La CIA y la guerra (no tan) secreta contra Venezuela


Ángel Guerra Cabrera
Kelly Keiderling Franz, la encargada de negocios de EEUU en Caracas y expulsada por el gobierno de Venezuela, reclutó para la CIA al doble agente cubano Raúl Capote. Foto: AP

Kelly Keiderling Franz, la encargada de negocios de EEUU en Caracas y expulsada por el gobierno de Venezuela, reclutó para la CIA al doble agente cubano Raúl Capote. Foto: AP

La expulsión por el presidente Nicolás Maduro de la jefa de la misión diplomática de Estados Unidos en Venezuela, Kelly Keiderling Franz y dos de sus colaboradores evidencia el recrudecimiento del plan para derrocar a la Revolución Bolivariana. Maduro aseguró poseer pruebas del involucramiento de los estadunidenses en el sabotaje contra la economía nacional y el sector eléctrico.

Keiderlin no es la mansa paloma que están mostrando las pantallas de la mafia mediática. De eso nada. La damita es una oficial hecha y derecha de la CIA, cuyas poco diplomáticas actividades durante su paso por la Sección de Intereses de Estados Unidos (SINA) en La Habana quedaron al desnudo en el testimonio de Raúl Capote, el agente David de la seguridad del Estado cubana supuestamente reclutado por la funcionaria, con quien llegó a establecer una estrecha amistad.

Sigue leyendo