto, debería convertirse en una prioridad para la izquierda real en el mundo el cuestionamiento y sustitución de dicho paradigma. No se puede seguir confundiendo democracia con pluralismo de partidos, libertad de expresión con libertad de imprenta o derechos humanos materiales con derechos humanos formales. La experiencia demuestra que, en el paradigma dominante, el pluralismo de partidos se convierte en alternancia de partidos burgueses en el poder (representantes del 1% privilegiado), que la libertad de expresión confiere una amplia ventaja en la creación de opinión pública a los medios de persuasión de la minoría privilegiada (gracias a su mayor capacidad económica y a una legislación hecha a la medida de sus intereses) y que los derechos formales son papel mojado (a diferencia de deberes como defender con la vida los intereses del capital o pagar tributos, exigidos manu militari o por vía judicial).

    El pluralismo de partidos, la libertad de expresión y los derechos formales no merecen otro calificativo que el de burdo disfraz con el que manipular a las masas cuando el resultado es que el 1% privilegiado controla el poder político al servicio de su desenfrenada y patológica ambición. Esa forma rara de luchar en Cuba, a la que se refiere Iroel, es la que cabe esperar de un sistema humanista que vela por los derechos humanos y la felicidad de todos. Sin embargo, en las democracias burguesas, hay algo más importante que los derechos humanos y la felicidad de los ciudadanos: la ganancia exponencial de una minoría ludópata y obsesiva. Ella es la razón y medida de todas las cosas. Si se privatiza la sanidad, no es por que el sector privado sea más eficiente o por que vele más por la salud desde la prevención y la promoción sino por el hecho de que incrementa sustancialmente el lucro de la minoría privilegiada a costa de la esperanza de vida y salud de los ciudadanos. Siendo grande el despilfarro sanitario en España por culpa de la influencia del sector privado en el público (sobre todo del sector farmacéutico), el gasto integral (público más privado) no supera el 10% del PIB, mientras en USA supera el 16%, dejando fuera a más de 50 millones de ciudadanos. Por tanto, no es que sea cara o ineficiente la sanidad pública española frente a la privada sino que se espera que, con su privatización, aumente el gasto integral y los beneficios de la minoría privilegiada, excluyendo a millones de ciudadanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .