Ni al santo ni al asesino


José Luis Fariñas
Fariñas, Quijote yacente, acuarela, 2005

Fariñas, Quijote yacente, acuarela, 2005

 

Debajo del llamado

Ya no se encuentra mucho,
casi que ni poco,
ni de una parte ni de la otra,
ni debajo ni encima de las uñas;
no se encuentra ni lo faltante,
ni el cobre de un zorro fósil,
ni al santo ni al asesino.

La caverna está abierta,
y no le queda ni ese lugar para el bisonte.
Nada se encuentra,
excepto el alma sola
comiéndose la yesca.

2 pensamientos en “Ni al santo ni al asesino

  1. …y queda el “Caso Cerrado”   ¡No sé si Cristina y Ana, por exceso de expresiones, con nuevas resoluciones podrán volver a La Habana! ¡Qué hermoso es ir al mañana por El Malecón, El Prado, La Cabaña y El Vedado…! ¡Pero la absurda cabeza convierte amor en tristeza y queda el “Caso Cerrado”!   Ramón Espino Valdés El Leoncito de Las Tunas Cuba/México.

    ________________________________

  2. No es verdad que ante tanta fuerza creativa y belleza – estamos sumidos en los mismos infiernos de Dante. O es pura fantasía mía.De los infiernos a la creatividad surgida de la espontaneidad, como medio imaginativo de expresión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .