¿Por qué Cuba puede hacer tanto contra el ébola?


Ángel Guerra Cabrera

Médicos-cubanos-en-Sierra-Leona-580Cuba está realizando una aportación mayor de personal sanitario al combate del ébola en Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry –los tres países invadidos por la epidemia- que ningún otro estado en el mundo. El complejo mediático que usualmente dispara sin pausa mentiras y calumnias contra la isla no ha tenido más alternativa que reconocerlo puesto que es imposible ocultar un hecho de tan extraordinaria relevancia relacionado con el enfrentamiento a una enfermedad que se ha vuelto noticia de primera plana y que si no es frenada a tiempo puede convertirse en una pandemia global, como alertó Raúl Castro.

El secretario de Estado John Kerry, que nunca ha pronunciado una palabra amable hacia La Habana y jefe de una política exterior que cada vez aprieta más duro la asfixiante tuerca del bloqueo tuvo que reconocer el aporte cubano.

El The New York Times va más lejos pues días después de haber reclamado editorialmente el restablecimiento de las relaciones diplomáticas Estados UnidosCuba y el eventual levantamiento de la medida punitiva –no sin hacer algunas alegaciones infundadas-, publica una nueva entrega  titulada “La impresionante contribución de Cuba a la lucha contra el ébola” (http://www.nytimes.com/2014/10/20/opinion/la-impresionante-contribucin-de-cuba-en-la-lucha-contra-el-bola.html)  en la que lamenta que Washington, “primer contribuyente financiero” en esta lucha  no tenga vínculos diplomáticos con La Habana, “dado que Cuba podría terminar desempeñando la labor más vital”. El editorial propone que Estados Unidos dé cabida en un centro médico especial que ha habilitado en Monrovia –capital de Liberia-  a los trabajadores sanitarios cubanos que eventualmente puedan ser contagiados con la enfermedad y contribuya de ser necesario a su evacuación. El diario censura que las autoridades estadunidenses “insensiblemente”, se han rehusado a indicar si estarían dispuestos a brindar algún tipo de apoyo y termina dando la razón a Fidel Castro cuando en una columna publicada en Granma expresó la disposición de Cuba a colaborar “gustosamente” con Estados Unidos en aras de enfrentar la epidemia(http://www.cubadebate.cu/especiales/2014/10/18/articulo-de-fidel-la-hora-del-deber/#.VEgAOyKG9uR).

Posteriormente, el martes 21 de octubre, voceros del Departamento de Estado dijeron que Estados Unidos estaría dispuesto a colaborar con Cuba en el combate al ébola pero sin especificar cómo.

Es pertinente puntualizar que, independientemente de las particularidades del ébola y de la grave amenaza para la vida de millones de personas que significaría su eventual propagación, Cuba no está haciendo nada que no haya hecho antes.  Desde el triunfo de la Revolución, la solidaridad con los demás seres humanos ha sido siempre un principio cardinal de la educación y la cultura política en la isla, correspondido en la práctica con innumerables acciones de solidaridad internacional en el curso de los años, particularmente en el campo de la salud pública. Sin ir muy lejos, la acción de la brigada médica cubana en Haití, apoyada por médicos haitianos y latinoamericanos formados en Cuba, fue decisiva para frenar la extensión de la tremenda epidemia de cólera en ese país.

Esto solo es posible porque la Revolución ha construido un sólido sistema de salud pública cuyo principio ético básico es que no hay nada más importante que la vida de un ser humano. Podrán faltar medicamentos y equipos cada vez más negados por el bloqueo pero la calidad humana y científica del personal sanitario cubano sigue asegurando que los índices de salud de Cuba sean los mejores de América Latina y varios de ellos superiores a los de Estados Unidos.

No ha de extrañar a nadie que en la isla existan miles de voluntarios dentro del personal de salud para partir a combatir el ébola ni que los cientos de médicos y enfermeros cubanos involucrados directamente en la lucha contra la enfermedad estén apoyados en labores preventivas por más de 4000 compatriotas trabajadores de la salud que laboran  actualmente en 32 países africanos desde mucho antes del estallido de la epidemia.

La celebración, en La Habana, de la cumbre de la Alternativa Bolivariana para los pueblos de Nuestra América(Alba) dedicada a preparar a sus miembros para prevenir y combatir el ébola, y proteger sobre todo a los países caribeños más vulnerables, complementa las acciones iniciadas por Cuba. El Alba ha invitado a convocar una reunión de ministros de salud de la Celac, que seguramente contribuirá a crear una red regional de protección de nuestros pueblos contra esta y otras epidemias.

