Se gradùa en Cuba un periodista disidente


Iroel Sánchez
Eduardo Gonzàlez Martìnez en la discusiòn de su tesis

Eduardo Gonzàlez Martìnez en la discusiòn de su tesis

Este lunes asistí, como oponente, en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, a la discusión de la tesis “El recurso del método o de cómo EL PAÍS filtró Wikileaks“, de Eduardo González Martínez, en su opción al título de Licenciado en Periodismo.

Como reza su título, la investigación de Eduardo se concentra en el uso que EL PAÍS dio a los cables secretos del Departamento de Estado filtrados por la organización que lidera Julian AssangePara llegar al núcleo de su trabajo de diploma, Eduardo hizo un útil y documentado recorrido teórico sobre las relaciones entre ideología, poder y discurso con fuentes diversas, con énfasis en la tradición marxista y en especial se apoyó en el concepto de hegemonía desarrollado por el comunista italiano Antonio Gramsci.

El capítulo central de la tesis, “El recurso del método”, destaca por el uso de la ironía, la sólida argumentación y una prosa limpia con la que el joven periodista demostró que sabe manejar muy bien la sutileza. El análisis que hace del lenguaje empleado por el periódico, en función de si los protagonistas de los cables secretos del Departamento de Estado son aliados o enemigos del Grupo PRISA es inteligente y convincente. Eduardo llama la atención sobre las diferencias entre cómo estos maestros de la manipulación saben cruzar un campo minado por las culpas de célebres “personajes” sin rozar con el pétalo de una rosa el “método” que permite las críticas a los hombres pero nunca al sistema que ese método defiende.

A pesar de todo ello, hasta aquí Eduardo, con sus apellidos del montón, no pasaría de ser un brillante estudiante de los que todos los veranos puede salir de cualquier Universidad, dotado con las herramientas que una buena formación profesional proporciona. Pero, siempre hay un pero y como diría Mario Benedetti- sobre todo un Marx que por bien no venga,  es que Eduardo es hijo de dos trabajadores humildísimos del no menos humilde poblado de Minas de Matahambre, que ayer estaban felices después de haber recorrido cientos de kilómetros para ver lo que su vástago ha sido capaz de hacer. Y aquí es donde viene la diferencia, esa que marca Cuba, cuando hace realidad para millones de seres humanos lo que Fidel agregó el Primero de Mayo del año 2000 -cuando Eduardo González Martínez estudiaba en una escuela primaria de Minas de Matahambre-  inmediatamente después de afirmar que Revolución “es cambiar todo lo que debe ser cambiado”: “es igualdad y libertad plenas”. Es parte de una definición que el General de Ejército Raúl Castro ratificó al ser proclamado como Presidente el pasado 24 de Febrero y referirse al origen de los compañeros promovidos a nuevas y altas responsabilidades en la dirección del país:

“Todos ellos surgieron del pueblo y como el resto de los miembros del Consejo de Estado constituyen un ejemplo fehaciente de cómo se han llevado a la práctica las palabras de Fidel el 16 de abril de 1961, en vísperas de la invasión mercenaria por Playa Girón, cuando dijo: “esta es la Revolución socialista y democrática de los humildes, por los humildes y para los humildes”. Hoy estamos demostrando que así lo seguirá siendo para siempre.

Mucho está cambiando Cuba, pero no para que el conocimiento -que es también poder- sea  privilegio de los epígonos locales de PRISA y EL PAÍS, o que el único mérito de su talento y voluntad deje de hacer posible que un joven, por humildes que sean sus padres, pueda prepararse con el mayor rigor y calidad posibles. Cuando en su tesis -hecha con la Internet lenta pero gratuita de las Universidades cubanas, inexistente para las estadísticas a chorros que saca el corresponsal de la BBC en La Habana- Eduardo califica a Cuba y Venezuela de “disidencia occidental” su origen y el de su familia están explicando por qué. (Publicado en CubAhora)

Artìculos relacionados:

8 pensamientos en “Se gradùa en Cuba un periodista disidente

  1. No he tenido la posibilidad de leer al menos un resumen de la tesis de Eduardo.¿dónde pudiera encontrarla? al menos así podría dar mi parecer sobre su contenido y enfoque y no tener que “casarme” solamente con la valoración que hace Iroel.

  2. Mis mejores deseos a este guerrero de las ideas. (Ojalá pueda acceder a su tesis)

  3. Mejor aún sería Iroel, en mi humilde opinión, si pudieses publicar algunos extractos de la tesis de Eduardo, aquí en la pupila. Sería un gran aporte.

    Un saludo de alguien que añora volver a ver Cuba

  4. Hola Iroel. Nunca he comentado tus artículos pero los leo con frecuencia.Este es otro de los buenos. Yo también vengo de una familia pobre y pude estudiar en la universidad gracias a la revolución. Actualmente no vivo en Cuba, pero el impulso que me dieron en mi tierra fue definitivo. Ciertamente Cuba no se puede convertir en un sitio dónde el conocimiento sea privilegio de unos pocos. Es falso desde el punto de vista moral, pero también desde el punto de vista económico (soy economista). La educación es la mejor inversión que puede hacer una sociedad en su desarrollo. Además, creo que esto tiene más que ver con el socialismo otras cosas que se le atribuyen. El hecho de que los pobres reciban educación nos va a dar los intelectuales orgánicos que necesitamos.

  5. Saludos desde Venezuela,muy bueno tu blog muy buenos articulos te felicito,me deja muy en claro la realidad cubana.¡ viva cuba y venezuela unidas……..!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s