Maduro acrece y fortalece su liderazgo


Ángel Guerra Cabrera

NicolasMaduroLa ofensiva imperial-oligárquica contra el presidente de Venezuela Nicolás Maduro se ha recrudecido desde que resultara electo en abril.

Maduro frenó en seco la ola de acciones terroristas instigadas la misma noche de su derrota electoral por el sinvergüenza de Capriles Radonsky y el intento de lanzar a sus seguidores a un choque sangriento de calle con el chavismo.  Su acertado desempeño en esas horas cimentó la unidad, combatividad y prudencia mostrados por el chavismo ante el aventurerismo opositor. El rápido reconocimiento de su victoria por la Unasur, la Celac, el Mercosur, el Movimiento de Países No Alineados y por todos los gobiernos con la excepción de Estados Unidos e Israel, hicieron fracasar nacional e internacionalmente los intentos de deslegitimarla.

Washington, por eso, decidió  pasar a otra fase de su rumbo golpista. Intensificó hasta niveles demenciales la campaña mediática para desacreditar la capacidad de liderazgo del presidente venezolano. Como parte de ella, la contrarrevolución, aliada a algunas de las grandes empresas privadas redoblaron las criminales acciones que venían llevando a cabo desde semanas antes de las elecciones para crear el desabastecimiento de productos esenciales y provocar las compras “de pánico”.

Una vez más esa cueva antidemocrática y contrarrevolucionaria que es CNN en español, sus monopólicas homólogas en el continente, los diarios de la Sociedad Interamericana de Prensa y los españoles El País y El Mundo mintieron, calumniaron, emponzoñaron, en fin, sus audiencias contra la Revolución bolivariana y su nuevo líder. Venezuela era, según ellos, un país sumido en el caos y la ingobernabilidad.

Y es que la apuesta de Washington y de la oposición contrarrevolucionaria a que la muy sensible desaparición del comandante Chávez significaba la división del chavismo y el fin de la revolución bolivariana se hizo añicos contra la realidad.

Chocó con un chavismo cohesionado, profundamente antimperialista y revolucionario, muy consciente de la peligrosísima situación política que intentaban crear el imperialismo y las fuerzas reaccionarias del mundo aferrándose al relativamente corto margen de la victoria de Maduro y las infundadas acusaciones de fraude electoral. El margen era suficiente(cerca de un cuarto de millón de sufragios) para considerarlo sólido en cualquiera de las así llamadas democracias consolidadas pero lejos de los que consiguieron los bolivarianos en tantas consultas bajo el liderazgo de Chávez. Eso sí, totalmente confiable en un sistema electoral considerado por el ex presidente James Carter como el mejor del mundo y muy superior al de Estados Unidos.

Chocó, además, con la exitosa gestión de Maduro en sus primeros 100 días de gobierno. Se ha normalizado el abasto de productos de primera necesidad, el “gobierno de calle” ha fortalecido la confianza del pueblo en la dirección revolucionaria al mostrar su interés por dar solución expedita y eficiente a los problemas de la población, comienza a percibirse el abatimiento de la inseguridad y, muy importante, fue muy bien acogida dentro y fuera de la fuerza armada la forma en que el presidente instrumentó el relevo reglamentario de los altos mandos militares.

Con el paso de los meses Maduro ha logrado perfilar y posicionar exitosamente su imagen propia al frente de Venezuela y su liderazgo a escala latinoamericana e internacional. Una verdadera proeza en tan corto tiempo de quien se vio forzado a ocupar nada menos que el lugar de uno de los más grandes líderes revolucionarios y conductores de masas de la historia de Nuestra América.

Para Washington es una verdadera pesadilla el frente de países independientes y solidarios al sur del río Bravo cuyo arquitecto principal fue Hugo Chávez desde su llegada a la presidencia de Venezuela(1998) y del cual el país andino-caribeño continúa siendo un trascedente pilar bajo el liderazgo de Maduro. Con la desangelada Alianza del Pacífico(México, Colombia, Perú y Chile) no ha conseguido dividirlos.

Ello y el hecho de ser Venezuela la nación con las más grandes reservas de petróleo en el mundo explican la furia imperial y oligárquica contra Maduro hasta llegar al reciente intento de magnicidio descubierto por la inteligencia venezolana.

Washington no puede estar ajeno a una aventura que ha juntado a algunos de sus mejores amigos: Uribe, el multiasesino Posada Carriles junto a otros terroristas de Miami y el golpista Micheletti.

Twitter: @aguerraguerra

Artículos relacionados:

8 pensamientos en “Maduro acrece y fortalece su liderazgo

  1. Chávez también acertó al sugerir al pueblo venezolano que votara por Maduro, como alternativa si él faltara. Ahora el odio de la oligarquía se dirige contra éste; critican su origen obrero, su supuesta falta de “formación profesional”, como si los que gobernaron durante la IV república no fueron unos corruptos, ladrones y hasta genocidas, a pesar de sus títulos universitarios.
    El reto del gobierno actual está en tres frentes: la corrupción, la violencia y diversificar la economía. En estas últimas semanas se ha actuado firmemente en los dos primeros, con buenos resultados. Con el tercero, es más difícil y requiere más tiempo para ver resultados.
    Saludos,
    Miguel A.

  2. Chavez era el hombre, Maduro es uno del montón que tiene mucho que aprender, tiene buenas intenciones y cualidades, pero lideres son pocos, son Fidel, Chavez, Evo, el resto están porque alguien tiene que dirigir…independientemente de las maniobras de Capriles, el resultados de las elecciones arrojó que casi la mitad de los venezolanos no confía en Maduro, y por otro lado, la insistencia con la mística, que si un pajarito, que si cristo redentor, y demás «reencarnaciones» que se ha inventado sobre la figura de Chavez lo colocan en blanco fácil de burlas y deja al pueblo venezolano como si fueran ignorantes, tiene mucho que aprender para mostrarse como el lider del pueblo venezolano, que es más importante que el papel en los foros internacionales.

    Es fácil decir que son campañas de la prensa contra él las que lo desprestigian, pero él da lugar a las mismas, como el caso del papel higiénico, uno de los países con más recursos petroleros del mundo, sin papél higiénico…quién administra los recursos? Un caos…eso con Chavez jamás pasaría… Presidente de un país es cualquiera, pero el lider de una revolución son otros 20 pesos…

    Saludos,
    José

    PD. Independientemente que mi criterio no sea el mismo suyo, le agradezco mucho y felicito por permitir el debate,
    Ya que usted es un frecuente columnista en CUBADEBATE, que está de cumpleaños, me gustaría a traves suya, que le dijera a los directivos o encargados de moderar los comentarios que aprendieran un poco de Ud, para que de una vez sea un verdadero DEBATE y no una pantomima, donde constantemente desaparecen los comentarios solo por opinar diferente al criterio de los periodistas o algunos comentaristas…

  3. Chavez es el líder. Maduro, como todos los mortales de este mundo, seguirá aprendiendo durante toda su vida. Siempre hay algo que aprender. Pero hay que reconocer que ha logrado liderar el chavismo sin la presencia física de Chavez.
    Lo del papel sanitario es un detalle. Núnca hubo críticas cuando en ese propio país, «uno de los países con más recursos petroleros del mundo», los niños morian por enfermedades curables. Eso da una intencionalidad nada agradable a tu comentario.
    Hay cosas muchísimo más importantes de las que se encarga día a día el gobierno de Maduro, tal como le enseñó Chavez y la propia vida. Su origen humilde lo acerca al pueblo y las críticas en ese sentido de la oposición alejan a esta de las mayorías.
    El propio Maduro menciona a Chavez como el líder de la revolución bolivariana y muchos somos los que creemos que está cumpliendo muy bien con la confianza que en él depositó Chavez y más de la mitad del pueblo venezolano. Actualmente más del 65% de los venezolanos aprueban su gestión como presidente. Tiene muy bien ganada su posición de liderato en el gobierno de Venezuela.
    Por cierto, la posición de ignorantes de la población venezolana quedó muy atrás con las misiones referentes a la alfabetización. Hoy el objetivo es aumentar el nivel de conocimientos para que nunca más los engañen.

  4. Los problemas de Maduro no difieren en lo esencial de los que tuvo que afrontar Salvador Allende o de los que afrontan a diario Rafael Correa, Evo Morales, Daniel Ortega. Es lo que tiene la transición democrática al socialismo en sociedades donde la minoría privilegiada goza de un poder fáctico que obstaculiza y amenaza el normal funcionamiento institucional. Por otra parte, goza de una capacidad y conocimientos muy por encima de su perfil profesional, formado como político durante décadas de lucha revolucionaria y rodeado de las mejores compañías (como la de Hugo Chávez). Pero hay algo en lo que el presidente venezolano mantiene una abismal ventaja frente a los gobernantes de la mayoría de naciones (simples mercenarios al servicio del capital): honestidad y compromiso social con las mayorías humildes.

    Sana envidia es lo que sentimos los ciudadanos de otras naciones al poder escuchar en boca de Maduro las cosas que jamás reivindicarán nuestros dirigentes políticos y que le convierten en uno de los protagonistas del cambio necesario que la humanidad necesita con urgencia para derrotar al capitalismo. Los problemas de abastecimiento de recursos son culpa del todavía excesivo protagonismo del mercado frente a la planificación y dirección política institucional. Y si Maduro recurre a la alegoría y el simbolismo, más lo hace el catolicismo con historietas como la de la poloma bíblica.

  5. Cada vez que recuerdo a Hugo Rafael Chávez Frías, me emociono. Él fue uno de esos que aparecen en siglos y es muy difícil de reemplazar. Como un Fidel. Pero creo que Nicolás Maduro, hará un más que digno papel, con el apoyo de su pueblo y el conocimiento de la experiencia chilena, que si bien fue trágica, ha generado un historial valioso para los que pretenden avanzar hacia el socialismo y la democracia y vencer las trampas de la derecha vendepatria y lacaya del imperialismo.

    Saludos fraternos desde Chile

  6. Senor Marquez, a donde estaba usted cuando miles de ninos morian en Venezuela, de hambre y de falta de salud publica? Quizas lo del papel higienico sea mas importante para usted, pero para el nino venezolano no lo es cuando se aguanta hambre y enfermedades, sin que nadie le tienda la mano. No se en que mundo vive usted para ser tan ingenuo, el caso del desabastecimiento en Venezuela es una tactica que practica la ultraderecha facista en el continente Latinoamericano por decadas, lo hicieron contra Salvador Allende, lo quisieron hacer contra Hugo Chavez, lo han hecho contra Cuba por decadas, y lo trataron contra el Presidente Nicolas Maduro, pero ahora se han quedado con los crespos hechos, Nicolas Maduro es un hombre honesto comprometido con su pueblo, y tuvo un maestro de cualidades intachables. Ahora la historia dira la ultima palabra, ella siempre favorece al intrepido.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.