Twitter: @aguerraguerra

21 pensamientos en “¿Por qué Cuba puede hacer tanto contra el ébola?

  1. Ayer estuve en el hospital de 26, en Ciudad de las Habana, los capitalinos sabrán de que hospital hablo, fui a buscar una compañera que estaba ingresa, increible, si menciono todo lo que pude ver este artículo se volvería risible.. ¿en casa del herrero cuchillo de palo? ¿estamos preparados en Cuba para una epidemia de Ebola?

  2. Yo he ido a varios hospitales con mi madre y mis hijos y lo que he podido ver me enorgullece, te nombro dos: Comandante Manuel Fajardo y Luis de la Puente Uceda, al igual que mi consultorio del médico de la familia y cada vez que he tenido que ir al policlínico Rampa que es el que me toca.
    Problemas puede haber muchos, Martí dijo:
    “El sol quema con la misma luz que calienta. El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan más que de las manchas. Los agradecidos hablan de la luz”.

  3. Hay muchos Hospitales con problemas..es verdad…problemas de limpieza, de pintura…falta de insumos..etc….
    Pero hasta ahora no le ha faltado al enfermo de cáncer sus sueros, ni radiaciones…
    Al sordo..su implante coclear…
    Al diabético su heberprot P y demás medicinas y aditamentos..
    AL enfermo del corazón su ejecicios, medicinas, implantes y demás…
    ….

    ….
    y un largooo etc….
    Uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde….pero yo lucharé hasta mi muerte para no perderlo.
    saludo.

  4. Coincido con Tommy. Añado que donde vivo, en una provincia cubana, nunca he tenido que llevarla nada a ningún médico para que me trate. Y siempre me han atendido bien. Nunca nadie me dijo cuanto costaron mis 3 operaciones en una rodilla, cuando pequeño. O el tratamiento a mi primo que es esquizofrénico y recibe una pensión por invalidez.
    Y en mi ciudad, en estos momentos hay 3 hospitales en reparación, de 5 que existen.

  5. EN EL AÑO 2003 ESTUVE CON MI HERMANO INTERNADO PRIMERO EN EL SPAT LA PRADERA,ESTUVIMOS PARANDO EN LA CASA DOS AL LADO DE DONDE PARABA MARADONA LA ATENCION EXELENTE,EN TODOS ORDEN ,,LUEGO FUIMOS POR ESTUDIOS A LA CLINICA CIRA GARCIA DONDE LA ATENCION MEDICA,ENFERMEROS Y DEMAS PERSONAL LA ATENCION UNA MARAVILLA DESDE ARGENTINA NO HAY PALABRAS,PARA TODO LO QUE RECIBIMOS ,,HA Y EL VIAJE POR LA CUBANA EXCELENTE,,DESDE ARGENTINA MIS FELICITACIONES A TODOS LOS MEDICOS Y ENFERMEROS CUBANOS QUE ESTAN REPARTIDOS POR EL MUNDO DANDO VIDA,,,,,,,PORQUE CUBA EXPORTA VIDA,,,,,,,BAROTTO VICTOR,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,SIGAN REPARTIENDO VIDA ,

  6. Excelente la respuesta de Iroel al comentario de RSL. Algunos cubanos están muy desubicados a la hora de valorar el sistema sanitario de una nación pobre (en materias primas) del tercer mundo y bloqueada por el mayor imperio de la Historia, que gasta nada menos que el 10% del PIB en la protección de la salud. Pero más grave todavía resulta la desubicación a la hora de valorar los sistemas sanitarios del mundo capitalista, sobre todo los del primer mundo.
    Mientras la enfermedad es un problema grave en la sociedad cubana, que consume muchos recursos, que provoca dificultades a la hora de adquirir insumos en el mercado mundial, que ocasiona sufrimiento y secuelas y que siega prematuramente la vida de ciudadanos, de ahí que se dedique una parte significativa del PIB a combatirla, en que es justo destacar el esfuerzo dedicado a su prevención y, sobre todo, a la promoción de la salud, en el mundo capitalista se podría llegar a la conclusión de que la enfermedad es una bendición, a juzgar por el modo en que proliferan los hábitos de vida poco saludables, por la cantidad de sustancias nocivas para la salud que son permitidas (muchas de ellas producidas por las grandes corporaciones que tienen una relación directa con el sector como fabricantes de fármacos), por el carácter iatrogénico de muchos medicamentos y protocolos médicos, por los pocos recursos que se dedican a la prevención de las enfermedades y la promoción de la salud, por la cantidad de personas que transmiten enfermedades graves (como el sida y la hepatitis C) sin recibir el menor apoyo del sistema sanitario en el diagnóstico precoz de su problema y, por qué no decirlo, las enfermedades de diseño (cada día más frecuentes y demoledoras).

    Los gobernantes de las naciones capitalistas parece que han logrado el consenso a la hora de hacer de la enfermedad un estilo de vida y de la medicina reparadora el negocio más rentable con diferencia. Del “ojalá nunca nos necesite”, se ha pasado al “viva feliz, sin preocupaciones, y deje en nuestras manos cualquier problema de salud, tenemos la solución”. No hay más que consultar las estadísticas sobre morbilidad y mortalidad para llegar fácilmente a la conclusión de que lo logrado por los tejedores de paños reales no es otra cosa que la sustitución del derecho a la salud por el derecho a la enfermedad (con el asombroso coste social y económico que ello representa) y el negocio más lucrativo con diferencia. No cabe la menor duda de que esta es la razón de que los médicos cubanos desplazados a misiones por todo el mundo sean tan mal acogidos por la clase médica nativa, que ve en su actuación una competencia desleal y, por tanto, una amenaza para el éxito del modelo y de su estatus económico.

    En el ébola volvemos a tropezarnos con la doble moral del imperio capitalista, pues existen claros indicios de que la enfermedad es otro engendro más de laboratorio, tal vez del laboratorio de armas biológicas del hospital de Kenema (Sierra Leona), asociado con la universidad de Tulane (Nueva Orleans) y el Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas del Ejército de EEUU. Si sospechoso fue el derribo del avión Boeing 777 de Malasia cuando volaba en el espacio aéreo de Ucrania, por servir de pretexto para declarar terroristas a los que se rebelaron contra el golpe de estado neonazi, más lo fue todavía por el hecho de que viajaban algunas de las máximas autoridades en la lucha contra el sida y el ébola, entre ellos Glenn Thomas, que estaba al corriente respecto de la investigación del virus para la obtención de una nueva enfermedad de diseño (como lo había sido el sida). Su pleno conocimiento y oposición a tales experimentos pudo hacer realidad que aquel día acabaran con dos pájaros de un tiro.

    Hay otro ejemplo significativo que puede consultarse en la Wikipedia, el de William Donald Hamilton, una de las máximas autoridades en biología evolutiva del mundo : “Es importante mencionar que Hamilton murió de malaria en África (Congo) cuando realizaba investigaciones sobre el origen del VIH (SIDA). Su trabajo consistía en recolectar excrementos de chimpancés, ya que este primate es huésped del virus. Sin embargo no le afecta, ya que desarrolla anticuerpos para superarlos. Lo más importante de este trabajo era demostrar la teoría que propone que el sida surgió en los años 1950 debido a programas de vacunaciones (poliomelitis) mal desarrollados y que este hecho está siendo encubierto por intereses económicos. “ El hecho de utilizar órganos de primates con los que compartimos el 98% del ADN en la elaboración de las vacunas no sólo no fue un acierto sino que se convirtió en el procedimiento ideal para transmitir enfermedades animales a la especie humana, lo que pudo lograrse al probar la vacuna en miles de ciudadanos africanos. Si algo hay que destacar del sida es que ha hado y sigue dando muchos dividendos al sector sanitario. Como negocio, nadie puede discutir su rentabilidad. Quiero creer que a RSL no le gustaría convertirse en una rata de laboratorio ni que lo declararan cliente del año en algún centro sanitario capitalista.

  7. Iroel;

    Y esos que no tienen fe en su tierra , con las luces y las sombras, con mas luces que sombras, son hombres de siete meses, como bien dijo nuestro José Martí.
    Y conforme vemos un hospital o centro hospitario con muchas necesidades materiales, que solamente los ciegos saben las causas o no las quieren saber,pero aun con esas dificultades cuando una persona en Cuba, no importa color, posición social, si es universitario o con nivel de secundaria, jóven o Viejo, dirigente o no, inclusive si quiere el socialism o no lo quiere, y a esa persona le tienen que poner un medicamente que vale miles dólares o hay que buscarlo en cualquier lugar de este mundo, se le busca y no le piden nada a cambio.

    Esa es la verdad verdadera que algunos sietemesinos no quieren conocer o no les interesa conocer o se prestan a las mentiras.
    Saludos
    Sergio

  8. Dios, que forma tan brutal de tergiversar los contenidos y de tildar de contrarevolucionario y apatria todo aquel que tiene la osadia de criticar lo suyo. ¿tengo que ponerme obligatoriamente vendas en los ojos y dejar pasar a mi lado las deficiencias del sistema en el cual vivo? Darle de lado y obviar los problemas que tenemos es el daño más grande que le hemos hecho al sistema socialista Cubano, la ignorancia, el ataque contra el que critica lo mal hecho. Mi amiga que estuvo ingresada y yo dimos durante muchos años muchas cosas por la revolución, sacrificamos parte de nuestra juventud, y no pudimos hacer otra cosa que mirarnos y sentirnos tristes del estado critico de ese y otros tantos hospitales. No sigamos haciendo del capitalismo un mounstro, mounstros son las personas o la incapacidad de las personas, que de eso tenemos en todos los lugares. Países capitalistas como Suiza, Canada, tienen sistemas de Salud gratuitos y los opositores también tienen derechos, y el sistema de salud y las condiciones nos superan con creces. Iroel, Martí dijo muchas cosas, si con calma busco encontraría frases que responderían a su comentario, pero no uso al Maestro como mi defensa, es demasiado grande su ejemplo para adaptar sus palabras a casos puntuales.
    Saludos

  9. Tergiversar? No he visto las palabras contrarrevoliucionario y apátrida en ningún comentario.
    Nadie te ha pedido tampoco pongas vendas en tus ojos.
    Pero es interesante que de un hospital saques la brillante conclusión: “No sigamos haciendo del capitalismo un mostruo”.
    No hace falta, él se muestra solo: EE.UU. envía marines contra el ébola y Cuba envía médicos; mientras Bolivia y Venezuela ya portaron 1 y 5 millones de dólares respectivamente para enfrentar la epidemia ¿me puedes decir cuánto han aportado Suiza y Canadá?
    Suiza y Canadá son países del Primer Mundo que hace siglos npo han sufrido guerras ni bloqueos ¿Tienes agún ejemplo del Tercer Mundo que se pueda comparar en servicios de salud con Cuba?
    Martí dijo muchas cosas. Entre ellas, como recuerda Sergio, que los que no tienen fe en su tierra son hombres de siete meses.

  10. Mandar marines no los convierte en mounstros, para nada, más si el objetivo de ellos es proteger los establecimientos médicos que se están instalando en los lugares más afectados; la complicada situación que existe allí puede desatar un caos, y dísimiles revueltas que no sabríamos a ciencia cierta cuales serían sus resultados, las constribuciones de EEUU son millonarias, y los primeros médicos que llegaron a Africa, sin incluso solicitud de la ONU de OMS fueron norteaméricanos
    . Los problemas de nuestros hospitales, no tienen ni tendrán que ver nada con guerras ni con bloqueos, tienen que ver con las personas. Las cosas que yo vi no tienen nada que ver con nuestra crítica situación económica, reitero, no hay justificación para eso, y mientras no seamos capaces de también hacer artículos que relaten, critiquen y exijan mejorar esa situación, seguiremos lloviendo sobre mojado, y a la postre, seguirá afectado: el pueblo.
    Saludos

  11. Nada de lo que dices responde mis preguntas.
    Lo que haces: Defender a los marines de USA -que tienen en su haber cientos de miles de muertos en Iraq y Afganistán pero no son monstruos- y criticar la salud cubana a propósito de la ayuda cubana contra el ébola -que ha salvado millones de vidas en los entornos más pobres del planeta- es una linda manera de defender a nuestro pueblo, congratulations.

  12. No he defendido a nadie, digo la verdad, pues de la verdad deberían vivir los hombres y no del lado del cual mejor se sientan. No me entenderás, diga yo lo que diga, y seguirás en una burbuja, por el simple hecho de que tu mentalidad no está lista para aceptar que no somos el ombligo del mundo, y que estamos con muchas más problemas de los que deberíamos tener en más de medio siglo del mismo sistema social y político. Tu mentalidad no cambiará, o bien porque tu formación no te lo permite, o bien porque no te conviene o bien porque los procesos naturales que deberían suceder no suceden para que cambies. Saca tiempo de tu agenda tan apretada y te invito a que te des una vuelta conmigo por el hospital de 26, u otro cualquiera de los municipios de la Lisa o 10 de Octubre o Cerro, entremos, conversemos mientras lo recorremos por dentro de nuestros puntos de vista, de tus razones y las mías, y cuando terminemos ayudame a entender mejor nuestra situación y yo te ayudaré si puedo a entender mis puntos de vista. Dime una hora y un lugar, y estaré allí sin falta, o dime un teléfono donde llamarte para ponernos de acuerdo.

    Saludos

  13. No hay que hacer tanto, sólo ten el valor de identificarte por tu nombre y apellidos. Por cierto, el Clínico de 26 está en Nuevo Vedado, no en 10 de Octubre ni La Lisa.
    La primera mentalidad que necesitas es ética para no esconderte detrás de unas siglas.
    No hay peor burbuja que creer que los marines son buenos y los hospitales cubanos son malos.
    En cuanto a la salud cubana en comparación con otros países puedes leer aquí lo que dicen las estadísticas: https://lapupilainsomne.wordpress.com/2013/11/26/una-gran-mentira-y-algo-mas/

  14. Olvidalo, es imposible razonar, como en Conducta: “no has entendido nada”, y te fuiste por donde no era. Mi identidad no significará nada.

  15. En una cosa hay que darle la razón a RLS: no se puede tildar de contrarrevolucionario y apátrida a quien tiene la osadía de criticar lo suyo, a condición de que sea una crítica constructiva y que se sepan contextualizar los problemas. Sin embargo, la suya es una crítica destructiva. Aunque no lo dice abiertamente, es más que evidente su postura contrarrevolucionaria: “estamos con más problemas de los que deberíamos tener en más de medio siglo del mismo sistema social y político”. De poco sirve que la propia OMS elogie las virtudes del modelo sanitario cubano. Incapaz de percibir los problemas domésticos sanitarios como el lógico resultado de la escasez de recursos, del bloqueo criminal y del empeño de las autoridades cubanas para que no se agraven las desigualdades (de ahí que un médico cubano perciba un salario mensual de unos 20 dólares), prefiere defender modelos sanitarios cuyo objetivo no es velar por el derecho a la salud de los ciudadanos sino por el derecho a lucrarse de una minoría privilegiada haciendo de la enfermedad un estilo de vida y de la medicina reparadora el negocio más rentable del mundo.
    ¿ Qué podríamos esperar de un señor que elogia la presencia de marines en una región del tercer mundo que tiene un grave problema sanitario? Esos primeros médicos que USA mandó a la zona antes que llegaran los cubanos seguramente podrían brindar una información muy valiosa sobre el origen del ébola. Iroel, este pobre hombre sigue sin percatarse de que la heroica presencia del personal sanitario en las naciones donde se ha desatado la epidemia de ébola no es para marcarse un farol (como tampoco lo fue la guerra de Angola) sino para impedir que la humanidad se enfrente a un problema sanitario como el del sida, que es lo que ocurriría si la solución se dejara en manos de las grandes corporaciones médico-farmacéuticas y de los gobiernos que velan por sus intereses. Es en ejemplos como este donde uno puede apreciar la grandeza del socialismo cubano, siempre dispuesto a defender los derechos humanos de los seres más vulnerables, aunque ello implique asestarle patadas al avispero y, por tanto, provocar una actitud más beligerante por parte de las grandes potencias imperialistas.
    Me temo que RLS es otro cobaya más, no un cobaya de la industria médico-farmacéutica capitalista (gracias a que vive en Cuba, si hemos de creerle) sino un cobaya de falsimedia, de ahí que vea a Estados Unidos como el gran policía mundial de la democracia, las libertades y los derechos humanos. Debe ser gracias a ello, a sus cientos de bases militares estratégicamente colocadas, a sus grandes corporaciones, a sus poderosos medios de comunicación que desde los años 60 al momento actual la brecha entre los países del tercer mundo y los países ricos ha pasado de ser de 1/30 a 1/80 (de 30 a 80 veces mayor a favor de estos). Otro asunto no menos censurable es el modo cómo lo han logrado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.