“La ostentación bárbara del oro…”


joyas-reggaeton-08“Entre todos los pueblos antiguos la acumulación de oro y de plata se presenta originariamente como privilegio sacerdotal y real, ya que el dios y el rey de las mercancías sólo corresponde a quien es dios y rey. Sólo ellos merecen poseer la riqueza como tal. Esta acumulación sirve, además, de un lado sólo para ostentar la abundancia, o sea la riqueza como algo extraordinario, festivo; para realizar ofrendas a los templos y a sus dioses; obras de arte públicas; finalmente, como medio de reserva en el caso de necesidades extraordinarias, para adquisición de armas, etc. Más tarde, entre los antiguos la acumulación se convierte en una política. El erario público como fondo de reserva, y el templo son los bancos primigenios en que se conserva el Santísimo. El acumular u atesorar [alcanza] su máximo desarrollo en los bancos modernos, pero en este caso con una determinación más desarrollada. Por otra parte, entre los particulares este atesoramiento adopta la forma más estricta del poner-a-resguardo la riqueza frente a los acontecimientos cambiantes del mundo externo, vale decir, adopta la forma del enterramiento, etc., adquiriendo así una relación verdaderamente secreta con el individuo. Esto en escala históricamente aun mayor en Asia. Se repite en todos los pánicos, guerras, etc., en la sociedad burguesa, la que en estos casos vuelve a caer en el estado de barbarie. Lo mismo vale para la acumulación de oro, etc., bajo la forma de joyas y de objetos preciosos, entre los semibárbaros. Pero una parte muy grande y cada vez mayor de oro bajo la forma de objetos de lujo es sustraída de la circulación en el nivel más desarrollado de la sociedad burguesa […]. En tanto el dinero es representante de una la riqueza universal, ya el hecho de conservarlo sin devolverlo a la circulación, y de dedicarlo a necesidades particulares, es una testificación de la riqueza de los individuos. Y en la misma medida en la que […] la riqueza como tal deviene el criterio de medida general de valor del individuo, se desarrolla también la tendencia a su ostentación, y por lo tanto una display de oro y plata como representante de la riqueza: así, el señor von Rotschild tiene colgados como su digno blasón creo que dos billetes de 100.000 [libras esterlinas]. La ostentación bárbara del oro, etc., es sólo una forma más ingenua que esta moderna, en cuanto está menos ligada al oro como dinero. Aquí se trata todavía de su simple esplendor. Allí, del brillo reflejado. Y este brillo está en el hecho de que el oro no es usado como dinero; aquí lo importante es la forma contrapuesta a la circulación.”

Marx, Carlos: Elementos Fundamentales para la Crítica de la Economía Política (Grundrisse) 1857 – 1858. Siglo XXI Editores, 2007. I, 165 – 166. (enviado por Guillermo Castro Herrera)

Artículos relacionados:

7 pensamientos en ““La ostentación bárbara del oro…”

  1. En Cuba en las dos últimas décadas existe la tendencia de muchos jóvenes a usar el oro y las joyas como brillo o simple esplendor como se refirió Marx, a diferencia de la clase burguesa de antaño en nuestros tiempos es común en estratos de la sociedad de mas bajo nivel cultural y marginal, como una forma de especular y demostrar poder generalmente con una falsa riqueza. El desplome de la economía a finales de los años ochenta trajo por desgracia la proliferación de esos elementos llámase proxenetas, prostitutas y negociantes de bajo mundo, pero se sigue extendiendo y actualmente se observa en deportistas y músicos de poca monta (reguetoneros, timbaleros..etc). y lo peor de todo es que se exhiben en todo tipo de medio audiovisual para crear moda y estilos a imitar por el resto de los jóvenes.

  2. Una observación preocupante. ¿Cómo es posible que en Cuba se fomenten esas tendencias culturales -con el trasfondo económico que implican- a través de los medios de comunicación?

    Un saludo.

  3. No es un fenómeno central pero sí ceciente, facilitado por deformaciones en los medios que son todos públicos y en la insuficiente creación de alternativas a los modelos importados.

  4. Precisamente porque los medios cubanos son públicos -y socialistas, no hablamos de España- es por lo que no entiendo la situación. Imagino que habrá responsables de esos medios y responsables de esos responsables, ¿qué tienen que decir al respecto?

    Puedo entender la dificultad de Cuba de sustraerse a la influencia de las manifestaciones “culturales” más nocivas provenientes de los EEUU y de los países capitalistas en general, y es comprensible que encuentren eco en la juventud cubana -o en parte al menos-, habida cuenta de que hay edades en las que puede darse una cierta rebeldía contra el entorno y las reglas sociales, algo que de forma clara aprovecha el capitalismo para introducir su cuña y sus valores. Precisamente por esto los medios de comunicación no deberían dar el más mínimo aliento a tales manifestaciones y, por el contrario, esforzarse en explicar del modo más pedagógico posible su trasfondo económico -igual esto se hace ya, no lo sé. Es evidente que en países capitalistas como España el aliado fundamental del sistema económico son precisamente los medios de comunicación.

    Un saludo.

  5. Ahí sigue latente la esencia humana, el comunismo nos aleja del instinto natural de tener más de lo que necesitábamos, tarde o temprano el capitalismo devorara a Cuba y volveremos a ser unos de los países más prósperos del planeta

  6. Tremenda “prosperidad”

    Cuba en 1957, según la Agrupación de Católica Universitaria:

    En una encuesta celebrada en 1957 por una agrupación católica, sobre el nivel de vida del obrero agrícola cubano, se obtuvieron escalofriantes resultados de una muestra científicamente seleccionada de 2 500 familias:

    El obrero agrícola cubano no dispone como promedio de más de 25 centavos diarios, para comer, vestir y calzar.

    El 60% de ellos vive en bohíos de techo de guano, y piso de tierra, sin servicio ni letrina sanitaria, ni agua corriente.

    El 85% de esas covachas –rezagos increíbles de la vivienda aborigen precolombina— solamente tiene una o dos piezas en las que debe hacinarse toda la familia rural —hombres, mujeres y niños— para dormir.

    El 90% se alumbra con luz brillante.

    El 3% no tiene luz de ninguna clase.

    El 44% no asistió, no pudo asistir, jamás, a una escuela.

    El 43% era analfabeto.

    El alimento fundamental de esas familias es a base de arroz y frijoles (y viandas). Solamente un 11% de ellas toma leche. Solamente un 4% come carne. Solamente un 2% consume huevos. Su alimentación tiene un déficit de más de mil calorías diarias, con ausencia de vitaminas y minerales fundamentales.

    A la desnutrición, la ignorancia y la insalubridad hay que añadir la enfermedad y el parasitismo.

    La encuesta mencionada probó que el 14% de los obreros agrícolas de este país padece o ha padecido de tuberculosis. Que el 13% ha pasado la tifoidea. Y que el 36% se confiesa parasitado, lo que quiere decir que el porcentaje real es mucho más alto.

    Esos datos coinciden bastante con los arrojados por el Censo de Población y Vivienda de 1953, cuyas cifras absolutas se observan en el siguiente cuadro:

    CONDICIONES DE LA VIVIENDA RURAL CUBANA

    Tópicos Número % del total

    Con techo de guano y piso de tierra. 289,534 63,4

    Sin inodoro ni letrina. 244,651 54,1

    Sin baño o ducha. 407,317 90,5

    Alumbrándose con luz brillante. 389,537 87,6

    Sin refrigerador o nevera. 419,755 96,5

    Total de Viviendas Rurales 463,143 100,0

    https://cubalagrannacion.wordpress.com/2010/04/02/2384/

  7. ¡Gran “prosperidad”!
    El primer hotel de mundo con aire acondicionado central fue el Hotel Riviera, en 1957, pagado por Meyer Lansky y Fulgencio Batista para seguir explotando la fuerza de trabajo barata, la posición geográfica, naturaleza cubana y la prostitución. ¿Te hubiera gustado trabajar p’a ellos? El objetivo era crear una cadena de hoteles con casinos controlados por la mafia norteamericana. Nada para los cubanos!
    En el 1953 se construyeron en el FOCSA los más modernos ESTUDIOS DE TV del mundo de aquellos tiempos: (C.M.Q. Televisión). El total del servicio eléctrico alcanzaba el 56 % de la población cubana y de ellos solo dos terceras parte poseían televisores, es decir, solo el 38% de la población se beneficiaba de este “servicio”. ¿Quienes podían ver la TV producida por aquellos ESTUDIOS? Desde 1992 la electrificación llegaba al 95 % de las viviendas del país, incluyendo zonas rurales.
    El 47% de las tierras cultivables pertenecía a las grandes compañías estadounidenses así como la ganadería; la desnutrición alcanzaba cifras altísimas, más del 27% en zonas rurales y casi 10% en las ciudades. Vacas, leche y carne ¿p’a quién?
    Miles de niños que morían en los campos cubanos sin que se supiera nunca que existieron y por tanto no aparecen en las estadísticas. Todavía existen testigos de eso y yo los conozco. Hoy, a pesar de los problemas creados por el bloqueo, la mortalidad infantil es inferior al 3 por mil, superior a muchos países “desarrollados”. Según la OPS “Cuba encabeza la lista de países con mayor densidad de recursos humanos en salud por cada 10 mil habitantes, (134,6)”
    El número de desempleados total o parcialmente (los que trabajaban menos de 40 horas semanales) en el período de máxima actividad económica -mayo de 1956 a abril 1957- ascendía a 584 000 personas, o sea, algo más del 25 % de la población apta.
    ¿De qué “prosperidad” hablas?
    Al capitalismo ya no le quedan dientes para masticarnos, menos garganta p’a tragarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .