El patio de tu casa ya no es particular


Lillian Lechuga 

KerryCuando hace unas semanas el secretario de estado yanqui fingió no haberse enterado de los muchos años que han pasado y de los grandes cambios ocurridos en Nuestra América, entre ellos la Revolución Cubana, las luchas de los movimientos de liberación nacional, y más recientemente los cambios ocurridos en un grupo de países de este hemisferio como Venezuela, Ecuador, Bolivia, Brasil, Argentina y Nicaragua, que persiguen consolidar su soberanía e independencia con respecto a Washington.

Como si fueran pocos los escándalos que aquejan a su Presidente, como el de los maltratos a los reclusos en huelga de hambre en la Base naval de Guantánamo –cuya eliminación prometió desde el inicio de su primer mandato–, el incremento de los criminales aviones no tripulados llamados drones que recorren los cielos lanzando bombas indiscriminadamente, el espionaje contra los periodistas de la agencia AP, además de los graves asuntos internos como el de la ley de inmigración entre otros.

John Kerry osó decir ante el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes que América Latina era el patio trasero de su país, demostró haberse retrotraído a siglos atrás cuando adoptaron La Doctrina Monroe , sintetizada en la frase “América para los americanos”, elaborada por John Quincy Adams y atribuida a James Monroe (quinto presidente norteamericano) en el año 1823. Solo que cuando en Washington dicen “americanos” no se refieren a todos los pueblos latinos de Centroamérica y El Caribe, solo a Estados Unidos.

Argumentaron entonces que se referían a cualquier intromisión de estados europeos en este hemisferio. Sin embargo, con su anuencia Londres ocupó las Isla Malvinas en 1833, el bloqueo de barcos franceses a los puertos argentinos entre 1839 y 1840, la invasión española a República Dominicana entre 1861 y 1865, la intervención francesa en México entre 1862 y 1865, la ocupación inglesa de la costa de los Mosquitos (Nicaragua) y la ocupación de la Guayana , por Inglaterra en 1855.

Posteriormente, al comienzo del siglo xx Estados Unidos afirmó su Doctrina Monroe y el presidente Theodore Roosevelt emitió el Corolario de 1904 (Corolario Roosevelt) estableciendo que, si un país americano amenazaba o ponía en peligro los derechos o propiedades de ciudadanos o empresas estadounidenses, el gobierno de Washington estaba obligado a intervenir en los asuntos de ese país para “reordenarlo”, restableciendo los derechos y el patrimonio de su ciudadanía y sus empresas. Con este corolario quedaba clarísimo que Estados Unidos podía entrometerse cuando quisiera en los asuntos de América Latina y el Caribe.

Cuando la primera ocupación militar estadounidense en Cuba (1899-1902) le agregaron un apéndice a nuestra constitución– la Enmienda Platt –, que respondía, por supuesto a los intereses de Estados Unidos en la Isla. Con ella se arrogaban el derecho de intervenir en todos los asuntos internos, incluyendo el arrendamiento de bases militares y carboneras. Fue el desenlace de la guerra entre España, Estados Unidos y Cuba, conllevó a la obtención por el gobierno norteamericano de varias colonias españolas, entre ellas Cuba, que cambió de manos con la firma del Tratado de París en 1898. El primer presidente después de la ocupación militar, Tomás Estrada Palma, fortaleció la Enmienda Platt aprobando tres tratados, entre los cuales estaba el arrendamiento perpetuo de la base naval de Guantánamo, sobre la que Cuba mantiene su soberanía y la considera territorio ocupado.

Años después redactaron documentos como “La Alianza para el Progreso” durante el mandato de Kennedy que perseguía contrarrestar la influencia y el ejemplo de la Revolución Cubana hacia los pueblos latinoamericanos. Siguieron otros como la Ley Helms Burton, la Torricelli , todas contra Cuba. Además de las intervenciones militares en Latinoamérica.

Otra iniciativa para inmiscuirse en los asuntos internos de nuestros países fue el Área de libre comercio de las Américas o ALCA, nombre que le pusieron a la expansión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Estados Unidos, México y Canadá) al resto de los estados del continente americano, excluyendo Cuba. Uno de los principales crítico del ALCA fue Hugo Chávez, quien lo calificó como un tratado de adhesión y una herramienta más del imperialismo para la explotación de Latinoamérica. Fue por eso que el fallecido presidente venezolano fomentó la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América ALBA. A partir de entonces, se consolidaron la Unasur , Mercosur y Petrocaribe.

Nuestra América ha cambiado mucho, señor Kerry. No haga más el ridículo. Tráguese sus palabras y actualícese.

Artículos relacionados:

8 pensamientos en “El patio de tu casa ya no es particular

  1. John Kerry es anticubano por carambola,porque es prozionista por linea de su esposa, una judia multimillonaria que vende sopa en latas. Quizas quier tener en Cuba asentamientos judios como los de Palestina, un holocausto que la hipocresia Yankee le oculta al mundo, y que sostiene con su politca de dividir y vencer en Siria, en Libia, en Iraq, en Egpto, en Tunez, en Yemen, en Paquistan y en todas partes, incluyendo los planes de guerra contra Iran. America Latina no es patio trasero de Monroe o de Obama, sino un continente con el que han renucniado a cooperar con respecto, y que han dejado en manos de la competencia rusa, china y brasilena, paises con los que estan endeudados en trillones de dolares, y a los que desafian como “socios”, mordiendo la mano de que comen, porque consumen mucho mas de lo que producen. Despues de la guerra intervencionista en las Malvinas, y ahora con el intento colonialista de Gran Bretana de anexarse el teritorio, con la complicidad y el silencio Yankee, el resto de las Americas los mira con burla y condesprecio, en su incapacidad de por lo menos salvar la verguenza. Se han convertido en aliados de lo peor del imperialismo ingles, su antiguo amo cuando eran 13 colonias, antes de meter al indio en las reservacones, meter al negro en los algodonales como esclavos, y de robarle a Mejico la mitad de su territorio. Dan lastima mas que ira, en su declinacion indecorosa como imperio, incapaces de ver lo que es evidente, porque su unica tabla de salvacion para balancear el poder de las nuevas potencias emergentes es su cooperacion y respeto con el resto de las Americas.

  2. vuela el águila sobre el Caribe para afianzar su dominio y ofrece oportunidad de empleo con sus inversiones presentando su cara de inocente y contradictoriamente en su punta de lanza en el Caribe-Puerto Rico- la isla se hunde en la pobreza disfrazada, alto desempleo 16%, baja tasa de participación laboral 39%, insuperable deuda nacional, $70,000,000.00 y un alto índice de pobreza 60% de su población. Además, una creciente fuga de profesionales jóvenes desempleados, historia que se repite ocasionalmente, y permaneciendo una población que gradualmente envejece y vive temerosa ante el alto índice de asesinatos por droga y hurto de propiedad.

  3. El “único detalle” de lo dicho por Kerry es que, nos da a entender a todos los centrosudacas (*), que vivimos en casa ajena en nuestros propios países….
    Es ese “pequeño detalle”, nada más…..¡y nada menos!!

    Los Kerry’s, no solo insultan por deporte o simple descuido. Lo hacen por designio imperial bien imbuido, aprendido y practicado.

    (*) construída a partir de “sudaca”, término con el cual, los europeos se refieren a los SurAmericanos despectivamente….

  4. El gobierno de Cristina es el reflejo de un determinado nivel de conciencia del campo popular. Y sin comprender esto, no se comprender el “movimiento”, y sin comprender el movimiento del movimiento y lo que favorece el desarrollo de su conciencia y lo que lo anula, se vuelve a caer en el catecismo mientras el pueblo gira por nuestra izquierda. No se trata de ser o no “de” Cristina, eso no es la cuestión. La cuestión es que el pueblo sepa aprovechar cada esquicio que facilita Cristina, y para eso hay que estar ahí. Contemplar todo lo que impide -imagino que puedes hacer una larga lista-, pero acompañar la experiencia del pueblo. Aprender de la historia.
    Chau

  5. Hola: no estoy de acuerdo..el “entrimo” es una tipica maniobra trostskista. Solamente debemos preparar ideologicamente al pueblo, para la revolucion socialista..
    Chau.

  6. Mira, Horacio: a mi el “etiquetismo” que descalifica no me hace mella, pertenece a una etapa que ya viví (y para ser sincero es una práctica que también en mi medida realicé), y que una de las lecciones que me ha dejado es la necesidad de volver a estudiar y a hacer lo que decían los primitivos. La “verdad” se encuentra en la práctica social. Se puede ser propietario -como parece desprender tu post- del “punto de vista de clase”, sentado en el sillón de la sala. Tengo para mí la certeza de que ha hecho más por la revolución en Argentina un cristiano, peronista o lo que sea, que se jugó la vida y muchas veces la perdió, que unos cuantos propietarios del “punto de vista”. Y lo hicieron al lado de muchos a los que el “etiquetismo” calificó de troscos, movimientistas, foquistas o lo que sea. No sirve más eso. Es para una discusión más larga, compañero, pero cuando alguno dice en algun lado “nosotros no sabíamos como se construía el socialismo”, está enseñando algo. Incluso a los que saben todo. Chau

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .