No hay adioses absolutos


José Luis Fariñas
Fariñas, Los caminos del inmortal, acuarela, 2013

Fariñas, Los caminos del inmortal, acuarela, 2013

Mesoguerras

                                                                A Luis Marré

Observa: tu decisión de partir te ha detenido.
Como el alcaraván suicida
ahora persigues a tu perseguidor.
Pero el desplazamiento es un obstáculo,
una fragua maldita,
un vuelo hecho con pedazos de resinas atormentadas.
No hay adioses absolutos.
Aparentes causas te perciben.
te conciernen sobre los rosales
cada vez a mayor pequeñez
entre los astros del cantil,
conciencia que los grupos ignoran,
causas que desbalancean toda causa,
origen de cuna dividida
como el cachalote que en el océano se prolonga
haciéndose restos de luz nocturna,
haciéndose niño sin límites de fe;
haciéndose resultado total de la lluvia,
de la lluvia ignota y silenciosa
que cae tan descrucificada y ajena
sobre el mar de Galilea.

2 pensamientos en “No hay adioses absolutos

  1. Parafraseando un poeta y recordando “Camila”, esa maravillosa película argentina: Una mariposa que nace a las 9 de la mañana y muere a las 2 de la tarde no puede entender el significado de la palabra noche…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .