Gales 2014


Sara Rosenberg
Cumbre de la OTAN en Gales

Cumbre de la OTAN en Gales

Veintinueve criminales posan para la foto. El gris plomo predomina

y en el riguroso orden monetario de la usura sonríen satisfechos.

 

Acaban de salir de un despacho decorado donde han firmado que habrá guerra

y miles de inocentes asesinados gracias a valiosas bombas de última generación.

 

La bolsa subirá y las acciones disparadas  llenarán más el bolsillo de socios y amos.

Es tiempo de disfrutar la impunidad. Cumplieron con esmero su tarea sangrienta.

 

Se trasladan después a una gran explanada, levantan las cabezas asesinas y observan los aviones que vuelan con los vientres brillantes listos para matar.

 

Veintinueve sonrisas y muchos aplausos celebran los crímenes que se han tejido

mientras en el cielo las patrióticas estelas de humo de colores anuncian ganancia.

 

En la televisión sus caras sonrientes que las fotografías congelan y reproducen

en infinitas portadas para nosotros –los idiotas- que los alimentamos cada día.

 

Una fuerza de intervención rápida será lo más útil para saquear el gas y acabar

con miles de civiles desarmados que no cotizan en la banca  y vivos no dan rédito.

 

En el despacho han diseñado al fantasma con banderas negras, cuchillos y mucho gore. El fantasma seguirá vendiendo su petróleo barato y comprando armamento.

 

Sonríen los veintinueve criminales de la OTAN. No hay negocio más rentable que la muerte. Planean reconstrucciones de la destrucción, empresas y tecnología punta.

 

Sonríen, sin entender que abajo, en la tierra y desde abajo, la humanidad cava

su tumba. Cuando ya no hay nada que perder más que las cadenas y el miedo.

 

Sonríen congelados en las fotografías que dan cuenta de un momento histórico

en el comienzo de un siglo que será recordado por el furor del negocio de la guerra.

 

Mientras una mujer recoge de los escombros el cuerpo de su amado, mira al cielo

y canta esta historia del crimen vencido, para que nunca se olvide y sean juzgados.

6 pensamientos en “Gales 2014

  1. Cierto «para estos sátrapas no hay negocio más rentable que la muerte» de los inocentes claro. Cada vez se parecen más a Hitler y sus patrocinadores, las oligarquías alemanas ,que vieron la oportunidad de enriquecerse fabricando y vendiendo armas para dominar al mundo y arramplar su apetecible «botín de guerra»

  2. Ahora que la sociedad del bienestar está en crisis como consecuencia de la superproducción, el endeudamiento privado, el austericidio y el agotamiento de los recursos, le ha llegado el turno a los modelos de saqueo y estados de fuerza mayor provocados, ya sea a través de la ingeniería financiera, la ingeniería fiscal, la ingeniería bélica o la ingeniería medicofarmacéutica (uno de los proyectos en cartera de los 28 es la privatización de la sanidad en la UE a través del acuerdo de libre comercio con Estados Unidos y en contra de sus propios pueblos). La foto de Sara cada día nos recuerda más a Chicago años 20.

    A menos que entren en escena nuevos actores en la UE, USA y resto de naciones del primer mundo, conquistando las instituciones y poniendo en práctica políticas públicas al servicio de los derechos humanos, la sociedad del bienestar (cuestionable en algunos aspectos) no pasará de ser un breve paréntesis en la historia de la Humanidad.

  3. En realidad nadie puede creer les preocupe los que van a morir,
    en esos momentos piensan en las perobables ganacias de las
    acciones que poseen en la industria de la guerra.
    De todas formas sus familias no van a la guerra.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.