Argentina y Cuba juntos en La Plata


victorPor el Centro Pablo, por la canción y la unidad latinoamericana

Emocionados, orgullosos, plenos, estremecidos, vibrantes y “un tilín mejores…”, así abandonamos el abarrotado Auditorio del Pasaje Dardo Rocha, en la ciudad de La Plata, aquellos que tuvimos la suerte de compartir durante unas cuatro horas con grandes músicos argentinos y cubanos, el magno concierto Juntos por el Centro Pablo. Era la noche del miércoles 20 de agosto en la urbe porteña de la provincia de Buenos Aires y al salir, sabíamos que, de algún modo, habíamos sido cómplices de un sueño cumplido: el impresionante acto de amor por y hacia Cuba, sus artistas, su gente y hacia ese lugarcito mágico de la calle Muralla, en La Habana Vieja, donde los imposibles se transforman, se vuelven guitarra y canción: el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau.

Con la presencia de sus gestores y promotores incansables: el poeta y cineasta Víctor Casaus y la coordinadora María Santucho, y bajo la convocatoria lanzada por las integrantes del proyecto musical platense Fulanas Trío, que fue respaldada de manera abrumadora por los invitados, pasaron por el escenario grandes voces de la cultura suramericana y cubana −quienes también formaron parte del proyecto de conciertos A guitarra Limpia, desarrollado por el Centro en la Isla.

Muestras de amor y gratitud regalaron desde el escenario la pareja de músicos integrados por Julia Zenko y Luis Gurevich, los dúos La Trova de Mar del Plata y Karma, de Cuba, la cantora Liliana Herrero, las propias anfitrionas Fulanas Trío y en el cierre multitudinario, a ritmo y baile de chacarera, el cantautor Raly Barrionuevo, quien invitó además, en un acompañamiento magistral del tres, a la talentosa músico cubana Yusa.

Una conmocionada Liliana Herrero, al concluir su grandioso canto que recorrió desde Yupanqui a Spinetta, confirmaba la certeza de unirnos por Cuba, porque Cuba es Cuba, afirmó, porque todo lo que somos también se lo debemos a ese país, todos nos debemos al Centro Pablo, a esa Isla maravillosa y a su Revolución.

Para consolidar ese puente hermano entre Cuba y Argentina y motivados por la labor del Centro Pablo, el encuentro devino realización colectiva de artistas y técnicos, quienes con la colaboración de muchos otros que se fueron sumando, pusieron generosamente su arte para ayudar a la misión imprescindible de este centro cultural.

Una secuencia de imágenes del fotógrafo Kaloian Santos Cabrera que rememoraba momentos en los cuales estos artistas argentinos trovaron en el Patio de la Yagrumas, en el corazón del centro histórico habanero, sirvieron de escenografía al canto comprometido y rebelde, al verso inconforme y voraz, a la manera de gritar nuestras verdades y alzar las voces juntos por un bien común.

“Hubo un antes y un después para mi vida, artística y personal, después de los conciertos que organizara el Centro Pablo en Cuba…”, confesó el folclorista santiagueño Raly Barrionuevo, quien agradeció también la convocatoria que catalogó de incondicional y necesaria.

Ante un participativo y emocionado público, Liliana Herrero invitó a Víctor Casaus, director del Centro Cultural cubano, a subir a escenario y a nombre de ese “pequeño ejército loco” -como decía Sandino-, que habita y labora desde Cuba en la institución, agradeció en sentidas palabras a los organizadores, artistas y participantes del evento y reiteró el compromiso mayor del Centro Pablo para y por la Cultura y la unidad latinoamericana.

4 pensamientos en “Argentina y Cuba juntos en La Plata

  1. Cuba y los cubanos que la hacemos, que la empujamos a más somo sino toda la cultura, una parte importante de la cultura nacional. Hay que pesar sobre los hombros de los que hacemos la revolución todo el peso humano que significan las cuatro letras que forman el nombre de la nación: CUBA y hay quien dice que al llegar Colón cuando el descubrimiento, de los múltiples descubrimientos que ha tenido la isla, porque supongo que quienes la descubrieron antes pudieron ser los abórígenes que encontro Colón, pero hay quien afirma que hubo otros aborígenes y que todos los que poblaron Cuba antes de Colón, eran personas tan sugerentes y dinámicas como los que Colón encontró cuando pisó nuestra tierra y digo nuestra, porque el suelo americano pertenece a lo que vivimos en él, pero también a los que quieran venir a él y a tantos que calleron haciendolo libre que no nacieron en estas tierras que le debemos, casi al mundo entero nuestra libertad, pero a ciencia cierta y volviendo al tema la cultura nos caracteriza como r e v o l u c i o n a r i o s y como tal tenemos que comportarnos, la llamó Juana y si hubieramos mantenido ese nombre los habitantes nos llamaríamos juanelos y no cubanos.

    Hoy nos caracteriza la firmeza de los que en el recorrido histórico, desde que los aborígenes cubanos comenzaran a luchar contra el invasor, cuando la ocupación por España y pasando por los que daban candela a los bohios o se concentraban en palenque para que los devolvieran al Africa y luchaban contra perros y machetes por ser libres y hasta los que un día asumieron el nombre de cubanos e iniciaron con Céspedes, libres y esclavos las luchas por una Cuba independiente que tuvo que vertirse mucha sangre y morir mucha gente hasta que las huestes de Fidel Castro nos hiciera libre definitivamente en el siglo XX, el primero de enero de 1959.

    Por eso creo y por las generaciones que la soñaron libre, es que hay poetas y cantores, por los que hay médicos y gente de bien que se van a cualquier parte a dar su vida por la libertad y la independencia, como aquellos que fueron al Africa negra a devolver un poco del sacrificios que resultó de la mitad de nuestra composción etnica y !qué mitad!, de la que resultó el tambor, la incapacidad de ser esclavo, la intransigencia y que decir del heroismo de los índigenas que no dejaron ninguno ni para muestra, cuando a través de la historia descubrimos que Cuba contaba a la llegada de Colón con 200 000 inígenas y que al cabo de casi dos siblos la población se redujo a unos pocos migrantes españoles, animales y esclavos africanos que no sumaban en su conjunto la mitad de los que inicialmente habitaban la isla y que llegaramos a tener tanta Historia nacional y que fueramos tan influyente y que llegaramos a tener uno de los poetas y patriotas más grande de toda la América en José Martí.

    Por eso y más, hay oportunidad de tener en Cuba el Centro Pablo y de tener oportunidad de reunir en Casa de las América a tanta gente e irse a Mar del Plata con un grupo de argentinos, que son la esencia del continente, a celebrar como se celebra entre hemanos una tertulia y a celebrar que cuba es el hemisferio, lo que tanto amamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .