El problema (+ video)


Silvio Rodríguez

kaloian-cincuenta-veces-cuba-01-banderaEl problema

El problema no es
si te buscas o no más problemas.
El problema no es
ser capaz de volver a empezar.
El problema no es
vivir demostrando
a uno que te exige
y anda mendigando.
El problema no es
repetir el ayer
como fórmula para salvarse.
El problema no es jugar a darse.
El problema no es de ocasión.
El problema, señor,
sigue siendo sembrar amor.

El problema no es
de quien vino y se fue o viceversa.
El problema no es
de los niños que ostentan papás.
El problema no es
de quien saca cuenta y recuenta
y a su bolsillo
suma lo que resta.
El problema no es de la moda mundial
ni de que haya tan mala memoria.
El problema no queda en la gloria
ni en que falten tesón y sudor.
El problema, señor,
sigue siendo sembrar amor.

El problema no es
despeñarse en abismos de ensueño
porque hoy no llegó
al futuro sangrado de ayer.
El problema no es
que el tiempo sentencie extravío
cuando hay juventudes
soñando desvíos.
El problema no es
darle un hacha al dolor
y hacer leña con todo y la palma.
El problema vital es el alma.
El problema es de resurrección.
El problema, señor,
será siempre sembrar amor.

 

6 pensamientos en “El problema (+ video)

  1. Grande entre los grandes. Eso es Silvio Rodríguez. La música es un poderoso instrumento, ya sea para adormecer a las masas, como para despertarlas y Silvio es un creador de conciencia, a través de su arte. Aquí en Chile, hemos tenido algunos muy grandes también, como Violeta Parra y Víctor Jara. Una gloria para Cuba y América es Silvio.

  2. Felicidades, Vicente, felicidades Iroel, felicidades chilenos todos los que no leeràn este simple y anònimo mensaje. Finalicè el año en esta ruda y rugosa tierra llena de dulces personas que se abrazaban con autèntico amor, entre cuecas y sones, y lo comienzo con mi Silvio, el de todos, el nuestro. Gracias.

  3. El problema, además de sembrar amor, que es la base de todo, sigue siendo bien administrar, promover el talento, desarrollar la meritocracia, defender la libertad personal, restablecer el orden, legislar con sentido común y a tono con los tiempos, respetar las diferencias, poner al hombre y su dignidad plena como centro de cualquier decisión y lo que pretendemos no demorará.
    Otra de Silvio…
    “Hacia el porvenir”
    Hacia el porvenir partieron sombras.
    Rumbo a mañana algo de oscuridad
    fue a sobrevivir, porque el sol de hoy
    no pudo más.

    No estarán completas las auroras.
    Quejas de mí lucirá la claridad,
    porque lo que yo tanto pretendí,
    demorará.

    Por más que quise bendecirme
    y más purificarme,
    yo era carne,
    yo era yo.

    Lo que con amor hacía una mano,
    lo rompía con otra el desamor.
    Yo no creo que haya sido en vano,
    pero pudo ser mucho mejor.

    Hacia el porvenir partieron sombras.
    Cuando no alcance, sólo podré alertar.
    Si alguien me oye allí, no se olvide pues
    de iluminar.

    1993

  4. Excelente enumerar deseos y exhortaciones a partir de una canción genial y, como siempre, luminosa. Lo malo es hacerlo desde la comodidad de las sombras.

    Por demás ha sido muy fácil concretarlos, si no lo hemos hecho es porque hemos estado entretenidos en defender las condiciones a partir de lo cual todo es posible, incluido el error, sin renunciar a lo que hemos conquistado desde aquel Primero de enero:
    Independencia nacional absoluta y sentido de la dignidad de cada cubano.
    Un día como hoy “no he estado enumerando las manchas en el sol, pues sé que en una sola mancha cabe el mundo”.

  5. Muy certera respuesta, Iroel. Algunos sólo son capaces de ver el vaso medio vacío. Hay momentos para la crítica, esa que según Martí, debe salir de un sólo corazón, es decir, de la unidad de propósitos, y sin olvidar que no sólo erramos porque somos humanos, sino porque también nos han puesto en el camino, nos ponen y nos seguirán poniendo todas las dificultades posibles para que cada paso corra el riesgo de convertirse en una dificultad mayor y su resultado se parezca cada vez más en un error. Este, sin embargo, es el momento de ver el vaso medio lleno, no de subrayar los errores. Felicidades por tu fecunda labor y que este año todo lo bueno – que es también lucha dura para el que lleva la estrella en la frente – te signe la vida a ti y los tuyos más cercanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .